La primera «trieja» cubana que sale a la luz pública para promover el poliamor: «Somos una relación seria, establecida»


15,524 Vistas
Lisandra, Yohandry y Sheyza (Foto: Nelson Julio Álvarez Mairata)

«Buscar un apartamento para 3 es algo de lo más complicado que hay», cuenta Sheyza, de 25 años y médica de profesión. Solo 2 meses llevan viviendo en un alquiler en La Víbora.

La casa donde viven Sheyza, Yohandry, también médico, de 26 años, y Lisandra, de 24 años y enfermera, está perfectamente distribuida. A pesar de eso, Yohandry piensa todos los días en una cama tamaño King, con suficiente espacio para dormir plácidamente los 3.

La trieja formada por estos jóvenes ha escandalizado familias, erotizado a amigos y destapado la envidia.

La distinción

«Es preciso hacer una clara distinción», Yohandry cuenta, sentado en el sofá de la sala entre Lisandra, la más alta, tímida y celosa y Sheyza, la más bajita de los tres y la más espontánea.

«El trío es lo que se conoce más como la relación sexual entre tres personas, sean el sexo que sean. Es un acto exclusivamente sexual, esporádico, que no perdura en el tiempo. En cambio, la trieja es una relación sexo-afectiva. Algo más formal, más allá del sexo. Un largo camino, un viaje, como le decimos nosotros», explica.

A la pregunta de cómo empezó todo, se miran y sonríen. Entre los tres rememoran la historia: «Estamos como trieja hace 1 año y 5 meses», dice Sheyza.

«Cuando conocimos a Lisandra llevábamos 5 años», añade Yohandry. Continúa hablando Sheyza: «Antes de conocer a Lisandra, nosotros hacíamos tríos o teníamos sexo con personas por separado. Una relación abierta. En mi caso, con una muchacha o muchacho».

Yohandry y Sheyza se conocieron en la carrera de medicina. El noviazgo estuvo atravesado por celos, infidelidades, dudas, discusiones. «Entonces decidimos probar cosas nuevas», dice Yohandry.

Una noche Sheyza le comentó de la posibilidad de que alguna de esas personas perdurara más, compartiera vida con ellos. Ninguno sabía nada del poliamor.

La culpa al final es de «Cupida»

«Entonces conocimos a Lisandra por una ex de Yohandry que después fue ex de los dos», Sheyza recapitula y los tres se ríen.

«También fue mi ex», Lisandra habla por fin.

«Conclusión, es una ex de todos. Por esa amistad en común es que nos encontramos», agrega Sheyza.

«Nosotros le decimos “Cupida”», bromea Lisandra. Ella es enfermera de neonatología en un hospital de La Habana. En ese lugar conoció a «Cupida». La muchacha había tenido un bebé que nació prematuro y ella lo atendió.

«Todo fue efímero. Ella se dio luego a la tarea de especular acerca de ellos dos, de que yo tenía que conocerlos». Otra vez la risa cómplice tripartita.

«En fin, yo era la enfermera de su bebe prematura y nos texteábamos bajo esa categoría. Un día ella ve un estado de mi WhatsApp y me pregunta si había hecho un trío. Le respondí que sí y ya por ahí comenzó todo», sigue contando Lisandra.

En un intento de desenredar la historia, Yohandry explica que «Cupida» fue su novia en el preuniversitario.

«Ya estando con Sheyza me escribe como para actualizarse de mi vida. Cosas que a veces hacen [email protected] ex. Un día le escribo para presentarle a mi novia. Ella estuvo de acuerdo, concertamos los tres y sucedió. Estuvimos un tiempo así, de trío ocasional. Mucho tiempo después ella salió embarazada y conoció a Lisandra», recuerda.

«Ellos estudiaban en el mismo hospital donde yo trabajaba y nunca antes nos habíamos visto», vuelve Lisandra.

Sheyza y Yohandry ya habían preguntado por la enfermera en el hospital cuando la ex les había mostrado su foto. Pero nadie daba pistas porque Lisandra es de Pinar del Río y llevaba muy poco trabajando allí.

Rotando por la sala de neonatología, en la especialidad de pediatría, es que se la encuentran. Como si fuera un culebrón mexicano, Sheyza explica que la identificó por una foto que «Cupida» le había mostrado.

«Estaba muy diferente a como ahora. En la foto estaba pelirroja, muy maquillada, con un vestido muy bonito. Cuando la vimos estaba pelinegra, con el uniforme de enfermera, ancho, algo formal. En la foto no tenía espejuelos y cuando la vimos sí. En el momento que la vi supe que era ella. Él estaba indeciso y a partir de ahí empezamos a marcar esa sala».

»Un día, finalmente, entré a la sala y me le planté delante, con mucho nervio, eso sí», sigue Sheyza.

Con Lisandra al centro (Foto: Instagram)

«Cuando la vi delante recuerdo que le dije: “Doctora, ahora termino con las historias”. Ella me dijo que no, que no estaba ahí por las historias clínicas». Lisandra se ruboriza.  

Sheyza continúa: «Le respondí que hacía rato la buscaba porque me había fijado en ella. Era lindísima y quería tener una amistad muy especial con ella».

Yohandry esta vez no se mueve, solo las mira. Los ojos le brillan.

Lisandra se quedó sin saber qué decirle, pero por las dudas terminó dándole su número de teléfono. Desde el otro lado de la sala, mientras todo ocurría, Yohandry estaba preocupado por la posible reacción de la enfermera.

«Ya nosotros habíamos tenido otras experiencias, pero eran básicamente gente que conocíamos, nunca habíamos hecho eso con una extraña», reflexiona.

Estuvieron horas, madrugadas enteras chateando entre ellas. A los pocos días Sheyza le preguntó si quería conocer a su novio. «El chinito lindo este que está aquí al lado mío», recuerda. Los tres se vuelven a reír.

Yohandry y Lisandra comenzaron a escribirse. A Sheyza, al tanto de todo, eso le estimulaba. Entre los tres deciden crear un grupo de WhatsApp que se mantiene hasta hoy: «Amores de mi vida».

«El primer encuentro se dio en el mismo hospital. No fue exactamente sexual, más bien calentadera. Fue en el cuarto médico. Después en otro sitio del hospital que debe mantenerse en secreto», dice Sheyza. Yohandry se lleva un índice a los labios, en señal de silencio cuando habla sobre ese sitio.

Pasan unos meses muy intensos entre los tres y deciden dejar el trío ocasional para convertirse en una trieja formal.

La familia, la propiedad privada y el amor

«Comenzamos a alquilarnos desde agosto de este año y ahora estamos aquí. Una casa pequeña, pero súper confortable». En medio de la conversación Yohandry se para y dice que va a hacer café.

«Eso si le queda buenísimo», comenta Sheyza entre risas y añade que Lisandra es experta haciendo dulces. «En cambio, a mí se me dan bien las manualidades. Mi sueño y con el que ellos me van a ayudar, es montar en un futuro cercano una tienda de regalos».

Verlos funcionar a los 3 como una pareja establecida, con metas cumplidas y objetivos muy claros a futuro, no deja imaginar lo que tuvieron que pasar para llegar a este punto.

«La gente decía que para mí iba a ser súper fácil “porque tú eres el hombre”», comenta Yohandry desde la cocina, donde el café comienza a colar, «y no fue así, aunque parezca una relación ventajosa para mí, mis padres no se sienten contentos ni conformes».

«Nuestra relación comenzó a ser más notoria, sobre todo en mi casa. Era donde más no veíamos. Hacíamos como que éramos amigos», comenta Yohandry desde la cocina, a pocos metros de la sala.

«Hacíamos un paripé y poníamos un colchón en el piso del cuarto. Como para que yo durmiera en el colchón», dice Lisandra, mirando en dirección a la cocina.

«Eso sucedía cuando regresábamos del cine, de un bar», apunta Sheyza.

«Con el tiempo empezaron a hacerse muy evidente las miradas, la forma de hablarnos», sigue contando Yohandry.

Lisandra se vuelve a ruborizar: «A él se le iba a cada rato un “Mami” a las dos».

Los padres de Yohandry sabían que su hijo, a veces, tenía relaciones con otras muchachas, pero desconocían que Sheyza estuviera al tanto. Para ellos, Lisandra era una muy buena amiga de Sheyza.

«Un día estuvimos todo el día juntos, en el cuarto, a puertas cerradas y llega Sheyza, toca la puerta del cuarto, la abre, se mete dentro y cierra la puerta. A partir de ese día las cosas cambiaron con mi familia», dice Yohandry mientras sirve el café.

La madre lo increpa poco después y le exige que tenían que dejar la falta de respeto en la casa. También le advierte que su padre hablará con él. Yohandry no supo que decir. Su padre dijo que era una falta de respeto, no con Sheyza, sino con su abuela y con su madre.

«O sea», interrumpe Sheyza, «el padre veía bien que estuviera con un montón de mujeres, en cambio, no veía bien que estuviéramos los 3 concienzudamente».

El papá de Yohandry asume la idea patriarcal de que su hijo sea un «pinga dulce», pero de la puerta de la casa para afuera. El hijo no intenta convencerlo, no discute. Sabe que no van a entenderse. A veces otros jóvenes tampoco lo entienden. Solo les dice que esa muchacha llegó a sus vidas para quedarse: «Voy a seguir saliendo con ellas porque ella también es nuestra pareja, nuestra novia».

La respuesta del padre fue simple: «Puede seguir viniendo a la casa con ustedes, pero el cuarto no puede estar cerrado. No tenemos nada en contra de ella, pero lo que pasó el otro día no puede volver a suceder».

La familia cumplió. Conversaban en la sala eran todos juntos, la puerta del cuarto abierta y adiós intimidad.

«Teníamos que hacer algo. A veces pagábamos un alquiler, una vez al mes, dos. No podíamos continuar así», explica Yohandry.

«Nos dimos a la tarea de buscar un lugar para nosotros, donde fueran nuestras reglas y se respete la convivencia», agrega Sheyza.

En el caso de Lisandra, fue su hermano menor quien primero lo supo. Al principio le chocó, pero hoy sale en ocasiones con ellos. Luego le contó al padre.

«Mi padre es muy neutral», señala. «Mi madre fue un caos total en la casa. Llanto, “yo no quiero, mi niña bisexual, mi niña con dos personas”. Y se enteró porque vio conversaciones del grupo de WhatsApp en mi celular. Se puso muy mal. Hoy te puedo decir que está bastante resignada. Ella no lo entiende, no lo hará».

«A nosotros nos odiaba», dice Yohandry. «Nos decía “la tortillera y el pervertido”».

Para Sheyza, quizás por su carácter jovial, nada fue tan difícil, pero su padre y un hermano mayor todavía no lo saben: «Primero se lo conté a mi hermana, que tiene 30 años. Se quedó muy normal. Me acepta, pero no lo entiende. Ella no conoce a Lisandra personalmente. Luego se lo conté a mi madre. Pensaba que ellos dos estaban juntos y no me daba cuenta. Veía las fotos en redes sociales y me llamaba para cuestionarme cómo era posible, que Lisandra era mi amiga».

Un día se cansó de todo y le dijo lo que pasaba: «Soy bisexual y tenemos una relación los 3». La madre entró en depresión, no quería saber nada de Yohandry. «A raíz de que me enfermé con dengue, Yohandry pudo ir a la casa a cuidarme. Conversaron y ella no lo trató diferente. En conclusión, ninguna de nuestras familias ha interactuado».

(Video: Nelson Álvarez Mairata)

La «compersión»

«Hay amistades mías y de Sheyza que conocían nuestra forma de ser, nuestra relación, nuestros tríos. Conforme la trieja se fue consolidando, comenzamos a decirlo, a presentarles a nuestra novia. Las amistades más cercanas lo tomaron muy bien», dice Yohandry y termina de tomarse su café.

«A mi mejor amiga le conté que era bisexual un poco antes de hacerlo con mi madre. Tenía miedo de sentirme rechazada. Ella me aceptó todo. Es uno de mis grandes apoyos», cuenta Sheyza.

«Nos han pasado cosas graciosas de todo tipo», dice Lisandra.

Los 3 siguen intentando que los demás no asuman el sexo como la categoría central de la relación que tienen.

«Somos una relación seria, establecida y no vamos por la vida diciendo lo que somos o lo que hacemos», puntualiza Yohandry.

«También quieren hacer cosas por separado conmigo, con Lisandra. Nosotros conocemos todos los modos. Y nos llegan propuestas de tríos y cuartetos», dice Sheyza y todos se ríen.

Los 3 conocen a las y los ex de cada cual. Afirman llevarse bien entre ellos. Fueron sus primeras seguidoras en Instagram (@syl_poliamor), la red social que utilizan para visibilizar la trieja como una posibilidad más de concretar el amor.

En cuanto a los celos, cada uno asume su postura: Lisandra es la más celosa, Yohandry el del medio y Sheyza «casi nada», dice ella misma.

«Cuando teníamos relaciones fuera de la pareja nos veíamos al final de día y preguntábamos lo que habíamos hecho, cómo nos había ido y llegamos a ese momento a la “compersión” que es lo contrario de sentir celos por tu pareja. O sea, sentir placer cuando tu pareja disfruta con otra persona», explica Yohandry.

«Con Lisandra fue diferente porque no se había deconstruido, no había hecho el viaje, nunca había tenido relaciones de este tipo, venía de la monogamia más dura y pura, añade.

¿Es mejor el sexo entre tres?

«Nosotros tenemos sexo los 3, pero hay días en que uno no tiene ganas, o no está, o está trabajando, y tenemos sexo cualquiera de los 3 entre 2. El que quiera masturbarse se masturba. Usamos juguetes sexuales. La gente piensa que vamos a decir algo maravilloso sobre el sexo entre 3 personas, pero no. A veces estamos los 3 y no tenemos sexo», revela Yohandry.

En cuanto a la protección utilizan el método del coito interrupto. «No utilizamos ningún otro tipo de protección, ni condón, pastillas, nada», dice Sheyza.

A la pregunta de si han pensado ir más allá de una trieja, Sheyza cuenta que, hasta el 15 de noviembre, día en celebraron el cumpleaños de Yohandry, eran solo los 3: «No podía haber nada con más nadie, pero ese día, en la fiesta, Lisandra tomo la decisión, al otro día, de invitar a una chica».

«¡Que en la invitación no tengo que estar yo obligatoriamente!», recalca Yohandry. «Todo se conversa y eso sí, en todo tenemos que estar de acuerdo. Si uno dice que no, un veto, no se hace. Cuando intentamos llegar a un acuerdo esto es como las Naciones Unidas».

La dinámica entre ellos no tiene trabas. Sheyza y Yohandry trabajan en el mismo policlínico, pero en consultorios separados. Lisandra, en el hospital. Duermen juntos en una cama muy pequeña. En lo que uno se asea, el otro prepara el desayuno, la otra se viste.

«En cuanto a los gastos, es una ventaja porque también los compartimos. No tenemos salarios altos. Somos médicos, no hacemos más nada porque no tenemos tiempo, pero salimos aunque no vivimos holgadamente. Al principio me decían que yo debía tener mucho dinero para mantener 2 mujeres y no es así», especifica Yohandry.

«Siempre nos preguntamos qué pensará la gente de nosotros», se cuestiona Lisandra.

«Nosotros no nos damos besos entre los 3 en la calle. Pero si entre nosotras o con él indistintamente. Y la gente pasa, nos ve y como que dicen “aquí hay algo raro que no entiendo”. Al final disfrutamos todo eso», dice Sheyza.

«Ahora mismo todos los proyectos que pensamos son comunes. Queremos casarnos, una boda simbólica, porque sabemos que aquí no se puede», cuenta Lisandra. Y añade: «También queremos tener hijos, uno cada una».

«Tenemos el sueño de estar las dos embarazadas a la misma vez», dice Sheyza, y las dos miran a Yohandry.

Los 3 han investigado mucho sobre el tema del poliamor y especialmente sobre las triejas. Respecto al Código de las Familias, lamentan que no se vea reflejado el poliamor como forma de relación. 

«Si todavía estamos luchando porque se permita el casamiento entre personas del mismo sexo, ¡imagínate una trieja!», observa Lisandra. 

Comments (42)

  • Avatar

    Syl_poliamor

    |

    Siganos en instagram para que sepa.saluditos😘

    Reply

    • Avatar

      Ale

      |

      Muchas gracias por demostrar que el amor es expansivo e inclusivo. Orgullo de que aquí en nuestro país existan personas como uds. Abrazos.
      Me gustaría conocer alguna web o página cubana donde se hable se comente sobre los distintos tipos de relaciones de amor que hoy existen aquí en Cuba.

      Reply

  • Avatar

    Lisy

    |

    Felicidades por su amor y valentía nosotros también somos una trieja y realmente nos importa poco lo que diga la gente saludos José Lisy y Carlos

    Reply

    • Avatar

      Syl_poliamor

      |

      Siganos en nuestra cuenta de Instagram @ syl_poliamor para compartir experiencias.

      Reply

  • Avatar

    Henry

    |

    Una inquietud como se maneja las discusiones internas, por que cuando tienes una sola pareja bueno la discusión es 1 a 1 pero cuando existe un trinomio como se lidia con eso. Simple duda, desde el total desconocimiento

    Reply

    • Avatar

      Syl_poliamor

      |

      Siganos en en Instagram @ syl_poliamor para conocer todos los detalles

      Reply

  • Avatar

    Raisel

    |

    Hola chicos. Me fascinó su historia, “su aventura”. No podía parar de leer. Sobre todo admiro la valentía de los tres al contarlo. Porque ponerle etiquetas a todo? “Las etiquetas para la ropa”…

    Reply

  • Avatar

    Humberto Hernández

    |

    Felicidades,,,, somos u na trieja también,,, saludos de Chanel,, Humberto y Brenda

    Reply

  • Avatar

    Javi95

    |

    Felicidades Bro , gracias por tu historia esto va a ayudar a muchos a dejar los tabúes y a hacer público su amor que hace mucha falta en este país tan sumido en la incultura en especial en el ámbito sexual

    Reply

  • Avatar

    Leidy

    |

    Hola chicos.
    Me encanta que su historia allá salido a la luz quizás de esta manera se empiecen a romper tabúes en este país.
    Estoy con ustedes y los apoyo!!!

    Reply

  • Avatar

    KLM

    |

    También somos una trieja, los apoyamos 100%, Viva el amor.

    Reply

    • Avatar

      Syl_poliamor

      |

      Queremos crear una comunidad de poliamor en cuba contactos por Instagram si desea paticipar del proyecto

      Reply

      • Avatar

        Humberto Hernández

        |

        Somos una trieja,,, nos gustaría participar

        Reply

      • Avatar

        Ale

        |

        Amigos, no hay otra manera de participar e integrarse a esta comunidad que no sea por instagram? Un grupo de WhatsApp o face? Por favor háganme saber.

        Reply

  • Avatar

    Mayde

    |

    Gracias por la valentía de mostrarnos su amor.

    Reply

  • Avatar

    Mile Med

    |

    Hola chicos, yo los apoyo muchísimo; siempre escuché de vosotros puesto q estudié en la misma facultad ya apunto d graduarm.. m alegro que hayan tenido el coraje y el valor d salir hacia adelant con un tema q s tabú en este país!!! Bravo por vosotros y x su felicidad, nosotros tbm; s decir mi pareja y yo hemos tenido esa curiosidad pero no nos hemos lanzado por el miedo q siempre da al inicio😑..en fin d mi part les deseo lo mejor y que cumplan sus proyectos de vida normal y q es algo muy bonito d admirar!! Enhorabuena🤗

    Reply

  • Avatar

    Diógenes

    |

    Que les aproveche.

    Reply

  • Avatar

    Felicidades

    |

    Genial su historia y felicidades por compartirla y permitir que más personas conozcan que el amor no solo es de dos.

    Reply

  • Avatar

    Alberto García

    |

    Muy valientes los tres, muchísimas personas les interesa ese tema, pero por un problema de Tabú en pleno siglo 21, no son capaces de dar el paso. Mucha suerte, salud y éxitos a los tres, felicitaciones

    Reply

  • Avatar

    Un viejo amigo/examigo

    |

    Saludos para los 3, traten de dar la mejor imagen al mundo aunque no los entiendan, no se dejen etiquetar. Yohandry: espero que ya no seas una persona soberbia. En fin, que se cumplan todos sus sueños.

    Reply

  • Avatar

    Enamorada de su historia de amor

    |

    Suerte [email protected] …. les tengo envidia .. jjj envidia de la buena😅 solo eso les diré ….. disfruten su amor 💘

    Reply

  • Avatar

    Mary

    |

    Muy bien por ustedes sean felices ,, cuidense mucho

    Reply

  • Avatar

    Super fan de Yohandry

    |

    Felicidades, esperemos que crezca la familia, un integrante cada año. #Usecondón, protéjase 🤣🤣

    Reply

    • Avatar

      Carlos Michel Hernández

      |

      Felicidades!!! Me encantan las relaciones abiertas, hace algún tiempo estoy investigando sobre el poliamor y aunque nunca he tenido una relación así…me siento muy inclinado a tenerla ya que he sufrido mucho en mis relaciones anteriores por cuestiones de celos, infidelidades, posesividad y lo que considero lo más dañino la dependencia…desde hace 5 años estoy solo…después de una relación de 11 años totalmente monógama en la que no puedo decir que fue mala, sino todo lo contrario, pero me causó muchas dificultades a nivel psicológico para superar el duelo y la dependencia que me causó la misma en el momento de la separación…aunque lo he intentado con otras personas no me siento cómodo a la hora de llevar una relación de pareja con una sola persona

      Reply

  • Avatar

    Idolo de Yohandry

    |

    Felicidades, esperemos que crezca la familia, un integrante cada año. #Usecondón, protéjase 🤣🤣

    Reply

  • Avatar

    Lisandra

    |

    Graciass. tendremos presente su consejo

    Reply

    • Avatar

      Andy

      |

      Muy interesante todo lo narrado me gustaría saber cómo hacen para conoser gente que se moldee a sus mismos gustos usan una página wed páginas sociales o eventos
      Por qué yo vivo en usa pero conosco las restricciones que existen en su país y no creo que se les haga fácil para relaciones tan abiertas

      Reply

      • Avatar

        Lisandra

        |

        Hola . Puedes hacer la pregunta por nuestra cuenta en Instagram?? Gracias
        @syl_poliamor

        Reply

  • Avatar

    Gaviota

    |

    Me encantó. Tienen mi apoyo, qué caramba. Yo no sé si yo podría pero el que pueda, que lo disfrute!

    Reply

  • Avatar

    Yeni nùmero uno

    |

    Muchas felicidades lluvias de bendiciones
    Y que perdure siempre ese amor 💘

    Reply

  • Avatar

    LeoC

    |

    Xq ponen q es el primero,muchos en la Habana y otros lugares hemos o llevamos viviendo así hace mucho tiempo,hay relaciones de 2 o más años ,q por su conocimiento sean los primeros no es así y más hoy en día que nuestro país está aceptando la ideología de SW y BDSM

    Reply

    • Avatar

      Tremenda Nota

      |

      Es la primera trieja que se expone en los medios y las redes sociales con la intención de promover esta opción. Gracias por comentar.

      Reply

  • Avatar

    Eugenio

    |

    La vida es una sola y hay que vivirla sin tapujos, felicidades y son muy valientes al vivir su vida a su manera, así deben hacerlo muchos vivir su vida sin interferir en la de lis demás.

    Reply

  • Avatar

    Yamilé

    |

    Ay qué fuerte todo. He estado realmente en una sola trieja pero he estado muy cerca de estar en otras y es muy confuso la verdad los apoyo si ellos son felices así para adelante y me alegro por ellos pero yo la verdad no podría hablar así sin tapujos de una relación de a tres nosotros hicimos un grupo de WhatsApp también me reí mucho con eso porque me acordé y era todo muy divertido pero terminó como empezó por los celos de uno de nosotros y nada espero vivir una buena experiencia así ay estoy nerviosa jjjjj

    Reply

  • Avatar

    Yarle

    |

    Son tres personas pero la estructura del vínculo sigue teniendo como base normas monogámicas, no sé hasta qué punto entender esa historia dentro del poliamor, porque poliamor no tiene que ver con cantidad, sino con otras dinámicas de relación que inclusive desestabilicen esa estructura llamada pareja que aquí es trieja pero que en su esencia sigue siendo lo mismo…

    Reply

  • Avatar

    Mari

    |

    Es una lastima que visibilicen unas personas que no siguen practicas sexuales seguras y no usan condon ni ninguna protección. Mu triste ver como estos jóvenes, personal de salud, hablan del tema de protección como si nada…

    Reply

    • Avatar

      Lisandra

      |

      El hecho q expongamos q no practicamos sexo seguro entre los 3 no quiere decir q no aboguemos por las prácticas protegidas. De hecho si en algún momento determinado decidimos tener un encuentro íntimo con alguien más ( fuera de nuestra relación) claro que si nos protegeríamos.

      Reply

  • Avatar

    Yasmín

    |

    Genial! Aplauso a los tres. Ojalá que funcione por largo tiempo y las circunstancias externas no dañen su relación. Amor y paz para ellos y gracias a Tremenda Nota por presentarnos esta historia

    Reply

  • Avatar

    Flavia

    |

    Hasta que al fin alguien se lanzó. Bravo por ustedes!!! 👏

    Reply

  • Avatar

    Sohan

    |

    Los felicito, son verdaderamente valientes. Luchen siempre por sus sueños mas allá de toda ¨regla¨ o barrera social.
    Un abrazo grande

    Reply

  • Avatar

    Ananda

    |

    Muchas gracias por mostrar su experiencia, me emociona tan jóvenes y luchando por su amor.
    Un consejo, no tengan los bebés a las ves es mucha carga para las dos y para el Papá.
    Abrazos

    Reply

Haz un comentario