Voces LGBTIQ+ se declaran contra la violencia vivida en Cuba al calor de las protestas


1,067 Vistas
Manifestación en La Habana (Foto: Tremenda Nota)

Voces influyentes de la comunidad LGBTIQ+ cubana se manifestaron contra la violencia de la policía desde el comienzo de las protestas masivas, el pasado 11 de julio.

Las declaraciones del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en la televisión, a pocas horas del comienzo de las manifestaciones en la ciudad de San Antonio de los Baños, preocuparon a organizaciones de la sociedad civil y activistas que las asumieron como un llamado a la violencia.

«Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a las calles en cualquier de los lugares donde se van a producir esas provocaciones», había dicho Díaz-Canel.

La Alianza Afro-Cubana, una organización independiente que también trabaja en el activismo LGBTIQ+, emitió una declaración el pasado 14 de julio donde resaltó que «la represión y la violencia contra las personas que se manifestaron no tienen justificación» y las calificó de «inaceptables».

«Muchas cubanas y cubanos de forma pacífica y totalmente desarmados, salieron espontáneamente este domingo 11 de julio a exigir en las calles sus derechos y recibieron como respuesta una brutal violencia incitada por el propio gobierno, que en sus funciones debería escuchar al pueblo, servirle, dialogar con todos sus actores sociales, protegerlos y no criminalizar sus reclamos, no destilar un discurso de odio, excluyente y violento», declaró la Alianza.

La activista trans Kiriam Gutiérrez Pérez, una de las personas LGBTIQ+ más influyentes en las redes sociales, expresó que «ninguna persona que se manifieste pacíficamente tiene que ser detenida ni violentada, tiene que ser escuchada, el pueblo de Cuba tiene que ser escuchado».

«Hoy más que nunca me siento orgullosa de ser, actuar y luchar por lo que creo, por una cuba donde se respete la diferencia, la libertad y los derechos de todas las personas», dijo Gutiérrez Pérez en Facebook.

El activista Ulises Padrón Suárez, por su parte, se centró en acotar que el «acto de reafirmación revolucionaria» sucedido el pasado 16 de julio no era la «reacción correcta». «Lo que pide el pueblo es diálogo y consenso (…) Responder de ese modo, además del riesgo epidemiológico, es una actitud infantil», expuso en Facebook también.

Otra activista trans, Mel Herrera, ironizó sobre la convocatoria del gobierno a sus partidarios: «Que vayan. Me quedo tranquila porque sé, amigo mío “revolucionario”, que tu marcha va a estar protegida, que los boinas negras van a estar para protegerte, los perros te cuidarán, la policía no te reprimirá, no saldrá un ejército de ancianos con palos dispuestos a golpearte, no aparcaran una guagua o un camión para meterte a empujones y llevare a alguna estación policial de La Habana, ni tu nombre ni el de algún amigo tuyo, ni el de tu novio o de tu vecina aparecerá en una lista de detenidos o desaparecidos».

Padrón Suárez recordó los hechos del 27 de noviembre del 2020, cuando cientos de artistas e intelectuales se manifestaron para reclamar libertad de expresión y respeto a los derechos ciudadanos: «Díaz-Canel, te diste cuenta que cuando unos jóvenes fueron al Ministerio de Cultura pidiendo diálogo, no era una demanda de un gremio en particular, como dijeron, sino que era el arte y los artistas articulando el sentir del pueblo mejor que todos los cuadros y dirigentes de este país».

En su comparecencia del 11 de julio, Díaz Canel hizo un llamado «a todos los revolucionarios» para que salieran a rechazar a los manifestantes. «La orden de combate está dada», dijo.   

Durante las manifestaciones se reportaron numerosos hechos violentos realizados tanto por la policía como por los manifestantes.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Haz un comentario