¿Qué sucede con la comunidad LGBTIQ+ en medio del conflicto ruso-ucraniano?


1,023 Vistas
Activistas LGBTIQ+ se maniiestan frente a la embajada rusa en Budapest (Foto: Twitter)

Rusia invadió a Ucrania la pasada semana tras una larga tensión política que involucra a la Unión Europea y a la Otan. Desde mucho antes de esta fecha, la comunidad LGBTIQ+ es un sector vulnerable y objeto de crímenes de odio en la región.

La ONG GMFUS declara que, según una encuesta de 2019, solo el 14% de los ucranianos está de acuerdo en que la sociedad debería aceptar la homosexualidad. En medio de la actual guerra, varios activistas locales e internacionales se han movilizado para garantizar la seguridad de estos grupos.

La activista ucraniana, Olena Shevchenko, presidenta del grupo LGBTIQ+, Insight, dijo al Whashington Blade que su comunidad se quedaba en el país para defenderse y ayudar a las personas marginadas.

Anna Sharyhina, cofundadora de la Asociación Sphere, con sede en Kharkiv, también expresó que su grupo planea «realizar “reuniones diarias de emergencia en línea” y ha comenzado a planificar cómo ayudar a las personas de la comunidad».

Por otro lado, activistas europeos se han solidarizado con sus homólogos ucranianos. Whashington Blade informa que los miembros de Genderdoc-M, un grupo de derechos LGBTIQ+ basado en Moldavia, proporcionará alojamiento, comida, asesoramiento y apoyo médico a las personas de la comunidad. Esta organización participó el 24 de febrero, en una protesta frente a la embajada rusa en su país.

El grupo letón por los derechos LGBTIQ+, Mozaika, ha manifestado en redes sociales su apoyo a Ucrania y anunció que recauda fondos para las personas sexodiversas de dicho país. Por su parte, precisa el Blade que «EuroPride ha recaudado más de 16.000 euros para Kyiv Pride y Kharkiv Pride en Ucrania y OutRight Action International más de $ 105,000».

Ya en 2014, Rusia había invadido a Ucrania para disputarle la península de Crimea y la región del Donbás. Esta guerra se mantuvo hasta la actualidad con eventuales estallidos de violencia a lo largo de la frontera entre ambos países. La Otan reaccionó a esta invasión con sanciones económicas para Rusia y ayuda militar para Ucrania.

En ese entonces, ya existían conflictos en Ucrania relacionados con la seguridad de las personas de la comunidad LGBTIQ+.

«Incluso en Kiev, la capital de la nación, que en 2017 acogió su desfile del Orgullo Gay, los abusos a raíz de la discriminación homófoba no son inusuales. Un grafiti recientemente pintado en la pared de una tienda de Lush, que participa en el mapa LGBTI de la ciudad de Kiev, dice: “Ucrania no quiere perversiones. ¡Váyanse!”»,  informó en 2017 la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur.

En materia de lucha por los derechos LGBTIQ+ en la región, ha sido fundamental el Desfile del Orgullo de Kiev. Según DW, participan varias ONGs ucranianas e internacionales de derechos humanos, organizaciones de padres de niños LGBTIQ+ que enfrentan acoso escolar y una comunidad de veteranos de guerra que crea conciencia sobre los derechos de los homosexuales en el Ejército. 

«Viktor Pylypenko, uno de los primeros veteranos de la guerra en el Donbás que declaró abiertamente que era gay después de dejar el Ejército en 2018, vistió su uniforme militar con condecoraciones. Pylypenko es cofundador de la ONG “Soldados LGBTIQ+ ucranianos por la igualdad de derechos”, que cuenta con 120 miembros. “Estoy aquí porque quiero igualdad de derechos, en particular el derecho a casarme y tener una familia”» informó a DW.

Gays ucranianos conversan sobre las tensiones con Rusia (Video: Deutsche Welle)

En Ucrania han proliferado grupos que atacan a personas LGBTIQ+, sin que las autoridades tengan una estrategia para protegerlas. En ese espacio conviven, además, varias ONG de derechos humanos LGBTIQ+, entre ellas Nash Mir, que desde julio de 2021 pone en práctica un programa nacional destinado a proteger a las personas de la comunidad contra los delitos de odio.

El proyecto cuenta con el apoyo del programa conjunto de la Unión Europea y el Consejo de Europa.  Por su parte, Amnistía internacional informa que desde su fundación la ONG Sphere ha sufrido numerosos ataques discriminatorios a causa de su trabajo: «Desde 2017, la organización ha sufrido casi 30 ataques de grupos homófobos, que les han roto las ventanas, han dejado el edificio todo marcado con orina y han embadurnado los muros con heces. Asimismo, han abortado actos e intimidado a su personal, que no hace sino intentar apoyar a la comunidad LGTBIQ+ en Ucrania».

Desde primer día del actual conflicto, el presidente Zelenski confirmó 132 muertos y al tercer día el ejército ucraniano afirmó haber causado 3.000 bajas militares rusas.

Tremenda Nota logró tener una breve conversación con la youtuber y profesora de español ucraniana, Oleksandra Kosak, que reside en la ciudad Ivano-Frankivsk.

«Hoy el aeropuerto de mi ciudad fue atacado en la mañana. Me desperté por el sonido de las sirenas y las bombas. El cielo estuvo todo negro. Temo por mi vida aunque intentamos mantenernos tranquilos y con la mente fría. Por el momento nos encontramos en nuestras casas», comentó.

Ucrania es el país más grande de Europa después de Rusia, nación con la que comparte frontera terrestre, un origen cultural y un pasado político en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

La Otan es un factor fundamental en este conflicto, pues durante las décadas de 1990 y 2000 se expandió a países como Polonia, Lituania, Letonia y Estonia, colocando a Rusia en una postura defensiva.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (1)

Haz un comentario