¿Qué dicen las feministas cubanas sobre el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres decretado por el gobierno?


1,260 Vistas
(Foto: María Lucía Expósito)

El pasado 8 de marzo la Gaceta Oficial de la República publicó el Decreto Presidencial 198/2021, firmado por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, que puso en vigor el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres.

El decreto establece que este programa será la piedra angular en el desarrollo de políticas a favor de las mujeres en la isla y explica que da continuidad al avance y desarrollo de la igualdad de género en el país.

Según el medio oficial Cubadebate, el documento «se concibe como la Agenda del Estado cubano para el adelanto de las mujeres e integra en un solo documento acciones y medidas que se corresponden con los principios y postulados reconocidos en la Constitución de la República de Cuba y en el nuevo escenario de actualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, así como con los compromisos internacionales contraídos sobre la igualdad de género».

Desde octubre de 2020 estaba aprobado el Programa por el Consejo de Ministros de Cuba, aunque el documento no se hizo público hasta ahora. Según el gobierno, esta política es parte de la actualización del Plan de Acción Nacional de la República de Cuba y da seguimiento a la IV Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer.

El Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres se implementará  mediante un plan de acción propio que debe ser revisado cada tres meses por el presidente cubano. Además, el gobierno planteó la elaboración de una campaña para su divulgación.

Cubadebate aseguró que el objetivo principal «es promover el avance de las mujeres y la igualdad de derechos, oportunidades y posibilidades, refrendados en la Constitución de la República de Cuba, así como profundizar en los factores objetivos y subjetivos que, como expresiones de discriminación, persisten en la sociedad cubana y obstaculizan un mayor resultado en lo económico, político, social y familiar, con el fin de eliminarlos».

Por su parte, la Secretaria General de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) deberá presentar al Consejo de Ministros, en periodos de dos años, el estado de los objetivos, acciones y medidas del Programa.

Tras la publicación del decreto, algunas feministas se pronunciaron en redes sociales.

La activista Salomé García Bacallao publicó en su perfil en Facebook: «Ya para cerrar el día, hoy se publicó el DECRETO PRESIDENCIAL 198, el Programa Nacional para el adelanto de las Mujeres. Esto es, para cuando estén creadas las condiciones. Futuro Imperfecto (que no indica si la acción o estado va a completarse o concluirse)». Además, como muchas otras activistas, exigió la implementación de una Ley Integral contra la Violencia de Género en Cuba.

García Bacallao consideró, en una entrevista con Tremenda Nota, que el decreto «tiene connotaciones racistas y paternalistas» y se propone «el objetivo de aplacar un poco las demandas de la sociedad civil».

La escritora Ileana Álvarez, que dirige la revista feminista Alas Tensas, también opinó que se trata de «una reacción».

García Bacallao cree que «en el documento se definen muy pocas acciones concretas».

«Mientras los titulares hablan de la creación de un Observatorio de Género, el plan dice ‘impulsar la creación’, pero no se establecen compromisos con fechas o plazos concretos», señaló la activista.

Tremenda Nota conversó también con la plataforma feminista YoSíTeCreo en Cuba. Este grupo señaló que el Programa «reconoce directamente el problema de la violencia de género en Cuba, y eso es un paso positivo», sin embargo el documento deja «muchas dudas e incertidumbres».

«El documento sigue sin hablar directo de feminicidios ni refugios. Tampoco reconoce a la sociedad civil que ha trabajado de forma criminalizada por colocar el problema en la agenda pública y política», observó la plataforma.

«El documento no menciona ‘identidad de género’ y es por tanto excluyente de personas que no se ubican en identidades binarias o que transicionan, aunque sí habla de fortalecer derechos sexuales como la reproducción asistida y las cirugías de readecuación genital», consideró también el grupo feminista.

Ileana Álvarez, que vive exiliada en Madrid, dijo a Tremenda Nota que «la sociedad civil y las instituciones oficiales tienen que dialogar, aunque sea difícil dialogar con personas que hasta el otro día no se consideraban feministas e incluso negaban la existencia de feminicidios en Cuba».

«Pensamos que el Programa quedó muy por debajo de la urgencia que lleva para las víctimas», enfatizó YoSíTeCreo en Cuba a Tremenda Nota, por último.

La académica, investigadora y militante feminista Aylinn Torres Santana publicó este 8 de marzo un texto en la revista OnCuba que reflexiona sobre la situación actual de las mujeres en la isla.

«La pregunta de si las cubanas tendríamos razones para incorporarnos al Paro global es, cuando menos, pertinente. ¿Las hay? ¿El orden de las cosas en Cuba admite comunicación con la agenda del Paro? ¿Por qué tendríamos que luchar en Cuba?», se preguntó Torres Santana.

Torres Santana sentenció que «todos los temas listados antes, que conforman un pliego mínimo, incompleto, contextual y argumentado de necesidades cubanas, requieren someterse a crítica, construcción colectiva, alimentarlo o depurarlo. Hacerlo es clave para Cuba, para las cubanas. Un programa socialista, tal como lo ha demostrado la historia, no puede estar ajeno o ser superficial o moroso con estos problemas. Si las mujeres paramos, se para el mundo, todos los mundos, también el mundo cubano».

Otras plataformas como la revista feminista cubana Alas Tensas y la el grupo Yo Sí te creo en Cuba promovieron este 8 de marzo la necesidad de una Ley Integral contra la Violencia de Género en Cuba.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (2)

Haz un comentario