«Un decreto pobre, con mucho que perfeccionar»: Activistas opinan sobre el Decreto-Ley de Bienestar Animal


1,754 Vistas
Animalistas (Foto: María Lucía Expósito)

El Decreto-Ley de Bienestar Animal, una demanda central del activismo animalista, fue publicado este 10 de abril en la Gaceta Oficial de la República de Cuba y entrará en vigor el próximo mes de julio.

La nueva ley llega después de una larga historia de reclamos. En 2019, los animalistas organizaron una marcha independiente que fue autorizada por el gobierno de La Habana.

Sin embargo, para finales de ese año, en respuesta a la violencia contra los perros y gatos callejeros, los activistas se manifestaron inesperadamente con carteles frente a un centro del Ministerio de Salud Pública. En ese momento, aumentó la vigilancia y el acoso contra algunos de ellos.

Este 19 de febrero, un grupo se manifestó en el Ministerio de la Agricultura (Minag) para exigir que el gobierno cumpliera su promesa de proteger a los animales con una legislación. Pocos días después, el 26 de febrero, el Minag comunicó que la ley estaba aprobada. No fue hasta el pasado 10 de abril que se publicó en la Gaceta Oficial, junto a su reglamento.

Tremenda Nota conversó con varios de los animalistas más influyentes para conocer sus opiniones sobre el decreto.

Grettel Montes de Oca, una de las fundadoras del grupo Cubanos en Defensa de los Animales (CeDA), dijo que la nueva ley «contiene muchas cosas negativas».

«Zoonosis seguirá recogiendo en las calles y sacrificando a los perros, además de los malos tratos de siempre», observó. «Continúan las lidias de gallos, el maltrato de animales en espectáculos, circos, rodeos y zoológicos».

Dennis Valdés Pilar, un animalista de la ciudad de Sancti Spíritus, señaló que el decreto «no habla del sacrificio de animales con fines religiosos».

Valdés Pilar añadió que la ley tiene «muchas contradicciones».

«Yo no estoy celebrando nada, no es un logro, no es una victoria. Las cosas que se dan a medias, que se dan con condiciones, no son un logro», dijo a Tremenda Nota.

Javier Larrea, el líder del grupo Bienestar Animal Cuba (BAC), consideró que se trata de «un decreto pobre y con mucho que perfeccionar».

Beatriz Batista, una de las voces más conocidas del movimiento animalista, fue más lejos en un texto que publicó en Facebook: «El decreto ley de bienestar animal ha legalizado las atrocidades. #revisión_inmediata».

La mayoría de los activistas consultados se manifestaron inconformes con la Sección Segunda del Capítulo I, titulada «De las autorizaciones». Se refiere puntualmente a las peleas de gallos y a las «terapias asistidas con animales».

«El Jefe del Departamento Provincial de Sanidad Animal que corresponda, autoriza las lidias de gallos que son organizadas por los clubes gallísticos, pertenecientes al Grupo Empresarial de Flora y Fauna», dice uno de sus artículos.

El otro pasaje que ha provocado la crítica de los animalistas, es el Capítulo XII, titulado «Sobre el sacrificio de animales», donde no aparece ninguna disposición relacionada con las ceremonias religiosas afrocubanas.

Grettel Montes de Oca dijo a Tremenda Nota que el decreto-ley «es algo, pero falta demasiado».

«Lo positivo que tenemos a nuestro favor los animalistas para seguir la lucha es que el movimiento animalista cubano es más grande y fuerte cada día», añadió.

El activista Sergio Boris Concepción Silva dijo que «es bueno reconocer la importancia de la aprobación, porque es algo a lo que podremos aferrarnos en la lucha contra el maltrato animal en Cuba».

Sergio Boris espera que el decreto «pueda evolucionar a la par de que se hace cumplir».

La nueva ley, entre sus aspectos más novedosos, dispone la creación de centros para la atención, acogida, rescate y rehabilitación de los animales sin hogar, además de acciones educativas en las universidades.

Los animalistas, mientras tanto, siguen enfrentando retos relacionados con su trabajo.

Este martes, Javier Larrea reportó haber recibido amenazas de parte de presuntos partidarios de las peleas de gallos. El activista había denunciado en febrero pasado el envenenamiento de algunos de sus perros.

Beatriz Batista, por su parte, ha reportado haber sido molestada en diversas circunstancias por causa de su activismo durante los últimos meses.  

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (1)

Haz un comentario