Y si el gobierno lo hace bien con el COVID-19 en Cuba, ¿nosotros qué hacemos?


3,439 Vistas
Covid 19 en Cuba

Las posiciones partidarias, si son intransigentes, no sirven para intentar el análisis político. En Cuba, la tradición ha sido interpretar lo que diga el otro según el esquema de la propia agenda. Lo ha hecho el gobierno y lo ha hecho, desde el principio, su oposición.

Admitir que el adversario por esta vez lo ha hecho bien, es un gesto de tal madurez política que todavía no podemos permitírnoslo en Cuba. Para la oposición resulta peor: el gobierno no solo niega los aciertos que pueda tener, la desautoriza en su propio derecho a existir.

En este modelo de negación mecánica, a priori, del oponente, Fidel nunca tenía razón. Díaz-Canel, anoche, tampoco tenía razón. Igual que Fidel y sus sucesores decidieron que quienes no acatan la exclusividad política del Partido Comunista de Cuba, solo por eso, no aportan ningún argumento razonable al proyecto nacional. 

Este viernes, el gobierno compareció en pleno en la televisión por el Covid-19 en Cuba. Sobriamente, sin usar demasiadas consignas ni pedir fe en su gestión como nos tiene acostumbrados el discurso oficial, el presidente y los ministros explicaron su estrategia para que sobrevivamos al nuevo coronavirus. 

Estas medidas responden a demandas específicas de la ciudadanía, expresadas sobre todo en las redes sociales, sugirió el propio Díaz-Canel. La primera, que también fue la más solicitada en los últimos días, es el cierre parcial de las fronteras. Cuba tenía, al momento de la comunicación de anoche, apenas una veintena de diagnósticos de Covid-19. Con esta decisión, tardía para algunos, la isla va con ventaja frente a varios de los países más afectados por la epidemia, entre ellos algunos europeos, que cerraron solo cuando tenían miles de enfermos y cientos de muertos. 

Otras de las medidas anunciadas benefician discretamente, al nivel que puede permitírselo la economía cubana, a trabajadores estatales, cuentapropistas y personas con bajos recursos. La estrategia declarada ayer, incluso en lo que tiene de deficiente, soporta la comparación con la de cualquier país occidental. 

Por negar la viabilidad de todas las soluciones que vienen del gobierno, decenas de usuarios de las redes sociales, acaso cientos, se manifestaron en desacuerdo esta semana con el rescate que benefició al crucero británico Braemar. 

Lo maduro sería aceptar que, incluso si el gobierno cubano decidió socorrer al buque como una opción de prestigio y consolidar así su legitimidad, hizo lo correcto. La lectura desprejuiciada de esta decisión admite que el salvamento haya sido oportunista, pero de ningún modo que fuera incorrecto. 

El Braemar estuvo durante una semana buscando puerto sin éxito, a pesar de los buenos oficios del gobierno británico. Con cientos de pasajeros de avanzada edad y al menos cinco enfermos, el crucero estaba expuesto a una crisis humanitaria. La operación de rescate podía hacerse y al parecer se realizó con seguridad y rapidez. 

Si el gobierno cubano hace lo correcto, aunque a menudo lo haga mal, ¿hay que decirlo, incluso si uno desaprueba algunos de los conceptos y principios generales que sostienen las políticas de ese gobierno? Pues sí, hay que decirlo. Más que eso, aceptarlo con naturalidad, sin condicionar la respuesta a ningún prejuicio.

Asentir en estos casos, no por lealtad, solo por sentido común, en vez de debilitar la vocación de cuestionar nos hace más creíbles.

Tags:

Maykel González Vivero

Maykel González Vivero

Periodista y activista LGBTI. Tuvo un blog mientras se lo permitieron y se llamaba El Nictálope, porque siempre ha presumido de ver bien, como algún animal de la noche. Echa de menos la radio y el insomnio que le favorecía antes para escribir. Ahora escribe cuando puede, donde puede colaborando con varios medios cubanos y extranjeros.

Comments (11)

  • Avatar

    Lía

    |

    Un texto necesario de un hombre necesario si queremos ser como nación algo más que una masa de gente llena de odios, enceguecida. Porque esos mismos odios son los que consentirían luego una mala gestión si tan solo estuviera en las antípodas de eso que odiamos. Hace falta sensatez para cualquier proyecto democrático, no una multitud odiadora, de esa ya tuvimos suficiente gritándole afónica a Fidel Castro en las plazas, o en el 80, cuando echaban del país a los apátridas, o actualmente si prendemos el televisor. Debemos ser mejor que el odio. Un besote de otra Lía, Mike.

    Reply

  • Avatar

    Fernado Garcia

    |

    Estoy muy de scuerdo estos sistemas siempre piensan en ellos y solo ellos la hija de la Vice Presidents=a la presidenta de Argentina estuvo un año en Cuba en tratsmiento ayer su mamá sita Comunistas la fue a recojer con los gastos pagados por los argentinos

    Reply

  • Avatar

    Jorge Vázquez

    |

    Coincido con ud en lo referente al reconocimiento de cualquier acción positiva por parte del gobierno cubano y que no resulta favorable a la nación la intransigencia por ambas partes, defensores y detractores. Pero mi desacuerdo con su publicación parte de ” y si resulta que están haciendo bien las cosas”. En situaciones de crisis no se pueden hacer mal las cosas y si actuar por un protocolo lógico sin improvisaciones.
    Si ud a seguido el manejo de la crisis puede ver, primero las contradicciones el jueves dicen no cerramos fronteras porque no hay casos de transmisión autóctonos. El viernes se les escapa que al ver llegar vacíos los aviones y cumpliendo las regulaciones internacionales van a restringir las fronteras y reportan 21 casos y una muerte. ???. Pero obviando cualquier lógica no aislan la población, la acción más importante en esta etapa. Agregar que la inmensa mayoría de los aislados responden a sospechas no a diagnósticos confirmados.
    Entiendo que quizás Cuba no posea los insumos necesarios para enfrentar está crisis pero por esos mismos motivos deberían ser más energicas las medidas para evitar contagios, como cerrar escuelas y prohibir aglomeraciones de personas, establecer toques de queda en zonas donde se requiera etc. Y ojalá las tímidas medidas adoptadas hasta ahora permitan decir, definitivamente lo hicieron bien, porque tantos países y científicos no pueden estar equivocados .

    Reply

  • Avatar

    Jose Abreu

    |

    El unico sentido comun q yo le miro a esto . q es mejor contajiar a un pueblo extranjero por 2 millones q contajiar por ejemplo a velice o islas cayman o turcos y caicos por ejemplo .entre otros q forman parte de sus territorios d ultramar.

    Reply

  • Avatar

    Rosanna

    |

    Mejor dicho, difícil. Gratísimo constatar que el sentido común, así sea el menos común de los sentidos, existe. Refuerzas mi fe en el mejoramiento humano. Gracias

    Reply

  • Avatar

    Lia

    |

    Lúcido como Maikel, un besongo de una amiga

    Reply

  • Avatar

    Aldo Miguel

    |

    Ante la magnitud de la #pandemia por #COVID19 y la situación económica de #Cuba, EXIGIMOS la APERTURA de un #CanalHumanitario que permita el envío sin aranceles de cargas no acompañadas a la isla con alimentos, medicinas e insumos. Necesitamos la derogación del #BloqueoInterno.

    Reply

    • Avatar

      Fernado Garcia

      |

      No estoy de acuerdo con mandar a cuba nada si no va acompaña pues sería solo para el gobierno y Venezuela los demás no les interesa treciban alluda

      Reply

  • Avatar

    Leticia Rodriguez

    |

    Muy acertado este artículo,completamente de acuerdo!!incluso aunque estemos en desacuerdo con tantas políticas de dirigencia del país no podemos tapar el sol con un dedo!…

    Reply

Haz un comentario