Featured Video Play Icon

Diez fechas para entender la doble moneda en Cuba

Por Lía Vega

El 22 de octubre de 2013 una nota oficial publicada por el periódico Granma anunciaba la decisión del Consejo de Ministros de poner en vigor el cronograma para la unificación monetaria y cambiaria.

La medida, decía la nota, no “resuelve por sí sola todos los problemas actuales de la economía, pero su aplicación es imprescindible a fin de garantizar el restablecimiento del valor del peso cubano”.

Un quinquenio después, Cuba mantiene dos monedas: el peso convertible (CUC) o “chavito”, y el peso cubano (CUP) o moneda nacional. Hasta ahora no hay noticias del anhelado “Día 0”, aunque el gobierno ha reconocido que la doble moneda obstaculiza el proceso de actualización del modelo económico y desestimula la inversión extranjera.

Según los economistas la dualidad monetaria y cambiaria distorsiona el cálculo de los indicadores económicos en Cuba (el Producto Interno Bruto, por ejemplo). Además, varias empresas solo se mantienen rentables por el cambio oficial que se aplica a sus fondos: ¡en sus cuentas un CUP equivale a un CUC!

En esta edición, Tremenda Nota esboza la historia de la doble moneda en Cuba en el último cuarto de siglo.

1994: Nacimiento del peso convertible

1994: Nacimiento del peso convertible

Los primeros billetes de peso convertible (CUC) fueron emitidos en 1994. En ese momento, un CUC equivalía a un USD y cada peso convertible en circulación tenía un dólar de reserva en el Banco Central de Cuba. El CUC surgió en medio de la fuerte crisis económica provocada por la desaparición de la Unión Soviética. La dolarización parcial de la economía cubana (el dólar, prohibido desde 1961, fue despenalizado en 1993) y la depreciación del peso cubano (un dólar llegó a costar más de 100 pesos) también marcaron la época. La circulación de la nueva moneda permitiría recaudar todas las divisas extranjeras en el país, aunque se trataba de una solución coyuntural que debía durar poco tiempo.
2003: El CUC sustituye al dólar en el sistema empresarial

2003: El CUC sustituye al dólar en el sistema empresarial

Inicialmente solo los turistas extranjeros y las personas naturales podían emplear el CUC como medio de pago en los mercados minoristas. Sin embargo, a partir de julio de 2003 el peso convertible también sustituyó al dólar en la empresa estatal. Según la Resolución 65/2003 del Banco Central de Cuba, todas las cuentas de entidades cubanas en dólares u otra divisa fueron cambiadas a pesos convertibles. En lo adelante, la empresa que necesitara moneda extranjera para efectuar un pago debía solicitar autorización al Banco Central.
2004: Bienes y servicios, también en CUC

2004: Bienes y servicios, también en CUC

Desde el 8 de noviembre, con la Resolución 80/2004, toda la comercialización de bienes y servicios pasó a pesos convertibles. Además, desde el 14 de noviembre de ese año se impuso un gravamen del 10 % a la compra de pesos convertibles con dólares en efectivo. Esa medida ―aseguró el canciller Bruno Rodríguez Parrilla― se justifica en la “legítima defensa” de Cuba “frente al fortalecimiento insólito (…) de la persecución financiera” aplicada por Estados Unidos a la Isla. Cuba no eliminará el gravamen al dólar americano hasta que pueda usar esa divisa en sus transacciones internacionales, aclaró el Canciller en esa ocasión.
2005: 25 pesos por 1 CUC / 1 CUC por 24 pesos

2005: 25 pesos por 1 CUC / 1 CUC por 24 pesos

El Acuerdo No. 13 del Comité de Política Monetaria del Banco Central de Cuba fijó la tasa de cambio a partir del 18 de marzo de 2005: desde entonces las personas naturales pueden comprar CUC en las Casas de cambio (Cadeca) por 25 pesos cubanos. Sin embargo, a la hora de venderlos solo obtienen 24 pesos por cada “chavito”.
2011: El principio del fin

2011: El principio del fin

Ocho años después de la extensión del CUC en la economía nacional, el Lineamiento No. 55 de la Política Económica y Social del Partido, aprobado por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, estableció la eliminación de la doble moneda como uno de los objetivos de la política económica. “Se avanzará hacia la unificación monetaria, en un proceso que dependerá fundamentalmente de los incrementos de la productividad del trabajo, la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos y, con ello, de la disponibilidad de bienes y servicios”, aclara el texto de los Lineamientos. Sin embargo, ninguna autoridad brindó detalles de la estrategia para la unificación monetaria hasta dos años más tarde.
2013: Comienza la unificación

2013: Comienza la unificación

En octubre de 2013 el periódico Granma anunció oficialmente el inicio del proceso de unificación monetaria. La eliminación de la dualidad “propiciará el ordenamiento del entorno económico y en consecuencia la medición correcta de sus resultados”, decía la nota. Desde entonces se supo con certeza que la única moneda en circulación será el peso cubano. Aun así, no se afectarán las cuentas de ahorro en CUC, CUP o divisas extranjeras.
2014: Primeros pasos

2014: Primeros pasos

A inicios de marzo de 2014, las tiendas recaudadoras de divisas y otros establecimientos estatales comenzaron a aceptar pagos en efectivo en ambas monedas. El experimento comenzó en dos unidades de La Habana (La Copa y La Puntilla) y paulatinamente se extendió al resto del país y a la mayoría de los servicios comerciales que hasta ese momento solo admitían pesos convertibles.
2015: Nuevos billetes de pesos cubanos

2015: Nuevos billetes de pesos cubanos

En 2015 ―después de 5 años de haber sido impresos― comenzaron a circular billetes con valores faciales de 200, 500 y 1000 pesos cubanos (CUP). Aunque se trataba de una medida clave para facilitar los pagos y transacciones después del retiro del CUC, el vicepresidente del Banco Central de Cuba Francisco Mayobre Lence dijo a Granma que la puesta en circulación de las nuevas denominaciones no tuvo “nada que ver” con el proceso de unificación monetaria. Sin embargo, esos billetes facilitaron las compras-ventas en las tiendas recaudadoras de divisa. Ahora un refrigerador de 600 CUC podría pagarse con 15 mil pesos en moneda nacional, una cantidad incómoda de manejar en billetes de bajos valores faciales.
2017: No se puede esperar más

2017: No se puede esperar más

En diciembre de 2017 el entonces presidente cubano Raúl Castro Ruz reconoció la demora en el proceso de unificación monetaria. “Este asunto nos ha tomado demasiado tiempo y no puede dilatarse más su solución”, dijo durante las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular. En esa ocasión, Marino Murillo Jorge, Jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, aseguró que más de 200 especialistas, en 13 subgrupos, trabajaban en el proceso de unificación. Además, también se habían consultado expertos extranjeros. Sin embargo, el dirigente no mencionó qué pasos seguirían.
2018: Sin unificación a la vista

2018: Sin unificación a la vista

Tras los pronunciamientos de Raúl Castro Ruz y la cercanía del fin de su mandato, en marzo de 2018 se extendió el rumor de una retirada de circulación del CUC, lo que provocó que cientos de personas acudieran a casas de cambio y bancos para deshacerse de sus pesos convertibles. Ante la situación, un comunicado del Banco Central de Cuba aclaró que el CUC continuaría en circulación “hasta el momento en que como parte del proceso de unificación monetaria se decida su retirada, ocasión que se comunicará de forma oficial (…) La fecha para el inicio del proceso de unificación monetaria no ha sido definida”, aseguraba la nota publicada por Granma.