La Iglesia Metodista en Cuba se declara contra el matrimonio LGBTI+ y reclama una ley que garantice la libertad de culto


2,306 Vistas
(Foto: Tremenda Nota; Facebook de la Iglesia Metodista en Cuba)

La Iglesia Metodista en Cuba, como hicieron recientemente otras iglesias cristianas, publicó este martes una declaración oficial contraria a la implementación del matrimonio LGBTI+ en el Código de las Familias, entre otros temas.

El comunicado de los metodistas afirma que «la propuesta del matrimonio igualitario, producto de la Ideología de Género, es totalmente incompatible con la historia, los valores culturales y el pensamiento de los fundadores de la identidad nacional» y que «independientemente de sus creencias religiosas, todos los hombres y mujeres tienen el derecho a disfrutar y a conformar una familia natural, según el modelo del diseño original».

La declaración, firmada por el obispo Ricardo Pereira Díaz y por Tania Aguilera Sardiñas, la secretaria de la Conferencia Anual metodista, señala que el gobierno cubano «está articulando una campaña de sensibilización hacia el matrimonio y la unión consensual igualitarios», pero también «estigmatiza a quienes piensan diferente, como opositores al proyecto de nación que se intenta construir».

Sobre esta última afirmación, Tremenda Nota no encontró ninguna evidencia en los medios oficiales ni en las declaraciones públicas de funcionarios gubernamentales.

Los metodistas agregan que «no se ofrece a la población toda la información referente al contenido real de estas prácticas [¿sexuales?] y las consecuencias nefastas que su legalización pudiera producir en la sociedad».

Esta declaración, como la que publicó recientemente la Convención Bautista de Cuba Occidental, reclamó el derecho «a contar con una educación que reconozca el derecho de los padres a determinar el tipo de enseñanza que desean para sus hijos en cuestiones de sexualidad, en correspondencia con los principios bíblicos, el sexo biológico y la responsabilidad social».

Los metodistas recuerdan, como hicieron los bautistas, que no existen en Cuba «instituciones alternativas educacionales».

Esta petición es una respuesta a la Resolución No. 16/2021, del Ministerio de Educación, que establecer un programa de educación sexual integral con enfoque de género.

La resolución, firmada en febrero de este año por la ministra Ena Elsa Velázquez Cobiella, , menciona «el respeto a la diversidad sexual, como fundamento ético y de protección de los derechos de las personas y de rechazo a prácticas y comportamientos homofóbicos, transfóbicos e inhumanos en relación con la diversidad sexo-genérica y en particular las discriminaciones por diversidad corporal, color de la piel, orientación sexual e identidad/expresión de género».

La declaración metodista manifiesta además «preocupación» con la implementación de leyes a favor de la comunidad LGBTI+ porque promoverían «la persecución y enjuiciamiento de quienes difieran de los postulados de la ideología de género».

«En la lucha contra la discriminación, la discriminación no puede resultar la abanderada: toda vez que las propias normativas que se predican como “inclusivas” contienen, en su esencia, la simiente máxima de la discriminación, al señalar como ofensiva toda postura diferente», dice el documento.

Los metodistas aprovecharon para solicitar al gobierno «una legislación que desarrolle y proteja el derecho a la libertad de creencia y culto», porque «este vacío legislativo imperante ha permitido a los partidarios de la Ideología de Género criminalizar nuestra defensa del diseño original de la familia, el matrimonio y la identidad humana».

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (8)

Haz un comentario