La paradoja talibán: Misoginia, persecución LGBTIQ+ y sexo gay


763 Vistas
Mujeres afganas (Foto: Flickr)

Luego de la toma de Kabul por los talibanes, ocurrida el pasado 15 de agosto de 2021, la comunidad LGBTIQ+ y las mujeres afganas están enfrentando una alarmante crisis de sus derechos y libertades.

El grupo fundamentalista islámico alcanzó el poder en Afganistán luego de la huida del presidente Ashraf Ghani. «Hoy es un gran día para el pueblo afgano y los muyahidines. Han sido testigos de los frutos de sus esfuerzos y sacrificios durante 20 años. Gracias a Dios, la guerra en el país terminó», señaló a Al Jazeera TV el portavoz político talibán Mohammad Naeem.

Con el nuevo gobierno, la situación de la comunidad LGBTIQ+ y de las mujeres afganas alcanzó la máxima alarma. Los talibanes, en ajuste a sus creencias, han impuesto un conjunto de normas que afectan, o incluso anulan, los avances en materia de derechos de estos dos grupos, regresándolos al anterior escenario de criminalización.

El pasado 27 de agosto, el periódico británico Daily Mail publicó un video anónimo donde un presunto gay afgano realizaba una denuncia. «Nos están cazando, nos prenderán fuego, decapitarán o apedrearán», reveló la persona, que prefirió ocultar su identidad por motivos de seguridad.

Artemis Arkbary, activista LGBTIQ+ afgano residente en Turquía, comentó a ITV News que había contactado con una víctima reciente de los talibanes. «Están mintiendo. Los talibanes no han cambiado, su ideología no ha cambiado», dijo. El comentario hizo referencia a la situación del reciente torturado, quién según el testimonio fue golpeado brutalmente y violado por dos talibanes.

Arkbary además señaló que la comunidad LGBTIQ+ afgana se encuentra asustada e intenta buscar refugio o escapar.

La Sharía es la ley basada en principios religiosos que justifican la violencia contra las mujeres y las personas LGBTIQ+. Ya estuvo vigente en Afganistán entre 1996 y 2001, cuando gobernaron los talibanes. En esa época se dispararon las violaciones de derechos humanos.

La situación de las mujeres es tan difícil como la que vive la comunidad LGBTIQ+. «La crueldad y violencia con la que los talibanes tratan a las mujeres son conocidas desde hace décadas por la comunidad internacional. Y al relacionarse con otros grupos terroristas, han aprendido nuevas técnicas de sometimiento que podrían convertir la vida de las afganas en una pesadilla», sintetizó CNN.

Durante las últimas dos décadas, las mujeres en Afganistán llegaron a ocupar cargos públicos. Se les respetó generalmente la decisión de usar o no el velo islámico y pudieron estudiar sin obstáculos. Esos derechos quedaron suspendidos ahora.

La Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán (Rawa) emitó una lista de disposiciones legales que «ofrece solo un breve vistazo de las vidas infernales que las mujeres afganas se ven obligadas a llevar bajo los talibanes». La propia organización declaró que «las mujeres no tienen importancia a los ojos de los talibanes a menos que se ocupen de la producción de niños, la satisfacción de las necesidades sexuales masculinas o las tareas penosas de las tareas domésticas diarias».

De las 29 prohibiciones expuestas resaltan la negativa «total del trabajo de las mujeres fuera del hogar», la que incluyó a las mujeres profesionales y que solo contempló como excepciones a «unas pocas doctoras y enfermeras» en Kabul.

A las mujeres les fue restringido el movimiento fuera del hogar sin compañía masculina, los mismo que ser atendidas por médicos del sexo masculino, además de asistir a instituciones educativas o aparecer en los medios de comunicación de cualquier tipo, detalló Rawa.

(Foto: Olga Kolos, Alamy)

«Los talibanes disfrutarán cazándonos y dándonos muerte»

Rameen, un trabajador de las Naciones Unidas y miembro de la comunidad LGBTIQ+, declaró al medio digital estadounidense Insider, que antes de la toma de Kabul se sentía en relativa seguridad, a pesar ser ilegal la homosexualidad en el país. La vida del joven de 37 años cambió abruptamente tras la ocupación talibán.

Por otra parte, un estudiante universitario de 21 años, Ghulam, comentó también a Insider que teme represalias contra su integridad física y manifestó su deseo de salir cuanto antes de Afganistán.

«No es exagerado decir que los homosexuales serán eliminados y exterminados por los talibanes, como hicieron los nazis» manifestó también a Insider el activista por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ Nemat Sadat, residente en Estados Unidos y antiguo profesor de la Universidad Americana de Kabul, que se mantiene en comunicación constante con miembros de su comunidad que solicitan vías expeditas para escapar de Afganistán.

«Los talibanes disfrutarán cazándonos y dándonos muerte» dijo a Daily Mail otra persona LGBTIQ+ en una video llamada. Su rostro fue pixeleado para ocultar su identidad. Este afgano describió la crueldad con que son ultimados sus compañeros.

Confesó que muchos han preferido el suicidio ante la incertidumbre de las horas que viven. Su mejor amigo fue uno de los que se suicidó. «Intenté animarlo, darle esperanzas, pero no va a volver y no puedo olvidar ese momento. Vivía como una sombra y se fue como una sombra», relató. 

Paralelamente a estas persecuciones, otro fenómeno ocurre de ocultamente en las filas de los solados religiosos. El escritor brasileño Lourival Sant’Anna, autor del libro «Viaje al mundo de los talibanes», a partir de sus vivencias en Afganistán como reportero investigador confirmó que las relaciones homoeróticas son frecuentes entre los guerrilleros talibanes.

En declaraciones al medio alemán Deutsche Welle, el también analista de la CNN contó su experiencia en tierras afganas, donde las demostraciones amorosas entre soldados fundamentalistas eran comunes.

Según la mentalidad de los talibanes, sus comportamientos no eran homosexuales por encontrarse casados y tener hijos. 

«En ese contexto, la mujer tiene un papel en la generación y crianza de los hijos. Pero no hay mucha intimidad entre marido y mujer, no hay afinidad. La afinidad es entre hombres», dijo el escritor. 

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (1)

  • Avatar

    Carly cartro

    |

    Soy modelo y tengo unas imagenes relacionadas con el tema que me gustaria que le echaran un ojo

    Reply

Haz un comentario