¿Qué va a pasar con los zoológicos en Cuba cuando entre en vigor el Decreto Ley de Bienestar Animal?


1,241 Vistas
Zoológico de Sancti Spíritus, Cuba (Fotos: Dennis Valdés Pilar)

«Todo este tiempo olvidamos proteger a los animales de los zoológicos. Es demasiado tarde, porque pronto se va a aprobar la ley y en ese borrador que nadie conoce, no creo que esté el problema de estos animales», dijo el activista Dennis Valdés Pilar a Tremenda Nota.

Este 19 de febrero, una decena de animalistas realizó una manifestación frente al Ministerio de la Agricultura, en La Habana, y lograron que el gobierno prometiera aprobar antes de fin de mes un decreto ley de «bienestar animal».

Sin embargo, Valdés Pilar cree que la situación de los que están en los zoológicos seguirá siendo difícil. Con esa preocupación, emplazó por su cuenta a las autoridades desde su perfil de Facebook.

«Ministerio de la Agricultura de Cuba, #AsambleaNacionaldeCuba, Ministerio de Justicia de la República de Cuba, #DiazCanel, quisiera saber si los animales de los mal llamados zoológicos de nuestro país estarán incluidos en el Decreto-Ley de Bienestar Animal. ¿Las entidades responsables de estas instalaciones serán sancionadas por el deterioro físico, psicológico y de salud de estos animales?», posteó el activista este sábado, un día después de la manifestación considerada «un éxito» por el movimiento animalista.

«Una de las cosas que yo he criticado es que todos los zoológicos del país no cumplen la función y objetivos para los que han sido creados. Si uno de sus objetivos es crear para los animales un ambiente adecuado, ¿cómo los vas a encerrar en jaulas de hierro oxidado? El encierro en que viven no es tolerable», comentó Dennis a Tremenda Nota.

El activista, que vive en la ciudad de Sancti Spíritus, en el centro de Cuba, ha visitado zoológicos de varias provincias. «En todos existe el mismo problema. Los animales no tienen espacio en las jaulas», explicó.

Este problema ha sido reconocido por los medios de prensa estatales y por expertos que trabajan en los propios zoológicos.

El diario digital CubaSí publicó una nota en 2016 donde se reconoce que el Jardín Zoológico de La Habana «no encaja precisamente en la concepción más avanzada de este tipo de institución».

El microbiólogo Raúl Campos Talavera, historiador del conocido como «Zoológico de 26», dijo entonces a CubaSí que «Los zoológicos tienen hoy por hoy muchos detractores, pero también tienen una clara razón de ser: ya no son simples exhibidores de animales, sino que se insertan en los programas de educación ambiental y contribuyen a la conservación de especies en peligro».

Maylén González García, otra especialista de esa empresa, garantizó al periódico Tribuna de La Habana en 2018 que los animales exhibidos se encontraban «Libres de hambre y de sed; de angustias y dolores; de enfermedades; de incomodidad y de expresar un comportamiento anormal».

Dennis Valdés Pilar, en cambio, considera que «desde que expones el animal dentro de una jaula pequeña, hedionda y húmeda, ya estás violando uno de los principios más importantes de un zoológico, la recreación de un ambiente sano, seguro para el animal».

«He visto mucha desesperación en los animales», contó el activista a Tremenda Nota. «Por ejemplo, cuando estuve en el minizoológico de trinidad, los animales hacían como 3 o 4 días que no habían comido ni tomado agua limpia. Pasa lo mismo en el zoológico de Santi Spíritus, el de Ciego de Ávila, el de Camagüey, el de Santiago, el de 26 en La Habana. He pasado por todos».

El activismo por los derechos de los animales se ha movilizado en los últimos años para llamar la atención de los gobiernos y conseguir el cierre de los zoológicos.

Costa Rica fue el primer país que cerrar los que administraba el Estado y convertirlos en jardines botánicos. «Estamos mandando un mensaje al mundo. Queremos ser congruentes con nuestra visión de país que protege a la naturaleza”, dijo entonces Ana Lorena Guevara, viceministra de Ambiente, en una entrevista con BBC Mundo.

Los activistas cubanos, según Valdés Pilar, «han priorizado a los perros, los gatos, los caballos, han estado en contra del sacrificio de animales con fines religiosos, pero se han olvidado completamente de los animales que hay encerrados en los zoológicos».

En septiembre de 2020, la activista Valia Rodríguez denunció en Facebook que los leones en cautiverio de la ciudad de Puerto Padre, en el oriente de Cuba,  estaban «muriendo de inanición». Estas denuncias no son comunes. «No a los zoo. Solución ya», escribió la animalista.

«Nadie tiene en sus manos el borrador del proyecto de Decreto Ley de Bienestar Animal. Pensamos que, cuando lo aprueben, no estará completo. Algunas cosas que denunciamos y necesitamos no aparecerán ahí, incluyendo a los animales de los zoológicos del país», observó Dennis.

«Quiero leer y releer el decreto ley, cuando salga, para ver cómo se puede mejorar en el futuro, aunque sea a largo plazo», comentó por último a Tremenda Nota.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (2)

Haz un comentario