La olimpiada LGBTIQ+ de Tokyo 2020: Medallas, derrotas, homofobia y activismo


1,608 Vistas
(Ilustración: Polari)

Los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, celebrados en el verano de 2021 con un año de retraso por la epidemia de covid-19, han traído buenas y malas noticias para la comunidad LGBTIQ+.

Aquí enumeramos algunas de las más importantes, lo mismo triunfos que derrotas de deportistas icónicos para la diversidad sexual, así como incidentes de homofobia relacionados con la participación de estos atletas en la olimpiada.

La atleta Yulimar Andrea Rojas Rodríguez es la primera venezolana que se corona en una cita olímpica. Alcanzó los 15.67 metros en la final de la competencia de triple salto y logró implantar un nuevo récord. También es una de los más de 160 atletas que representan a la comunidad LGBTIQ+ en estos juegos.

Yulimar nació en 1995, en Caracas, y practicó deportes desde niña. Actualmente es entrenada en España por el cubano Iván Pedroso, campeón olímpico de salto largo.

Su activismo LGBTIQ+ la ha llevado a ser reconocida como un ícono, más allá de su nivel deportivo. Rojas fue la primera deportista de alto nivel en Venezuela que habló acerca de su orientación sexual cuando, en diciembre de 2017, hizo pública una foto besando a su novia.

En una entrevista para el diario El País manifestó: «Mi orientación, mi sexualidad siempre ha sido importante para mí y para mi carrera. Desde que comencé el deporte siempre he tratado de luchar por las ideologías y los derechos de las mujeres y del colectivo LGBTIQ».

Su país de origen, Venezuela, no cuenta con ninguna ley que reconozca las uniones de parejas del mismo sexo.

«Me gusta que esta comunidad vea que hay personas que trabajan para consolidar el deporte lo más alto. Tengo una relación bastante bonita. Quiero que en mi país se pueda celebrar el amor entre personas del mismo sexo y que el trabajo que haga sea respetado», dijo Yulimar en una entrevista con el Olympic Chanel.

La campeona olímpica ha confesado, en más de una ocasión, que a lo largo de su carrera se ha enfrentado a comentarios y actitudes discriminatorias por ser latina, migrante, negra y lesbiana.

Yulimar Rojas (Foto: Christian Petersen)

Laurel Hubbard, la primera mujer trans en una olimpiada

La neozelandesa, Laurel Hubbard, de 43 años, quedó descalificada luego de fallar en sus tres intentos de levantamiento de pesas durante los Juegos Olímpicos, Tokio 2020.

Fue una mala noticia para el colectivo LGBTIQ+ porque Hubbard es la primera pesista transgénero que participa en una cita olímpica, y además porque ha enfrentado las controversias en cuanto a su participación en la categoría femenina.

Convertida en favorita luego que levantó 285 kilos en preliminares, y con un gran interés del público y la prensa internacional, la deportista falló en sus tres intentos de arranque durante su presentación el pasado 2 de agosto.

«Quizá tanto revuelo afectó a su rendimiento», opinó el medio deportivo Marca. En su primera oportunidad, la deportista intentó manejar 120 kilogramos, pero falló en la técnica de arranque. Lo mismo sucedió en las siguientes dos oportunidades, donde pretendió levantar de 125 kilos.

«Desde el punto de vista deportivo no he cumplido con los estándares que me había impuesto y tampoco los que esperaba de mí mi país» dijo la practicante en el Fórum Internacional de Tokio luego de su actuación. Asimismo, agradeció a la Federación Internacional de Halterofilia y al Comité Olímpico Internacional (COI) por «afirmar realmente su compromiso con los principios del olimpismo» y promover el deporte como «algo para todas las personas».

En 2015 el COI emitió nuevas normas que permitieron a Hubbard llegar a la olimpiada. Se abrió la posibilidad a las mujeres transgénero de jugar en las categorías femeninas, sin necesidad de haberse realizado la cirugía testicular y mientras los niveles de testosterona se mantuvieran por debajo de 10 nanomoles por litro en el periodo de un año.

«No duró mucho, pero fue significativo. Incluso sin completar un levantamiento, fue pionera para los atletas transgénero», reconoció Euro News.

Laurel Hubbard (Foto: Flickr)

Tom Daley y Cristofer Benítez, atletas y activistas

Los atletas Tom Daley y Cristofer Benítez dejaron una valiosa impronta para la comunidad LGBTIQ+ durante sus actuaciones en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

La imagen del clavadista británico Tom Daley tejiendo con agujas durante el la olimpiada atrajo la opinión internacional. «“Grandma” Tom Daley, pillado haciendo punto mientras presencia los saltos de trampolín en Tokio 2020» fue el título de una nota publicada el pasado 2 de agosto por 20 minutos.

«Una forma de lo más curiosa de matar el tiempo mientras espera a que llegue su próxima participación en los Juegos Olímpicos», agregó el medio, en tono sensacionalista.

El británico fue reconocido como «el niño prodigio de los clavados» luego de su participación en lo juegos de 2008 celebrados en Beijing. Con apenas 14 años de edad, Daley se probó en esa olimpiada sin poder alcanzar preseas, situación que cambió durante los encuentros de Londres 2012 y Río 2016, donde obtuvo el bronce en los 10 metros individual y 10 metros sincronizados respectivamente.

Daley se impuso esta vez con la medalla dorada en los clavados sincronizados junto a su compañero Matty Lee. «Me siento orgulloso de decir que soy un hombre gay y que también soy un campeón olímpico», dijo el atleta durante una rueda de prensa posterior a su victoria.

«Salí del armario en 2013 y cuando era más joven siempre sentí que estaba solo, que era diferente y que no encajaba. Había algo que me decía que no iba a ser tan bueno como la sociedad quería que fuera. Ahora espero que cualquier joven LGTB pueda ver que, por muy solo que te sientas, no estás solo y puedes conseguir lo que quieras», añadió.

Tom Daley teje en Tokyo 2020 (Foto: Internet)

A sus 27 años, el saltador británico realiza otras actividades aparte del deporte. Desde la muerte de su padre en 2011 a causa de un tumor cerebral, el medallista olímpico gestiona una iniciativa para la colecta de fondos para una fundación que se ocupa de esta enfermedad. «¡Mi plan es rifar lentamente mis marcas y esperar recaudar mucho dinero para la caridad!», expresó en su cuenta de la plataforma Crowdfunder.

Mientras la opinión pública fue cordial y respetuosa con Tom Daley, el gimnasta español Cristofer Benítez no corrió con la misma suerte. El representante de la delegación ibérica en gimnasia rítmica fue atacado por su orientación sexual.

Tatiana Navka, medallista olímpica rusa, lanzó este 21 de julio un mensaje homofóbico contra Benítez. «¡Lo masculino seguirá siendo masculino y lo femenino seguirá siendo femenino! Mis hijos nunca verán esto y pensaran que es la norma», señaló.

Esta publicación quiso demeritar la actuación de Benítez durante la Copa de la Reina de 2019 en Guadalajara, México. El español, quien además cuenta con «bastante recorrido sobre el tapiz» según refirió El Día, es «una de las figuras más populares en el mundo de la gimnasia en Tenerife».

Navka, en otra de sus publicaciones, uso una grabación del atleta español en México para exponer que «siempre (ha) considerado a la gimnasia como un deporte maravilloso, bello y femenino». «Es demasiado para mí (…) me siento tranquila al saber que esto nunca será legal en mi país», enfatizó.

Ante la agresión, Benítez alegó en sus redes sociales que «ya son muchos años luchando para que este deporte sea igualitario y poco a poco se está consiguiendo». También enfatizó su agradecimiento a todas las personas que se solidarizaron «ante las declaraciones/ataque de la patinadora olímpica rusa que totalmente carecen de valores deportivos y de respeto».

Cristofer Benítez (Foto: Instagram)

Entre las muestras de apoyo a Benítez destacó el líder del partido español Más País, Iñigo Errejón, quien dijo en su Twitter: «Una medallista olímpica ha dicho hace poco que “lo femenino es femenino y lo masculino es masculino” y sus hijos jamás verán esto. Así que aquí os dejo esta maravilla de Cristofer Benítez, para que llegue a cada casa. Disfrutadlo igual que yo!».

Asimismo, la Real Federación Española de Gimnasia también se sumó a las muestras solidarias. Desde su perfil oficial en Facebook recalcó que España es «el único país que alberga competiciones nacionales oficiales tanto en la modalidad individual como en conjuntos mixtos» de gimnasia. «Todo nuestro apoyo a Cristofer Benítez. Gracias a todos y cada uno de los gimnastas que formáis parte de este maravilloso deporte», declaró.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (1)

Haz un comentario