Un jonrón más allá de las gradas: Los jóvenes peloteros que dejan el equipo cubano en pleno Mundial Sub-23


782 Vistas
Loidel Chapellí, uno de los peloteros cubanos que abandonó el Mundial Sub-23 (Fotos: Twitter)

Fueron varios jonrones fuera del campo que no anotó Cuba, un verdadero récord para las habituales huidas de atletas cubanos en eventos internacionales.

Con el abandono del pelotero Geysel Cepeda suman 12 los jugadores cubanos que han abandonado su compromiso en el Mundial Sub-23 celebrado en Ciudad Obregón y Hermosillo, México.

Los peloteros Loidel Chapellí Zulueta y Yandy Yanes Nembhar lo hicieron en la tarde de este sábado. Tras la derrota en el juego por el tercer lugar en la contienda, los camagüeyanos Chapellí Zulueta y Yanes Nembhar dejaron el equipo al llegar al hotel donde se encontraban alojados en Hermosillo, México, mencionó en Twitter el periodista Francys Romero.

Chapellí Zulueta, de 19 años, es un jardinero de alto desempeño y «uno de los jugadores más buscados por los scouts de MLB (Major League Baseball por sus siglas en inglés)», agregó el periodista experto en deportes.

Reconocido además como el beisbolista más destacado en 2016 y Jugador Más Valioso luego de su participación en el Sub-15 celebrado en Japón en el mismo año, Chapellí aparece como uno de los 34 peloteros declarados por la Federación Cubana de Béisbol (FCB) como listos para firmar contratos con elencos de las Grandes Ligas.

El jardinero es hijo de Loidel Chapellí Jiménez, considerado una «gloria del deporte cubano». Su padre, luego de destacar en certámenes mundiales, centroamericanos e intercontinentales fue nombrado metodólogo de béisbol en Guáimaro, provincia de Camagüey, luego de su retiro voluntario en 2011.

Yanes Nembhar, por su parte, figuró en mayo de 2020 en la lista preliminar del grupo de talentos del béisbol cubano dispuesta por la Comisión Nacional. Aparecer en esa lista le abría las puertas para formar parte del Centro de Entrenamiento 2020-2024 donde recibiría una atención especial, detalló el medio oficial Jit. Nacido en 1998, Yanes debutó en 2017 durante la LVII Serie Nacional de Beisbol en la nómina de los Toros camagüeyanos.

Los medios estatales y las instituciones deportivas cubanas han explicado la fuga de los deportistas como uno de los resultados de la suspensión de los acuerdos entre la FCB y MLB para la contratación de prospectos cubanos por equipos de las Grandes Ligas, ocurrida en 2019 como parte de la política de la administración Trump.

Lo mismo opinó el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel con motivo de la fuga masiva en 2015, durante los Panamericanos de Toronto, Canada. «Culpar a la subversión para alejar la vista de casa fue una vieja estrategia que popularizó Fidel Castro», opinó la periodista Mayli Estévez, de Tremenda Nota.     

«Tengamos en cuenta que ha escapado el 46% de los beisbolistas que, según el director del equipo Eriel Sánchez, se conformó tomando en cuenta también “la disciplina y el patriotismo”», dijo la revista independiente cubana SwingCompleto.

El pasado 28 de septiembre, SwingCompleto dio a conocer la fuga del séptimo pelotero que abandonó su equipo. El lanzador isleño, Yeiniel Zayas, escapó del hotel en horas de la mañana.

Con un total inicial de 24 integrantes, Zayas se unió a la lista conformada por los lanzadores Luis Dany Morales, Ubert Mejías, Dariel Fernández, los jardineros Reinaldo Lazaga y Diasmany Palacios, y del receptor Loidel Rodríguez, que ya habían incumplido su compromiso.

La primera fuga fue confirmada momentos después de la llegada de los deportistas a tierra azteca. La Federación Cubana de Beisbol (FCB) informó el propio 21 de septiembre, a través de Twitter, que «Luis Danys Morales Aguilera abandonó, tras el arribo a la capital de #México». «Decididos a cumplir con su compromiso, los restantes convocados viajan a C. Obregón», agregó. No sucedió así.

Pese a la aparente confianza depositada en los atletas por la institución estatal, la FCB reconoció a los tres días el escape de otro de sus jugadores. «Confirmamos que el lanzador Ubert Luis Mejías Rodríguez ya no es parte del equipo que nos representa en la #U23WorldCup. De espaldas a la misión que le llevó allí, abandonó la selección», sintetizó en un tweet.

La FBC culpó de las huidas al gobierno de los Estados Unidos, como había hecho Díaz-Canel hace unos años. «Cada abandono desde las filas del #BeisbolCubano confirma el cinismo con que la administración Trump anuló el acuerdo entre la @CubanaBeisbol y la @MLB. Desventaja cruel que impide el flujo natural a los circuitos de esa organización», dijo en Twitter.

El Instituto Nacional de Deporte y Recreación (Inder) secundó el criterio y añadió que la anulación del acuerdo entre la federación cubana y la MBL (Major League Baseball por sus siglas en inlgés) «estimula el tráfico de atletas en defensa de intereses políticos, ajenos al bienestar y la tranquilidad de la familia cubana».

Según SwingCompleto, el contrato se «postergó» durante la presidencia de Donald Trump por estar «incompleto». «No les permitía a los atletas cubanos siquiera la libertad de escoger su propio agente. Además, estaba basado en una mentira fundamental: la FCB es independiente del gobierno. Todos sabemos que eso es falso», asegura el medio.

De igual manera, SwingCompleto abundó sobre las consecuencias que tiene dejar sus equipos en plena campaña para los deportistas cubanos.

En su texto, «Basta de mentiras: Necesaria respuesta a la Federación Cubana de Beisbol», Jerry Díaz recordó que estos éxodos contravienen pautas contractuales establecidas entre el Estado cubano e instituciones extranjeras, por lo que quienes toman la decisión de huir son penalizados con ocho años «sin poder regresar a su propio país».

 

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Haz un comentario