«Refugios en Cuba ¡ya!», exige una campaña feminista al cierre de 2020


1,710 Vistas
Violencia de género (Foto de Laura Rodríguez Fuentes)

La Plataforma YoSíTeCreo en Cuba, fundada para brindar apoyo a quienes sufren violencia de género, inició en este 2020 una campaña por la creación de refugios para mujeres víctimas de violencia de género y su descendencia.

Desde su página de Facebook, este grupo llamó la atención del gobierno y de la sociedad cubana sobre «la urgencia de crear un sistema de atención especializada a mujeres víctimas, con refugios temporales para mujeres, y permitir el activismo feminista que crece en el país».

YoSíTeCreo en Cuba reveló que durante 2020 ocurrieron en Cuba al menos 32 feminicidios y tres infanticidios asociados. Una de sus promotoras, consultada por Tremenda Nota, aclaró que la cifra «es un subregistro», pues no hay estadísticas oficiales actualizadas.

La necesidad una Ley Integral contra la Violencia de Género está en el debate público desde finales de 2019, cuando decenas de feministas enviaron una solicitud a la Asamblea Nacional del Poder Popular para que garantizara la protección de mujeres y niñas con una legislación específica. El presidente Miguel Díaz-Canel dijo en la clausura de las sesiones del parlamento que se tomaría en cuenta este reclamo. Sin embargo, la ley solicitada no fue incluida en el plan aprobado para los próximos años.

La campaña «Por refugios en Cuba ¡Ya!» es una reacción ante los feminicidios ocurridos en la isla durante el último año. Cuba y Haití son los únicos países de la región que no reconocen en su legislación los crímenes motivados por el género.

Otras experiencias de refugio

«Una casa de acogida entrega los elementos indispensables para que las mujeres y sus familias curen sus lesiones y recuperen su vida: brindan asesoría y representación legal, atención médica y psicológica, seguridad, acompañamiento educativo, abrigo y afecto», explica la revista digital cubana Con/texto Magazine.

Cuando una mujer ha sido expuesta a un ciclo de violencia dentro de su propio hogar, la única manera de comenzar a romper ese vínculo es salir del entorno que lo propició y que en muchos casos la vuelve dependiente del maltratador. El apoyo familiar a menudo no es suficiente y la manera más efectiva de lograrlo, según diversas experiencias, sería disponer de una casa de acogida o refugio temporal.

En algunos países, el modelo de atención a las víctimas de violencia de género recae solamente en la consejería psicológica y el asesoramiento legal. Tal es el caso de Cuba. En diciembre de 2020, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) anunció la habilitación de una línea telefónica con ese propósito.

Una casa de acogida debe contar con recursos que van desde la atención personalizada hasta la alimentación y satisfacción de otras necesidades en un entorno agradable y seguro.

Existen experiencias así en varios países. Chile cuenta con 43 recintos de cobertura nacional para proteger a mujeres mayores de 18 años con o sin hijos que se encuentren en riesgo de violencia ejercida por su pareja o expareja.

En el caso de España, un proyecto como Mujeres en igualdad, que abrió en 1997 dos casas de acogida, gestiona actualmente varios centros para mujeres víctimas de violencia de género.

Según el periódico El País, en España existen más de 90 centros de protección. Brindan tratamiento personalizado a las familias y promueven la reinserción laboral de las mujeres.

El Programa contra la violencia familiar en Texas constituye otro ejemplo de coordinación entre la sociedad civil y el Estado para apoyar a quienes sufren violencia doméstica.

El programa no solo incluye a las casas de acogida, sino también asistencia económica, cuidado infantil y salud mental. Promueve la autosuficiencia, la seguridad y la independencia de las mujeres beneficiadas, a través de una red de proveedores de servicios.

La necesidad de tener casas de acogida, en cifras

Las cifras oficiales más recientes sobre la violencia contra la mujer en Cuba, aparecen en la Encuesta Nacional sobre Igualdad de Género efectuada en 2016 y publicada dos años después. El informe revela que entonces existía una tasa de 1 feminicidio por cada 100 mil mujeres. Los datos actuales todavía no son públicos.

Según el Observatorio de Igualdad de Género de la CEPAL la información oficial de 15 países de América Latina y 4 del Caribe muestra que 4640 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 2019. Las tasas más altas por cada 10000 mujeres se observan en Honduras (6.2), El Salvador (3.3) y República Dominicana (2.7).

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), 1 de cada 3 mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja o expareja. Las cifras relativas a 2017 revelan que 3 de cada 5 asesinatos de mujeres fueron cometidos por sus parejas, exparejas o algún miembro de la familia.

América es el segundo continente con mayor tasa de feminicidios, solo superado por África. En 2017 murieron en el mundo 137 mujeres al día en circunstancias que pueden ser descritas como violencia de género. América registra un feminicidio cada dos horas y media.

Según cifras de 2020, basadas en los datos oficiales de buena parte de los países latinoamericanos, entre marzo y septiembre han ocurrido alrededor de 3000 feminicidios en la región.

Cartel de YoSíTeCreo en Cuba publicado en sus redes sociales
Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (2)

Haz un comentario