Un grupo feminista denuncia la «violencia machista del Estado cubano» contra familiares de activistas y periodistas


985 Vistas
María Antonieta Colunga y su familia (Foto: Facebook)

La Plataforma YoSíTeCreo en Cuba publicó este miércoles una declaración para denunciar la «violencia machista del Estado cubano» ante el aumento del acoso sobre familiares de activistas y periodistas independientes.  

«Parejas, exparejas, madres, padres e hijes reciben citaciones para ser interrogados y amenazados por el activismo o el trabajo de su familiar, acciones en las que en muchas ocasiones no tienen ninguna participación», dice el comunicado del grupo feminista.

YoSíTeCreo en Cuba consideró que esta estrategia de las autoridades tiene un «enfoque machista».

«La presión que agentes ejercen contra familiares va desde la amenaza a la integridad de otras personas cercanas o con perder su empleo para que convenzan de dejar su labor o abandonen al activista o periodista», añade la declaración, que también llamó la atención sobre el riesgo extra que sufren las personas interrogadas durante la epidemia de covid-19.

El comunicado se refirió a varios casos recientes como el de la periodista María Antonieta Colunga, interrogada por la policía a causa del trabajo de su esposo, el periodista Yoe Suárez, en medios de prensa independientes.

«También acosan a personas con las que el Estado tiene una gran deuda de restitución de derechos y reconocimiento, como la comunidad LGBTI, en los lamentables sucesos vividos por el activista afroqueer Raúl Soublett. Lamentamos lo vivido ayer por la madre de Osmani Pardo», declaró  YoSíTeCreo en Cuba.

Osmani Pardo fue detenido este martes en su vivienda por reproducir «Patria y Vida», una canción antigubernamental. Su madre quiso evitar la detención y se vio involucrada en un altercado con la policía.

Raúl Soublett López, por su parte, sufrió un interrogatorio hace una semana. El activista refirió que se autoagredió, estando bajo custodia de la Seguridad del Estado,  por no poder manejar la presión que le hacían para que entregara información sobre su trabajo.

María Antonieta Colunga fue citada este lunes para una unidad policial en la que fue interrogada durante media hora por dos oficiales de la Seguridad del Estado, según refirió en un post de Facebook.

«Ambos mantuvieron durante todo el tiempo una afabilidad inmutable, y presentaron el asunto como ‘una conversación’ que querían tener conmigo con motivo de los trabajos que publicaba mi esposo como periodista independiente en varios medios no estatales de comunicación», relató.

Colunga les respondió que «lo que necesitaran saber sobre mi esposo, su trabajo periodístico y demás, me parecía prudente se lo preguntaran a él, que yo solo respondería preguntas relacionadas con mi persona».

«Me preguntaron si no creía que la labor que de mi esposo como periodista independiente podría afectar mi empleo o la institución que me contrata», contó Colunga, que también es periodista, pero trabaja actualmente «en una institución de ayuda humanitaria de la iglesia católica».

«Les esclarecí que mi esposo y yo teníamos vidas profesionales independientes y que él sabe muy bien (no solo por buen esposo sino por excelente profesional) que ninguna información que yo maneje sobre la institución donde laboro puede ser usada en ninguno de sus textos a no ser que ese sea el interés de la institución», explicó Colunga.

Con estos incidentes a la vista, YoSíTeCreo en Cuba pidió al Estado eliminar «estas violaciones que agregan más tensión y desventajas a los grupos en situaciones de vulnerabilidad».

«Sigue siendo terrible, colonizador y machista que las integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas sigan participando de actos de acoso y discursos de odio, incluso con su bandera», denunció también la declaración, refiriéndose al parecer al «acto de repudio» realizado en diciembre contra la activista y comunicadora Iliana Hernández con el apoyo de la organización femenina oficial.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Haz un comentario