El primer jefe de Estado abiertamente gay del mundo ya entró en funciones en la república de San Marino


1,132 Vistas
Paolo Rondelli (Foto: San Marino TV)

El diplomático y activista por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ Paolo Rondelli I fue elegido como uno de los capitanes regentes de San Marino, cargo que ejercerá por 6 meses junto a Oscar Mina II.

Rondelli, de 58 años, es Licenciado en Comunicación por la Universidad de Bolonia, Italia. Entre otros cargos importantes, se desempeñó como embajador en Estados Unidos, representante permanente ante la Unesco y director general de los Institutos Culturales de San Marino. Fue vicepresidente de la asociación Arcigay en Rímini, norte de Italia.

«Es un hombre de una inmensa cultura y de una gran experiencia diplomática. Ha luchado por los derechos de las mujeres y la comunidad LGBT+ y no solamente en San Marino», expresó en su cuenta de Facebook Mónica Ciriná, senadora italiana.

Aunque ya hay políticos de alto nivel abiertamente LGBTIQ+ como los primeros ministros Xavier Bettel y Ana Brnabic, en Luxemburgo y Serbia, respectivamente, Rondelli es el primero que ocupa la posición de jefe de Estado.

Su elección alienta esperanzas entre las personas trans, lesbianas y gays en un país donde la homosexualidad fue despenalizada apenas en 2004 y el aborto fue      legalizado en 2021.

San Marino es un pequeño estado soberano de aproximadamente 33.000 habitantes enclavado dentro de Italia.

Cada 6 meses el Gran Concilio General elige 2 capitanes regentes, una política inspirada en la República Romana de la antigüedad, y que tiene el objetivo de que el poder no se concentre en una sola persona y que haya una regulación recíproca.

«Son los presidentes de nuestro parlamento y tienen que firmar todas las leyes, pero no diría que es un poder ejecutivo, sino de control. También tienen la responsabilidad de representar al país ante otros países», explicó la historiadora Valentina Rossi a la BBC.

Rondelli entró en funciones este 1 de abril y estará al frente del país, junto a Mina, hasta el próximo octubre.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Haz un comentario