México: El aumento de los transfeminicidios hace reaccionar a varias organizaciones


880 Vistas
(Foto: Internet)

Tanto Inmujeres, la entidad gubernamental encargada de temas de género, como el Centro de Apoyo a las a las Identidades Trans y la Alianza Mexicana de Trabajadoras Sexuales, organizaciones de la sociedad civil, alzaron su voz contra la violencia a la que es sometida la comunidad LGBTIQ+ en México.

Inmujeres es la entidad del gobierno federal mexicano que coordina el cumplimiento de la política nacional de erradicación de la violencia contra las mujeres, y se pronunció esta semana por la erradicación de la discriminación contra la comunidad LGBTIQ+ y en especial contra el aumento de transfeminicidios.

Ante una oleada de asesinatos a miembros de la comunidad LGBTIQ+ y particularmente a mujeres trans «es inaplazable construir nuevas estrategias interinstitucionales que permitan potenciar, con mayor efectividad, las políticas públicas que ya existen para erradicar las formas de exclusión y los factores de discriminación y violencia hacia la comunidad LGBTIQ+», declaró la institución a La Jornada.

Por su parte, el Centro de Apoyo a las a las Identidades Trans y la Alianza Mexicana de Trabajadoras Sexuales exigieron a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, que la investigación del ataque contra la activista Natalia Cruz, conocida como Natalia Lane, fuera indagada como un intento de transfeminicidio.

Ambas instituciones expresaron que los discursos antiderechos están cimentados en el patriarcado, la heteronorma, el machismo y el sexismo, que  «promueven los prejuicios y la estigmatización, son generadores de violencia y de la violación de derechos humanos».

Nadine Gasman, presidenta del Inmujeres recordó al gobierno que el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (Proigualdad) 2020-2024, fue construido con los aportes diversos de las mujeres, en especial, las que han sido históricamente excluidas, entre ellas, las mujeres sexualmente diversas.

Añadió que durante la consulta que se realizó para la elaboración de dicho programa, las mujeres de la comunidad LGBTIQ+ señalaron como principales problemas la violencia que sufren por razones de género, la discriminación y la falta de reconocimiento de su identidad sexogenérica.

En consecuencia, el Proigualdad incluye «líneas de acción dirigidas a brindar acompañamiento legal especializado; propiciar el cambio cultural mediante el impulso de proyectos de incidencia social pública y comunitaria, en cooperación con la sociedad civil y fomentar el respeto a la dignidad y la integridad de las mujeres lesbianas, gays, bisexuales y trans», informa el sitio oficial del gobierno de México.

Inmujeres aboga por «la no discriminación, la igualdad de oportunidades y de trato entre los géneros, el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres y su participación igualitaria en la vida política, cultural, económica y social del país», como se describe en su sitio oficial.

Ari Vera Morales, Presidenta de las organizaciones: Almas Cautivas, Corpora en Libertad y la Red internacional LGBT+ Privadas de la Libertad, explicó en la cubana  Revista Sexología y Sociedad que los feminicidios por identidad de género o transfeminicidios, son los asesinatos de mujeres trans, cometidos con un agravante de odio por el simple hecho de ser mujeres trans.

Actualmente no existe un concepto consensuado para referirse a este tipo de asesinatos debido a que las trans no son reconocidas legalmente como mujeres en muchos casos.

El Observatorio de Personas Trans Asesinadas (TMM), perteneciente a la organización Transgender Europe (TGEU), definió que entre el 1 de octubre de 2018 y el 30 de septiembre de 2019 ocurrieron 331 casos de asesinatos de personas trans y de género diverso.

Asimismo, a partir del 1 de enero de 2008 al 30 de septiembre de 2019 han sido registrados 3.314 asesinatos en 74 países. Aproximadamente el 80 % de los casos registrados a nivel mundial son de América Central y del Sur. México ocupa el segundo lugar con 65, después de Brasil con 132, en mayor cantidad de asesinatos de personas trans registrados en el mundo.

Vera Morales explica que, de acuerdo con el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de las Naciones Unidas, en 2018 en 15 países de la región un total de 3.287 mujeres fueron víctimas de feminicidio.

La investigación de Vera Morales arroja que la única referencia o aproximación para realizar un estudio comparativo entre mujeres cisgénero y mujeres trans, es la de las personas privadas de libertad de la subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, en la que 1.580 son mujeres cisgénero y 150 mujeres trans privadas de la libertad. Estas últimas representan el 10 % de las primeras.

Vera Morales concluye que en esa lógica estaríamos ante la idea de que en México existen alrededor de 6.1 millones de mujeres trans.

Finalmente, según la activista, ocurren un feminicidio relacionado con la identidad de género, por cada 5.6 feminicidios de mujeres cisgénero.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Haz un comentario