Polémica en Tremenda Nota: Un artículo satírico de Ernesto Wong motivó cartas abiertas entre un católico y un ateo


1,118 Vistas
(Ilustración: Polari)

El artículo «El fundamentalismo explicado a los impíos», escrito por el lingüista y profesor Ernesto Wong García  y publicado el pasado 24 de junio en Tremenda Nota, generó un debate en Facebook sobre el fundamentalismo cristiano y los derechos LGBTIQ+.

En el texto, Wong hizo una crítica al discurso de varias iglesias cristianas sobre el Código de las Familias, que será presentado al parlamento en julio, y sobre la Resolución 16/2021 del Ministerio de Educación, aprobada en febrero pasado para implementar un programa de educación sexual con enfoque de género en las escuelas cubanas.

La sátira fue el tono elegido por Wong analizar el discurso fundamentalista. Según plantea en su texto, los propios cristianos son «las verdaderas y únicas víctimas en este conflicto» con la comunidad LGBTIQ+. Algunos de los calificativos y expresiones que usó, provocaron reacciones al poco tiempo de aparecer el artículo.

El historiador Leonardo Manuel Fernández Otaño, que se presentó como laico católico en una carta abierta dirigida al lingüista y al periodista Maykel González Vivero, director de Tremenda Nota, calificó el artículo como «irrespetuoso contra la religión cristiana». Esta respuesta apareció en su muro de Facebook este 25 de junio.

«Tal calificativo no se debe a su tono satírico, sino al modo en el que ataca la fe cristiana en general», especificó Fernández Otaño.

«En sus líneas califica de fundamentalista a la Iglesia Bautista», escribió y añadió que «el anterior planteamiento carece de una aproximación a la teología de esta denominación, pues quienes conocemos su historia en el continente americano, sabemos lo importante que han sido los aportes de sus hijos, desde Martín Luther King hasta la familia País García».

Esta precisión responde al análisis que hizo Wong de la declaración publicada este 22 de mayo por la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental. Dicho texto, además de cuestionar la resolución del Ministerio de Educación sobre la educación sexual, amenaza al gobierno con no llevar a los menores a las escuelas si se hace efectivo el programa previsto.

Irán Morejón Quintana, que se definió como «ateo convencido», respondió con otra carta abierta a Leonardo Fernández Otaño. Morejón salió en defensa del artículo de Wong.

Morejón consideró que «la palabra fundamentalismo no se circunscribe ni siquiera a lo religioso». «En el texto del profesor Wong se pretende ridiculizar (y creo que lo logra cabalmente) la nueva ola de terraplanismo pseudointelectual que se ofusca en desconocer lo que dice el consenso académico acerca de la biología de la sexualidad», agregó.

«El artículo escrito por el profesor Wong hace muy bien en satanizar las posturas intransigentes y agresivas de quienes no han aprendido a respetar el principio de que la religión es algo muy personal, pues no se debe obligar al resto de los humanos a aceptar lo que se escribió en un texto mágico-religioso», escribió.

«Debe tenerse en cuenta que este documento es el texto sacro de una parte de la población creyente en Cuba», había dicho Fernández Otaño en su carta.  

«Desde un punto de vista sociológico creo que el texto [de Ernesto Wong] no profundiza en la verdadera naturaleza del fundamentalismo religioso, pues este se deriva de una interpretación lineal de la Biblia y de una visión distorsionada del cristianismo de matriz calvinista, en especial de la reología de la prosperidad», amplio Fernández Otaño.

«Si bien no es un texto analítico, sino humorístico, para expresar los fuertes juicios de valor reflejado en su redacción se debería haber profundizad en la dinámica de los principales grupos neopentecostales en Cuba. Pues una cosa es una postura conservadora doctrinal (Iglesia Bautista Occidental) y otra cosa distinta es un pronunciamiento fundamentalista (Iglesia Metodista)», fundamentó Fernández Otaño sobre el artículo de Wong.

El pronunciamiento de la Iglesia Metodista de Cuba fue publicado el pasado 25 de mayo en su perfil oficial de Facebook. Al igual que en la declaración de la Iglesia Bautista Occidental, se realizó una confrontación a la gestión gubernamental, colocando al «Estado Cubano» como promotor de «grupos minoritarios, instituciones e individuos afines al movimiento LGBTIQ+».

El debate entre los usuarios incluyó también críticas para las políticas editoriales de Tremenda Nota.

Al respecto, Fernández Otaño, dijo que la publicación del artículo le «resta seriedad» al medio. En ese sentido, recalcó su visión al respecto del texto, describiéndolo como «reduccionista» y contrario a contribuir a un «verdadero espíritu de diálogo social».

«Tremenda Nota ha mantenido a lo largo de su existencia una política de comunicación enfocada en las vicisitudes y logros que atañen a la comunidad LGBT+ de la Cuba contemporánea», matizó Morejón Quintana. «El artículo del profesor Wong se dirige de forma explícita a los fundamentalistas. Si usted no se cuenta entre las filas del fundamentalismo, no hay razón para que se sienta ofendido».

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Haz un comentario