La comunidad LGBTI+ vive una semana de celebraciones y polémicas en Cuba


2,119 Vistas
Marcha LGBT independiente de La Habana 2019

Este lunes la comunidad LGBTI+ celebró el primer aniversario de la marcha del 11 de mayo de 2019, cuando varios cientos de personas se manifestaron en La Habana para protestar por la cancelación de un evento oficial que se había efectuado ininterrumpidamente durante una década.

La marcha independiente también estuvo motivada por los debates del año anterior sobre el artículo 68 del proyecto de Constitución, que admitía el matrimonio igualitario y fue suprimido en la última redacción del texto, sometida luego a referendo en febrero de 2019. 

El gobierno reaccionó con violencia y disolvió la marcha con decenas de efectivos policiales que arrestaron a activistas y otros participantes, además de desacreditar el evento en los medios oficiales. 

La violencia policial provocó que la marcha fuera relacionada con incidentes como el de Stonewall, icónico para el movimiento LGBTI+ internacional, y que el 11 de mayo haya sido denominado por una parte del activismo como Día del Movimiento LGBTIQ Cubano. 

Con esta connotación lo celebró un foro virtual conducido en la mañana de este lunes desde Miami por el influencer Alex Otaola, conocido por su show Hola Ota-Ola, donde ha promovido polémicas campañas contra artistas que manifestaron simpatías por el gobierno cubano. 

FORUM VIRTUAL POR EL DIA DEL MOVIMIENTO LGBTI CUBANO

FORUM VIRTUAL POR EL DIA DEL MOVIMIENTO LGBTI CUBANO

Posted by Alex Otaola, en "Hola Ota-Ola" on Monday, May 11, 2020

En la tarde, el activismo LGBTI+ independiente que trabaja en Cuba realizó su propio foro virtual desde un grupo de Facebook después que la página donde habían anunciado el evento fuera hackeada, según denunciaron en las redes sociales. 

«Sobre las 9 am ya no tenía acceso a mi página Dame la mano, luego de denunciarlo mi señal de datos móviles desaparece por completo», dijo el activista Jancel Moreno a Tremenda Nota. 

El foro organizado desde La Habana comenzó con algunas horas de retraso a causa del hackeo denunciado por Moreno. 

La mayoría de los invitados fueron activistas que participaron en la marcha del 11 de mayo y analizaron los desafíos que tiene la comunidad LGBTI+ ante el debate que se avecina sobre el Código de Familia, entre otros temas. 

RESUMEN del Foro debate virtual 11M Una compilación breve de sus participantxs e ideas !!Gracias a todxs los que lo hicieron posible#porunacubadiversa #nuestrosderechosnoseplebiscitan

Posted by Karla Puente on Tuesday, May 12, 2020

También relataron la experiencia del 11 de mayo y comentaron su significación histórica. 

Como «un punto de giro en la historia apretada, densa, fragmentada, y muy compleja de las relaciones entre poderes políticos y diversidades sexuales en Cuba», calificó a la marcha independiente el poeta y crítico Norge Espinosa Mendoza en ese foro virtual. 

Espinosa estuvo entre los activistas que hicieron ondear por primera vez una bandera del arcoíris, hace más de dos décadas, en un evento público celebrado en Cuba. 

«Lo que sucedido el 11 de mayo definitivamente puede ser entendido como un fenómeno que da voz y da presencia a otras necesidades de la sociedad cubana más allá de la sexualidad», dijo. 

Activistas en desacuerdo sobre el boicot de trabajadores de Cenesex 

El influencer cubano Alex Otaola, un líder de opinión del exilió cubano asentado en el sur de la Florida, consideró este lunes que el movimiento LGBTI+ cubano está «dividido» porque buena parte de los impulsores de la marcha del 11 de mayo de 2019 no aceptaron asistir al programa especial que condujo desde Miami.

«Hay un grupo que participó en esta marcha que no quería hoy celebrar con nosotros porque le parece […] que mi figura es una figura muy politizada y que no va a ser un homenaje como el que corresponde», dijo el influencer en la presentación de su programa. 

El activista Ulises Padrón, uno de los participantes en la marcha de 2019, se refirió en su perfil de Facebook al programa conducido por Alex Otaola y dijo que «su histrionismo para abordar la política, su simplicidad en sus argumentos y su incitación al odio lo alejan de una semblanza de Cuba más heterogénea». 

Por su parte, Víctor Manuel Dueñas, uno de los promotores del evento virtual conducido por Otaola, junto a Yosmany Mayeta Labrada, un activista exiliado en Washington, opinó que algunos participantes de la marcha del 11 de mayo de 2019 forman parte de un activismo «construido en la época de Obama precisamente con el objetivo de dar una visión de apertura, una visión de independencia del movimiento LGBT».

Dueñas dio a conocer durante el foro virtual una petición al gobierno estadounidense para cancelar visas y financiamiento a funcionarios del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), que aparecen definidos eventualmente en el texto como «ex funcionarios». 

Cenesex, dirigido por Mariela Castro, hija de Raúl Castro y sobrina del líder de la revolución cubana, Fidel Castro, es una institución oficial que asumió como parte de su misión social ponerse a la cabeza del activismo LGBTI+ en Cuba.

La petición denuncia las recientes declaraciones de Mariela Castro donde la diputada rebajó importancia a las violaciones de derechos humanos reportadas en los campos de trabajo forzado que el gobierno cubano instauró en la década de 1960. 

Con base en estas declaraciones de Mariela Castro y otros argumentos no desarrollados en el documento, se solicita al Departamento de Estado que prohíba la entrada a Estados Unidos de una decena de personas relacionadas con Cenesex para impedir el «envío de financiamiento de instituciones y personas en territorio de los Estados Unidos al Centro Nacional de Educación Sexual».

Hasta el momento de publicarse esta nota el documento cuenta con más de 4 mil adhesiones en la plataforma change.org, a la que no se puede acceder desde Cuba. 

Yosmany Mayeta Labrada, uno de los autores de la solicitud, dijo a Tremenda Nota que Mariela Castro ya tiene prohibida la entrada a Estados Unidos, pero «puede mandar algunos de los que están en la petición» con el propósito de «recaudar fondos para su institución».

Mayeta no pudo confirmar a Tremenda Nota si, en efecto, Cenesex trabaja actualmente con fondos estadounidenses. 

Sobre este punto, Tremenda Nota indagó con Manuel Vázquez Seijido, uno de los funcionarios incluidos en la petición dirigida al Departamento de Estado. 

Seijido, subdirector de Cenesex, dijo que la institución no haría ningún comentario sobre los presuntos financiamientos estadounidenses que posee el centro y que no había «novedad» en esta denuncia hecha por el activismo exiliado. 

Algunos activistas independientes que tuvieron relaciones de trabajo con Cenesex o han usado los servicios de la institución hicieron declaraciones en sus redes sociales sobre la petición de negar el acceso a territorio estadounidense de personas relacionadas con Cenesex.

«Ayer Otaola intentó absorber toda la atención por el 11M. En su show, además de los invitados de un mismo posicionamiento político (al menos debió ser más plural), hizo declaraciones y peticiones alejadas de la convocatoria de su programa», comentó Ulises Padrón en referencia a la petición promovida este lunes. 

Padrón consideró que «anular la gestión del Centro [Nacional de Educación Sexual] y el activismo que promueve constituye una actitud infantil y peligrosamente ideológica». 

Mel Herrera, una mujer transexual que colabora con la publicación independiente Q de Cuir, dijo en Facebook que «gracias a Cenesex he podido materializar muchas de las cosas que he querido para mí y que ello permitió que me alejara de un posible suicidio». 

«No cuenten conmigo para boicot», enfatizó. 

Tags:

Tremenda Nota

Tremenda Nota

La nueva revolución periodística

Haz un comentario