Hungría: Las personas LGBTIQ+ son más invisibles ahora por disposición del parlamento


1,014 Vistas
Orgullo LGBTIQ+ en Budapest (Foto: Flickr)

El parlamento húngaro aprobó una ley que prohíbe «promocionar» la «homosexualidad», la «desviación de la identidad de género» y el «cambio de sexo» en menores de 18 años.

El pasado 15 de junio, la administración de Viktor Orbán aprobó una legislación que prohíbe «la pornografía y los contenidos que representen la sexualidad», en particular la información relacionada con la comunidad LGBTIQ+, reportaron varios medios.

La normativa se incluyó dentro de un proyecto de ley contra la pedofilia y contó con la mayoría de votos de Fidesz, el actual partido gobernante que dirige Orbán, mencionó EFE.

Aprobada con 157 de los 199 votos parlamentarios, la ley contra la pedofilia «representa un giro en la política del Gobierno, desplazando el objeto de atención de los refugiados, llamémosle xenofobia, a la comunidad (LGBTIQ+), llamémosle homofobia», publicó el diario La Vanguardia.

La norma que regula los programas educativos y todo contenido audiovisual en favor de comunidad LGBTIQ+, le dio el poder exclusivo al Ministerio de Recursos Humanos para decidir qué persona o entidad podrá hacer charlas sobre sexualidad o compartir contenido afín.

«Series como “Friends” o películas como “Bridget Jones”, “Harry Potter” o “Billy Eliot”, en las que se menciona la homosexualidad (…) podrían ser prohibidas para los menores», detalló el portal EuroNews.

Esta no es la primera polémica alrededor de las políticas del primer ministro Orbán. Ya anteriormente había sido cuestionado por sus procedimientos antiinmigración y de crítica a la Unión Europea (UE).

Desde la llegada del ultranacionalista al poder en el 2010, se determinó en la Constitución que el matrimonio era únicamente entre un hombre y una mujer, una decisión que se suma a la oleada anti LGBTIQ+ de la administración, en la que se incluye también la negativa del derecho a adoptar para las parejas del mismo sexo o la imposibilidad de legalizar su género para las personas trans.

La vicepresidenta de la Comisión Europea para Valores y Transparencia, Vera Jourova, anunció la próxima puesta en marcha de un procedimiento de infracción contra el gobierno húngaro. «Estamos estudiando la ley y analizando si y cómo viola el Derecho de la UE, porque afecta a la educación, la libertad de expresión y, desde mi punto de vista, también la cuestión de la discriminación», declaró Vera el pasado 22 de junio.

Asimismo Lydia Gall, investigadora principal sobre le UE en la organización no gubernamental Human Rights Watch, expuso en su cuenta de Twitter que esta nueva ley hace una peligrosa asociación entre la pedofilia y la comunidad LGBTIQ+: «prohibir la educación sexual integral y reprimir la libertad de expresión es despreciable e indigno de un Estado miembro de la UE».

Amnistía Internacional, por su parte, clasificó el hecho como «un día oscuro para los derechos LGBTI y para Hungría». «Al igual que la infame “ley de propaganda” rusa esta nueva legislación estigmatizará aún más a las personas LGBTI y a sus aliados. Expondrá a las personas que ya se enfrentan a un entorno hostil a una discriminación aún mayor», argumentó David Vig, funcionario de esa organización en Hungría.

Limitar el acceso a información valiosa sobre sexualidad, conduce al fortalecimiento de la estigmatización que ha acompañado a la comunidad LGBTIQ+, profundizó Human Rights Watch, organización que denominó a la ley húngara como un «ejemplo clásico de homofobia política».

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Haz un comentario