Líderes religiosos cubanos piden apoyo oficial contra las iyanifás, un grupo de sacerdotisas que desafía la tradición


1,055 Vistas
Iyanifá (Foto de Facebook)

La Asociación Cultural Yoruba de Cuba (ACYC) publicó este 10 de enero en su página de Facebook una Declaración Protesta contra las iyanifás, mujeres que decidieron ejercer el sacerdocio de Ifá, una categoría reservada históricamente a los hombres.  

«Es conocido por la comunidad religiosa mundial que, un grupo de féminas en La Provincia de Holguín, en el Oriente de Cuba, en actitud desafiante el 01 de enero del 2021, decidió flagrantemente profanar en su máxima expresión, nuestra Cultura Patrimonial… manipularon las sagradas semillas de Olofin, pretendiendo obtener como resultado, una ‘Letra del Año, para Cuba y para el Mundo’», dice la ACYC.

La declaración argumenta que este tipo de comunidades religiosas femeninas no existen en la tradición afrocubana, pero tampoco en Nigeria y el resto del mundo. La ACYC, una asociación reconocida por el gobierno, acusó iyanifás de profanar las tradiciones patrimoniales en nombre de la libertad religiosa.

Los religiosos firmantes dijeron además que durante mucho tiempo han advertido a las autoridades gubernamentales y a las instituciones oficiales respecto a la violación, el uso y empleo del sagrado sistema oracular de ifá en manos de mujeres.

El sacerdocio de Ifá es una de las jerarquías principales en las religiones cubanas que se originaron en África, cada vez más difundidas e influyentes en la vida cultural del país.

En su declaración, la ACYC solicitó el apoyo del Ministerio de Cultura, el Consejo Nacional de Patrimonio y de otras instituciones para hacer cumplir  la Declaración de Patrimonio  Inmaterial  de la UNESCO acerca de la figura única de los sacerdotes hombres y no mujeres, como aparece descrita en el expediente (10-2006/04-2010) de esa organización.

«Hacemos un llamado consciente a todos los religiosos para lograr la unidad y luchar contra las iyanifá, contra cada profanador, defensor, investigador, antropólogo o escritor que intente justificar estos sacrilegios», concluye la Declaración, que fue firmada por las autoridades de la ACYC y por varios de los sacerdotes y sacerdotisas.

 «La iyanifá no es un “babalawo mujer”, o una “babalá”, como algunos han interpretado y manifestado en determinados medios públicos, pero tampoco es la Apetebí ayafa (esposa del babalawo), autoridad máxima a que podía aspirar una mujer iniciada en el culto tradicional de Ifá en nuestro país, y cuya función se circunscribe a la asistencia a su esposo o a un grupo de sacerdotes en determinadas ceremonias, explicó Alexander Machado en la Revista Cubana de Pensamiento Socioteológico Caminos.

«La iyanifá tiene facultades que históricamente en Cuba solo han detectado los hombres y, a pesar de la oposición que se les ha presentado, ha resultado —hasta donde hemos podido conocer— una jerarquía provechosa y de éxito en las prácticas religiosas de aquellas casas que la han establecido», elogio Machado.

«Las iyanifás fuimos expulsadas de la ACYC, provocando un estallido y más desunión a lo interno de la comunidad religiosa afrocubana», dijo a Tremenda Nota Dulce María Rodríguez, una de las santeras más respetadas y conocidas de Holguín, con 38 años de haberse iniciado en la Regla de Ocha y doce de consagrada en el culto de Ifá.

Por ende, decidieron seguir su camino religioso «al margen de dicha organización», relató Dulce María. A partir de ese momento, agrupadas en sus consejos directivos, decidieron sacar su propio oráculo anual en Cuba. Este fue el incidente que provocó la reacción de la comunidad religiosa liderada por hombres.

Actualmente existen iyanifás en diversas partes del mundo, pero las primeras fueron consagradas en Cuba hace más de dos décadas. No obstante, su existencia continúa siendo un tema polémico. Muchos siguen viéndolas como una gran herejía, al considerar que solo los hombres pueden consagrarse a Ifá y las mujeres solo deben aspirar al rango menor de «apetebí de Orúnmila».

Hoy muchas iyanifás lideran sus propios cabildos. Uno de los más destacados es precisamente el de Holguín que cita la declaración de la ACYC.

La holguinera Ifá Iránlowo (Ifá es la Salvación), nombre de consagración de Dulce María, asegura que las iyanifás pueden y tienen la facultad para hacer lo que han hecho y que no buscan la polémica con la ACYC: «Solamente les decimos que tienen que hacer un estudio profundo y verdadero de lo que Ifá está diciendo para ellos».

Tremenda Nota

Tremenda Nota

La nueva revolución periodística

Comments (4)

  • Avatar

    Yahima

    |

    Mucho machismo existe en cuba…. si existen las Iyafinas Por doquier,solamente en cuba no se les permite a las mujeres iniciarse como tal…. infórmense… es puro machismo…. lo juro ….

    Reply

  • Avatar

    Leonel Perez

    |

    Esclavizados, muertos de hambre y machistas, reclamé le sus derechos a la dictadura y dejen tranquila a las mujeres, evolucionen y situense en el siglo 21.

    Reply

  • Avatar

    Alejandro izaguirre

    |

    Es un verdadero sacrilegio lo que están haciendo con nuestra religión esas mujeres y las personas que la an consagrado eso no existe ni existió ni existiraa nuncaa en ningún documento de ifa ni criollo ni tradicional habla toda esa falacia y mentira. Por la memoria de todos nuestros babalawos difuntoss Miguel febles odi Ka , adechinaa ogbara Melli , tata gaitan ogunda fun …. y demas awoses difuntos que timbelorun que timbelalle ibae ibae en tonu que la bendición de ellos siempre nos alcance para que nos ayuden a desmantelar toda esta falacia y profanacion de nuestro religión. Awo orunmila okana sode Ashe igboru

    Reply

Haz un comentario