Ilustración: RobertikoRamos

En cifras: la (des)igualdad de género en Cuba (+ Gráficos)

Por Claudia Padrón Cueto

En febrero de 2019 la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) publicó los resultados de la última Encuesta Nacional sobre Igualdad de Género (2016). Ahora sabemos que el 80 % de la población cubana cree que existe la violencia de género, aunque casi nunca la considere un obstáculo para el desarrollo pleno de las mujeres.

Tremenda-Nota-TN-2018

En un país donde se ha minimizado la violencia hacia la mujer –no abundan las estadísticas sobre el tema, no hay ningún crimen llamado feminicidio–, el 15 de febrero de 2019 se hizo pública la primera Encuesta Nacional sobre Igualdad de Género.

Desde 1988, hace casi 30 años, no se había repetido la encuesta.

En el sondeo más del 80 % de los entrevistados reconoció que, en efecto, sí existe la violencia hacia las mujeres en Cuba, que son las del Oriente del país las más afectadas, y que se mantienen estereotipos machistas sobre el rol de la mujer en la familia y la sociedad.

La encuesta, que fue elaborada por especialistas del Centro de Estudios de la Mujer y del Centro de Estudios de Población y Desarrollo, se aplicó a 19 189 personas de 15 a 74 años en todas las regiones del país.

De los entrevistados 10 698 fueron mujeres. Mujeres que tienen acceso al aborto gratuito, reciben salarios igualitarios y cuentan con la licencia de maternidad más extensa de la región. Las mismas a quienes se prohíbe asociarse más allá de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) o cuyo trabajo doméstico no repercute (según las cuentas oficiales) en ningún indicador económico.

Los mitos sobre género

El estudio corroboró prejuicios sociales sobre los trabajos considerados «correctos» o no para una mujer. Asimismo, dio luces sobre la distribución de las tareas domésticas y las relaciones de dependencia económica y sexual dentro del hogar.

Por ejemplo: el 39,6 % de las mujeres encuestadas y el 43 % de los hombres siguen valorando la violencia entre los miembros de la pareja como un asunto íntimo. Frases que naturalizan y justifican la violencia de género («algo hizo ella para merecerlo», «entre las parejas nadie debe meterse») fueron recurrentes en las respuestas de la muestra encuestada.

Casi dos tercios de los encuestados (67 %) culparon exclusivamente al consumo de alcohol como causa de la violencia machista, uno de los mitos más arraigados en la sociedad cubana. Asimismo, otro de los prejuicios más peligrosos «detectado» asegura que la mujer soporta el maltrato «porque le gusta o quiere» (60,6 % de las personas encuestadas).

Dónde encontrar ayuda

Aunque en Cuba no existen políticas públicas contra el acoso callejero, ni los feminicidios están tipificados como crímenes dentro del Código Penal, el 88,7 % de la población cubana considera que en el país se aplican leyes que protegen a las mujeres y que existen políticas y acciones específicas favorables al género femenino.

Por otro lado, solo el 68,6 % de la población cree que las mujeres reciben apoyo de las organizaciones de la comunidad para resolver sus problemas. Sin embargo, menos del cuatro por ciento de las mujeres víctimas de violencia en su relación de pareja ha acudido a alguna institución o servicio a pedir ayuda, especialmente a la policía, a la fiscalía o a las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, de la FMC, entre otras instancias.

 

Los problemas nuestros de cada día

Dentro de sus hogares, las mujeres cubanas hallan uno de sus principales conflictos: producir en condiciones de carencia. En esta isla caribeña las cubanas dedican 14 horas semanales más que los hombres a las labores domésticas y de cuidado a personas necesitadas o dependientes como niños y enfermos. Lo hacen en un contexto signado por los bajos ingresos, las dificultades para transportarse y la precariedad de las viviendas.

 

Aunque la violencia de género no fue calificada como uno de los principales obstáculos para el desarrollo pleno de las mujeres –salvo en el Oriente del país donde sí se percibió como un conflicto notable–, el 26,7 % de las mujeres ha sido víctima de alguna de las manifestaciones de violencia en su relación de pareja en el último año.

 

Percepción de los derechos de las personas  LGTBI+

A pesar de que no salieron a la luz durante los debates parlamentarios –cuando se discutía el polémico artículo 68 del anteproyecto constitucional–, ni fueron difundidos en los medios de prensa, esta encuesta también demostró avances en la aceptación de los derechos de las personas LGBTI+.

Si en 1988 solo el 23 % de los cubanos opinaba que las personas que tienen relaciones sexuales con otras de su mismo sexo deben tener iguales derechos que las heterosexuales, para 2016 ese número creció hasta el  77 %. Las mujeres, sobre todo, expresaron mayor aceptación hacia los grupos LGBTI+.