«Sentí el piso temblar»: Todo lo que se sabe sobre la explosión del hotel Saratoga


896 Vistas
Hotel Saratoga tras la explosión (Foto: Facebook)

«Sentí el piso temblar. Salí a la calle y vi gente corriendo en todas direcciones porque no se sabía qué había pasado».

Así describe Katherine Fonte, una habanera que vive en las cercanías del hotel Saratoga, los minutos inmediatos a la explosión que estremeció la capital cubana en la mañana de este viernes.

«Caminé hacia el Capitolio y en el camino vi mucha gente llorando. Después supe que eran los padres de los niños de la escuela Concepción Arenal, pero me enteré que fueron evacuados muy rápido hacia el Capitolio», añade.

El Saratoga, ubicado en el mismo centro de La Habana, a pocos metros de la sede del parlamento, estaba en ruinas. Ambas fachadas habían colapsado en las plantas inferiores.

La primera ayuda vino de los propios vecinos y transeúntes, aunque los bomberos y rescatistas llegaron al poco rato.

La incertidumbre dominaba en las redes sociales, donde miles de personas manejaban teorías sobre el siniestro, en particular que podría tratarse de un atentado terrorista. Las autoridades explicaron, en breve, que el hotel había sufrido un accidente.

Según Alexis Acosta Silva, intendente de La Habana Vieja, «se estaba habilitando una bala de gas licuado» que provocó el siniestro.

«El cocinero sintió el olor a gas, revisó las conexiones y descubrió que hubo una fisura en la manguera de abastecimiento», explicó. Al parecer, la explosión ya era inminente.

El hotel estaba cerrado desde los comienzos de la epidemia de covid-19 y pensaba reabrir el 10 de mayo. Cuando ocurrió la explosión, se encontraban en el edificio algunos trabajadores.

«No ha sido una bomba ni un atentado, ha sido un lamentable accidente», aclaró a la prensa el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, que llegó al Saratoga alrededor de una hora después de la explosión.

El carro cisterna que transportaba el gas quedó bajo los escombros. En pocas horas fue retirado por los bomberos.

«Tenemos el apoyo de la tecnología, se están usando drones para evitar la entrada de personal por los posibles derrumbes o réplicas que puedan existir dentro del lugar. Se continúan labores de salvamento y rescate», informó a los medios oficiales en ese momento el teniente coronel Sánchez Correa, del Cuerpo de Bomberos.

Bomberos y rescatistas (Foto: Facebook)

La explosión provocó daños a varios edificios cercanos al Saratoga. El caso más preocupante fue el de la escuela primaria Concepción Arenal, pero también quedó muy afectada la iglesia bautista «El Calvario». Sufrieron daños menores el Teatro Martí y la sede de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba.  

Un edificio de apartamentos, situado junto al hotel, sufrió un colapso parcial que dejó inhabitables 15 apartamentos.

El número de víctimas se incrementa hora tras hora. En el último reporte ofrecido por la Presidencia de Cuba, en su cuenta de Twitter, se informaron 22 fallecidos, uno de ellos menor de edad, además de 64 personas hospitalizadas.

«Jamás pensé que perdería a dos miembros de mi familia, necesitamos una explicación de lo sucedido porque la que dieron no es cierta», dijo en Twitter el youtuber Adrian cuba vlogs.

«Mi primito de 11 años y su papá perdieron la vida , solo caminaban por el corredor cuando paso la explosión», añadió.

Muchos usuarios de las redes sociales dudan de la versión oficial, sorprendidos porque no explotó el carro cisterna que transportaba el gas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España dijo a la agencia Efe que una turista española murió a causa de la explosión, sin ofrecer más datos. Añadió que otro español se encuentra hospitalizado. Las autoridades cubanas no han informado sobre víctimas extranjeras.

Los rescatistas continuaron trabajando en la madrugada de este sábado (Foto: Dairon Caballero)

¿Ahora qué pasará?

El gobierno se reunió en la tarde para evaluar los daños, la atención a las víctimas y plantea una « estrategia de recuperación de los perjuicios en edificios familiares y públicos».

El presidente Díaz-Canel ofreció condolencias a los familiares de los fallecidos. Estableció, además, que se crearan condiciones para que pudieran efectuar los funerales en «las mejores condiciones posibles».

Reinaldo García Zapata, gobernador de La Habana, informó que los estudiantes de la escuela primaria afectada podrán asistir a clases en otros locales a partir del lunes. También que los trabajos en los edificios dañados comenzarán en breve y estarán a cargo de empresas del Ministerio de la Construcción y de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Según René Mesa Villafaña, ministro de la Construcción, se pretende «restablecer cada edificio dañado» y devolverlo a «su condición original».

Será un trabajo muy laborioso y no exento de riesgos, a la vista del reporte que hizo en la madrugada de este sábado el periodista Dairon Caballero, de Radio Habana Cuba.

«La estructura del edificio está destruida», explicó en Facebook. «O sea, hay entradas y pasillos bloqueados. Habitaciones colapsadas».

El reportero, que afirmó haber publicado su reporte «luego de previa consulta con las autoridades de la Cruz Roja y los Bomberos», describe el intento de los rescatistas para llegar al sótano del hotel, donde se presume que hay sobrevivientes.

Esta información, que ha circulado ampliamente por las redes sociales, fue desmentida por la prensa oficial,  aunque sí está claro que se intentó acceder al sótano.

«Van con cautela pero de forma efectiva. Han encontrado cuerpos, pero sin vida», explicó el Dairon Caballero. De esta declaración se deduce que el número de fallecidos reportado será mayor en las próximas horas.

Al mediodía de este martes, tras la explosión, vecinos de la zona dijeron a la periodista María Lucía Expósito, de Tremenda Nota, que una de sus preocupaciones es que el incidente tenga secuelas y acelere el derrumbe de otras edificaciones en mal estado.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (2)

Haz un comentario