¿Por qué se enfrentaron policías cubanos y estudiantes congoleños en La Habana?


556 Vistas

Tomada de la página de Facebook Je Ne Rentre Pas Sans Mon Diplome.

El lunes 8 de abril varios cuerpos del Ministerio del Interior de Cuba «tomaron» el edificio donde residían estudiantes congoleños de medicina. La policía y los jóvenes –que protestaban por el atraso en el pago de sus estipendios por más de dos años– se enfrentaron.

Tremenda-Nota-TN-2018

Durante los enfrentamientos hubo violencia de ambas partes: un alumno congoleño voltea y somete a un militar cubano, un policía saca una pistola y apunta a un estudiante desarmado, una mujer es golpeada por las fuerzas policiales, los jóvenes responden a los militares con piedras. Esas son algunas de las imágenes captadas por un testigo de los hechos en un video de 18 minutos, publicado en las redes sociales.

El uso de la fuerza por parte de los oficiales provocó que al menos cuatro estudiantes terminaran en el hospital, sin lesiones graves, «con mordidas de perros y rociados con spray», según confirmaron a Tremenda Nota una estudiante extranjera y un médico residente en el Hospital Calixto García. Ambas fuentes solicitaron permanecer en el anonimato.

Aunque la policía había ocupado las inmediaciones de la residencia de estudiantes Salvador Allende dos semanas antes, para evitar que los becarios marcharan hacia la Embajada del Congo, solo el pasado lunes 8 de abril los militares cubanos y los jóvenes congoleños se enfrentaron. Según confirmaron a Tremenda Nota tres estudiantes cercanos a los hechos, las autoridades intervinieron para frenar los conflictos entre los huelguistas que se habían tornado «agresivos» y los estudiantes que habían optado por acudir a clases.

Una estudiante congoleña que cursa quinto año de medicina en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) aclaró a esta revista que no todos sus compañeros estaban de acuerdo con las manifestaciones porque sabían que disturbios de este tipo no están «permitidos» en la Isla y, por otra parte, no querían poner en riesgo su titulación como médicos.  

«Después de cinco años viviendo en Cuba, hemos aprendido a conocer el país y sabemos que lo mejor es callarse», explica la joven de Brazzaville.

La muchacha cuenta que ha sido muy complejo sobrevivir sin dinero por más de dos años, sobre todo para aquellos que provienen de familias humildes incapaces de enviarles efectivo desde el Congo. La opción para muchos de ellos ha sido convertirse en pequeños negociantes, «vender lo que consigan» y tratar de subsistir, pero no cruzaron el océano para eso, dicen.

«Nuestros padres pagan allá impuestos que deberían cubrir nuestras becas de medicina y además, deben mandarnos dinero para poder sustentarnos. Es difícil para nosotros y para ellos».

Tremenda Nota envió preguntas sobre los acontecimientos a la Embajada del Congo en Cuba, a su homóloga de la Isla en el continente africano, a las cancillerías de ambos países, y al Ministerio de Salud Pública cubano. Sin embargo, ninguna de esas instituciones ha respondido hasta ahora.

El silencio oficial, combinado con el miedo que muchos de los implicados «han absorbido» en el entorno cubano, impide llegar a conclusiones definitivas sobre un tema que tiene, todavía, muchos espacios en blanco.

Sin embargo, la presentación cronológica de los hechos conocidos en su propio contexto permite tejer la historia y entender por qué el pasado 8 de abril las protestas de los estudiantes congoleños superaron el rango de «lo permitido» en Cuba.

En 28 fechas: Cronología de una protesta

  • En 2013 inicia el convenio entre Cuba y la República del Congo para formar a jóvenes de ese país como médicos en la Isla. Entre ese año y el siguiente, Cuba recibe a más de 1000 estudiantes congoleños. Desde el arribo del último grupo de becarios los estudiantes del país africano en la isla caribeña suman más de 2000.
  • En 2014 el presidente congoleño Denis Sassou-Nguesso, a quien el Consejo de Estado de la República de Cuba concedió la Orden José Martí, viajó al país antillano y se reunió con el entonces mandatario Raúl Castro. La visita consolidó las relaciones entre ambos países e impulsó proyectos de cooperación entre las dos naciones en esferas como la educación, la ciencia, la agricultura y el ámbito militar. Sassou-Nguesso regresó a Cuba en 2016 para el sepelio de Fidel. Un año después el expresidente Raúl Castro formuló una nueva invitación a las autoridades congoleñas que derivó en la visita oficial del Primer Ministro de la nación africana a la Isla. Ambos gobiernos mantienen buenas relaciones diplomáticas desde la década del 60, dadas especialmente por la participación militar de Cuba en África y el apego a la ideología marxista de algunos gobiernos congoleños.
  • En el propio 2014 inicia una contracción de la economía del Congo debido a la fuerte caída de los precios del petróleo. Desde entonces las autoridades del país no han mantenido en orden el pago de las deudas contraídas con los estudiantes congoleños en el extranjero e incluso han sido incapaces de liquidar los gastos sociales y el salario de los funcionarios del país africano.
  • A inicios de 2015 ocurren las primeras protestas de estudiantes congoleños en Cuba por impagos de sus estipendios. Tras un período de negociaciones entre los estudiantes y las autoridades de su país, las deudas fueron saldadas.
  • En 2016 el cuarto envío previsto de estudiantes a Cuba fue cancelado por la crisis y la falta de liquidez que enfrenta la nación africana, tras la caída de los precios del petróleo y la corrupción que involucra a altos funcionarios.
  • El 23 de septiembre de 2016, 13 estudiantes congoleños que cursaban distintas especialidades en Cuba escriben una carta a la Embajada del Congo y a su Ministerio de Salud para pedir el retorno a su país por las dificultades económicas que enfrentan en la Isla y el incumplimiento de sus pagos.

Imagen tomada del portal de noticias congoleño Zenga Mambu.

  • En enero de 2017 los estudiantes congoleños de medicina cobraron su último estipendio, equivalente a 150 euros, según confirmaron tres jóvenes de esa nación contactados por Tremenda Nota. Desde entonces han pasado 27 meses de impagos. El gobierno cubano, como parte del convenio, ofrece hospedaje y alimentación básica a los becarios, pero ellos deben costearse la transportación, mejores opciones de alimentación, telefonía, Internet y otros servicios.
  • En 2017 Denis Sassou-Nguesso, presidente de la República del Congo –en el poder desde 1997–, y varios miembros de su familia fueron vinculados a casos de corrupción. Poco antes, mientras la situación económica del país empeoraba, una investigación internacional encontró que Sassou-Nguesso y sus parientes contaban con más de 110 cuentas bancarias y decenas de propiedades lujosas en Francia. Acusaciones similares siguen saliendo a la luz hasta la actualidad.
  • El 7 de abril de 2017 el sitio de noticias congolés ICIBRAZZA publica una nota titulada «Duro, duro ser estudiante congoleño en el extranjero», en la cual denunciaba que el Estado de ese país –debido a su falta de liquidez– apenas cumplía con los compromisos financieros contraídos con los estudiantes congoleños en universidades de Europa, África y América. El medio usa el ejemplo de los estudiantes del Congo en Cuba.
  • El 9 de abril de 2017 estudiantes del Congo en Ucrania remitieron un comunicado a las autoridades congoleñas donde declaraban incumplimientos en el pago de sus estipendios desde el tercer trimestre de 2016.

Imagen tomada del portal de noticias congoleño Zenga Mambu.

  • El 31 de agosto de 2017 el medio de prensa ICIBRAZZA nuevamente publica un reporte sobre las dificultades que atraviesan estudiantes congoleños en los diferentes países donde están becados por atrasos en el pago de sus estipendios. La nota nuevamente hace una referencia especial a Cuba, donde se encuentra el mayor número de estos jóvenes.
  • En diciembre de 2017, el Gobierno del Congo recortó sus presupuestos en un 44 % respecto al año anterior, siguiendo las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional.
  • En diciembre de 2017 arriba en visita oficial a Cuba el Ministro de Educación del Congo y se reúne con Marcia Cobas, viceministra de Salud de la Isla. Entre otros temas, ambos dirigentes debatieron el atraso de 10 meses en el pago del estipendio a los estudiantes de la nación africana.
  • El 14 de julio de 2018 estudiantes congoleños en Rusia asaltan la Embajada del Congo en Moscú, a modo de protesta por el retraso de sus pagos (22 meses). Los becarios exigieron que al menos les facilitaran un boleto de regreso al Congo para volver con sus familias.
  • En diciembre de 2018 algunos estudiantes del Congo en Cuba crearon la página de Facebook Je Ne Rentre Pas Sans Mon Diplome (No me voy sin mi diploma). En el perfil postean fotos sobre las difíciles condiciones de vida en la Isla, agravadas por el impago de sus estipendios. También critican la situación del hospedaje y la alimentación en las becas cubanas.
  • En enero de 2019 otro antecedente demuestra que la inconformidad de algunos estudiantes africanos por el impago de sus estipendios no es aislada. Un grupo de 50 estudiantes kenianos exigió a su gobierno el pago íntegro del dinero adeudado a ellos o, de lo contrario, aseguraron que abandonarían sus estudios en la Isla y regresarían a su país. Estos estudiantes recibían un estipendio de aproximadamente 350 dólares mensuales, de los 1400 que su gobierno concedía para su manutención. La contraparte cubana tomaba el 75 % de esta cantidad por concepto de hospedaje y alimentación. Finalmente la presión de los estudiantes dio frutos y recibieron sus pagos pendientes y, de paso, un aumento del estipendio que recibían.
  • El 17 de marzo de 2019 estudiantes del Congo dirigieron una carta al presidente de su país donde aseguran que los congoleños son los más desfavorecidos entre todos los estudiantes extranjeros que se forman en Cuba. «Nos quedamos sin aliento y nuestra paciencia se ha agotado. Venga a socorrernos con su propio dinero… El futuro del país es la juventud y su educación», reza la carta.

Imagen tomada de la página de Facebook Je Ne Rentre Pas Sans Mon Diplome.

  • El 26 de marzo los jóvenes congoleños en Cuba dejan de asistir a clases para exigir el pago del estipendio, tras protestar pacíficamente frente a la sede de su embajada. Posteriormente, las autoridades cubanas desplegaron fuerzas policiales alrededor de los edificios de su beca en el municipio habanero de Boyeros.

 

Estudiantes en las afueras de la Embajada del Congo en La Habana, el 26 de marzo de 2019. (Foto: tomada de la página de Facebook Je Ne Rentre Pas Sans Mon Diplome).

  • A finales de marzo los estudiantes se reúnen con el cuerpo diplomático del Congo y con autoridades cubanas de Educación. Los jóvenes rechazaron la oferta de la parte congoleña: el pago de seis meses de estipendio. «Después de una propuesta indecente y burlona por parte del estado congoleño de pagar 6 meses en lugar de los 27  impagados, la huelga continúa», escribió el 1 de abril en las redes sociales, Junior Bokaka, uno de los estudiantes. La propuesta solo ofrecía el pago del 22 % de la deuda, es decir, 900 euros para cada estudiante en lugar de los 4050 pendientes.
  • En la mañana del martes 2 de abril los estudiantes deciden regresar a la embajada del Congo, a exigir que los enviaran de vuelta a su país. Según un comunicado de la Unión de Estudiantes Africanos de la Residencia Presidente Allende, «para evitar el desorden que causaría la presencia de muchos estudiantes en una de las calles principales de La Habana, se presentó la policía afuera de los límites de la residencia». Las fuerzas del Minint querían «disuadir sobre tales intenciones a los estudiantes y mantenerlos adentro del área perteneciente a la universidad, lo que fue hecho sin necesidad de fuerza».

El 2 de abril la policía cubana cercó la residencia de becarios extranjeros Presidente Allende, en La Habana. (Foto: tomada de la página de Facebook Je Ne Rentre Pas Sans Mon Diplome).

  • El 8 de abril la policía entra a la residencia y se enfrenta a los estudiantes para frenar sus «indisciplinas», según reconocieron las autoridades del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba. Los 17 estudiantes detenidos durante el incidente fueron liberados el mismo día con el apoyo de sus compañeros de beca de distintas nacionalidades, según informó a Tremenda Nota una de las becarias entrevistadas.
  • El 8 de abril, después de la revuelta, el Minsap publica una nota informativa sobre las protestas. El texto solo dice que «los incidentes adquirieron formas violentas, lo que requirió la intervención de las fuerzas del orden público». Además advierte que «tales indisciplinas no serán permitidas y se adoptarán las medidas pertinentes en correspondencia con la legislación vigente en nuestro país». Al día siguiente el sitio de prensa oficial Cubadebate publica una nota que menciona los acontecimientos, pero no profundiza en la causa de las protestas, ni cita fuentes oficiales, ni acude a los estudiantes implicados en los acontecimientos.

  • El 9 de abril la embajada de la República del Congo en Cuba, ubicada en 5ta Avenida, entre las calles 10 y 12, Miramar, amaneció aislada con cintas amarillas y custodiada por una decena de guardias de seguridad, además de oficiales de la policía. No se permitía el paso de transeúntes por las inmediaciones. En Boyeros la residencia estudiantil seguía custodiada por las fuerzas de la policía.

Inmediaciones de la Embajada del Congo en La Habana, el 9 de abril de 2019. (Fotos: Claudia Padrón Cueto)

  • El 9 de abril, un día después del enfrentamiento entre la policía y los estudiantes congoleños, los becarios de Marruecos también se quejaron por estar en condiciones semejantes y emitieron un comunicado.
  • El 10 de abril, el Ministro Encargado de Asuntos Exteriores de la República del Congo, Jean Claude Gakosso, se reúne en Brazzaville con el embajador cubano en esa nación Juan Antonio García. El encuentro forma parte de los preparativos de la misión oficial que viajará a Cuba para atender la crisis, según la Agencia de Información de África Central.
  • El 11 de abril los estudiantes congoleños publicaron una declaración en la página de Facebook Je Ne Rentre Pas Sans Mon Diplome en la que lamentan que algunas personas hayan malinterpretado sus acciones como un ataque hacia la Isla. «Hemos comenzado la huelga no con el objetivo de criticar a Cuba sino con la única intención de llamar la atención y despertar la conciencia de las autoridades congoleñas, que nos han abandonado a la única carga de los cubanos sin el menor remordimiento […] Somos congoleños por los lazos de la sangre, pero por los lazos de alma y corazón somos cubanos».
  • El 11 de abril la Unión de Estudiantes Africanos de la residencia Presidente Allende publica un comunicado «relatando los hechos reales que han sucedido sin manipulación ni presión del gobierno cubano o el gobierno congolés». Luego de ofrecer detalles sobre los sucesos de los días previos y ofrecer disculpas al pueblo cubano «por el daño causado a su imagen» culminan la misiva diciendo: «Reconocemos el profesionalismo de la actuación del Ministerio del Interior, el Ministerio de Salud Pública de Cuba y a la Universidad de Ciencias Médicas de la Habana y exhortamos a los estudiantes a mantenerse en calma y evitar nuevos incidentes violentos que desacreditan nuestra imagen y valores; así como la esencia de nuestros reclamos a nuestro gobierno».
  • El 12 de abril, según una de las becarias consultadas, los estudiantes habían recibido autorización para no asistir a clases. Se mantenían a la espera de la delegación oficial de la República del Congo que viajaría hasta Cuba.


Nota de los autores: La mayoría de los estudiantes consultados en el transcurso de esta investigación se rehusaron a ofrecer declaraciones sobre los últimos incidentes, aun cuando Tremenda Nota les garantizaba condiciones de anonimato.

En esta investigación periodística también colaboraron el proyecto Inventario y el reportero Maykel González Vivero.

Tags:

Comments (1)

  • Esteban

    |

    Muy completo artículo. El mejor que He leído del tema.

    Reply

Haz un comentario