Parlamentario cubano: A los activistas «se les pagó» para organizar la marcha LGBTI+ no autorizada


503 Vistas

El diputado cubano Luis Ángel Adán Roble, a la derecha, habla en una conferencia del LGBTQ Victory Institute en Bogotá, Colombia, el 18 de mayo de 2019. (Foto: Cortesía del Victory Institute)

Bogotá, Colombia― Un parlamentario cubano sugirió el sábado pasado que activistas independientes «recibieron pagos» para organizar la marcha LGBTI+ celebrada el 11 de mayo en La Habana sin autorización del gobierno.

«No solo los grupos religiosos, sino también los llamados activistas, reciben frecuentemente pagos para realizar este tipo de eventos», respondió Luis Ángel Adán Roble a una pregunta del periódico estadounidense Washington Blade, durante un panel en una conferencia del LGBTQ Victory Institute en Bogotá. «No estoy diciendo que todos los que participaron fueron pagados, ni nada por el estilo», agregó.

El Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), una institución dirigida por Mariela Castro Espín, hija del expresidente cubano Raúl Castro Ruz, organiza hace una década una marcha en La Habana para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia.

Sin embargo, el día 6 de mayo el Cenesex informó sobre la cancelación de la marcha de La Habana y de otra prevista en la ciudad de Camagüey. Activistas LGBTI+ criticaron duramente la cancelación y anunciaron una nueva marcha no autorizada en La Habana.

En los días previos al 11 de mayo agentes de la Seguridad del Estado ordenaron a los activistas independientes que no participaran en la marcha independiente. Los agentes también impidieron que algunos activistas salieran de sus casas para asistir a la manifestación.

Juana Mora Cedeño e Isbel Díaz Torres estuvieron entre los activistas independientes detenidos antes de la marcha de La Habana que «no estaba autorizada», según Adán Roble. «Como para cualquier marcha en cualquier país del mundo, hay que tener una autorización», dijo al Blade.

Maykel González Vivero –director de Tremenda Nota, la revista cubana aliada del Blade– y otros periodistas independientes, así como corresponsales de agencias de prensa internacionales, reportaron que varios participantes en la marcha fueron arrestados. Fotografías y videos posteados en las redes sociales muestran a hombres vestidos de civil mientras maltratan a algunos de los manifestantes detenidos.

Adán Roble dijo al Blade que cuatro personas fueron detenidas después de que, según él, atacaran a un agente de la policía. También criticó a los periodistas independientes por «mostrar solamente una imagen».

Mariela Castro Espín, de quien Adán Roble es un firme aliado, continúa insistiendo sin pruebas en que opositores al gobierno cubano en Miami y otros puntos organizaron la marcha no autorizada. Por su parte, Adán dijo al Blade que no sabía de las detenciones de tres activistas LGBTI+ independientes –Roberto Ramos Mori, Leodán Suárez Quiñones y Yasmany Sánchez– en los días posteriores al evento.

«No sé nada sobre eso porque estoy en Colombia desde el jueves», explicó el joven diputado.

Activistas LGBTI+ independientes realizaron una marcha no autorizada en La Habana el 11 de mayo de 2019. (Foto: Cortesía de Pedro Luis García).

Cleve Jones, un activista de San Francisco, iba a ser el Gran Mariscal de la marcha del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia en La Habana. El día 10 de mayo el Cenesex homenajeó a Jones en una gala celebrada en el Teatro Karl Marx de esa ciudad. Al día siguiente, Jones asistió a una fiesta organizada por Castro Espín cuyo horario fue ajustado para coincidir con la marcha no autorizada.

Adán Roble también dijo al Blade que la fiesta era «una nueva forma de celebrar el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia en Cuba». Jones y Jeff Cotter, director ejecutivo del Rainbow World Fund, en una declaración emitida el 14 de mayo, dijeron que estaban «consternados» por los arrestos ocurridos en la marcha no autorizada.  

El Cenesex había anunciado la cancelación de su marcha por el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia en medio de crecientes tensiones entre los Estados Unidos y Cuba, debido al apoyo de la Isla al presidente venezolano Nicolás Maduro. La marcha no autorizada en La Habana se realizó tres días después de que el gobierno cubano impidiera a al reportero Michael Lavers, de Washington Blade, entrar al país.

Del editor: Esta nota apareció originalmente en inglés en el sitio web del periódico Washington Blade. El texto fue traducido y editado por Tremenda Nota.

También puedes leer:

Tags:

Michael Lavers

Michael Lavers

Editor del Washington Blade, el periódico LGBTI+ más antiguo de los Estados Unidos

Haz un comentario