«Fajarse es malo para el cutis»: El relato de una exkarateca que vio al ministro de Cultura irse a golpes con unos artistas en Cuba


6,974 Vistas
Sindy Rivery (Fotos: Reynier Leyva Novo)

Nunca me he fajado con nadie.

Mi padre me obligó a estudiar karate y me hice cinta negra luego de ocho insoportables años. Tengo hasta las medallas para probarlo, pero nunca me he fajado con nadie, así que jamás he tenido que usar mis movimientos letales.

Mi sensei debe estar un poco decepcionado.

Recuerdo que una vez, en la primaria, por algún exceso que no recuerdo, reté a una muchacha a vernos a las 4 y 20 en la salida de la escuela y nunca llegó. Habló con una profesora para que intercediera por ella y todo se arregló sin golpes.

Ahora que lo pienso, el protocolo de resolución de conflictos que se expresa con la frase «esto lo resolvemos a las 4 y 20», era bastante justo. Hasta ahí mi carrera de mala cabeza. Eso fue en quinto grado.

Ayer, entre los veinte que estábamos frente al Ministerio de Cultura (Mincult), tampoco había muchos con pinta de fajarines. Ciertamente Mijail, Miryorlis, Mauricio, Julito, Camila o Celia, no la tienen, digo yo. Hasta tienen cara de haber sido tremendos «puntos», aunque tal vez estoy equivocada y Julio Llópiz tiene una larga lista de apuñalados en conciertos del Micha. Me da que no. Creo que, a lo más que han llegado algunos de ellos, es al papel de pillo.

A mí, el tira y encoge con Rojas en medio de la calle me pareció absurdo, ridículo, gracioso. Ese hombre entraba y salía del ministerio como una paloma mensajera atrapada en un bucle de aire. «Despejen», pidió. «No», respondimos, y se fue para adentro. «Voy a desarticular todo esto», dijo. «Bueno, nosotros vamos a leer poesía», y él para adentro de nuevo. «Vengan, vamos a hablar con todos». «No, que hay gente presa y estamos rodeados de policías», respondimos. Para adentro otra vez.

El pobre, pensé, qué flaco está, qué mal vestido. Si no lo conociera, hasta sentiría lástima. Supongo que esa es la manera en que los viejos pueden defenderse, pareciendo inofensivos. Solo tengo 28 años y lo he visto cinco o seis veces. Qué sé yo de su historial de censor. Pero bueno, estaba flaco. Sin embargo, Alpidio se veía fuerte, robusto, alto. Un tanque. Su camisa azul le quedaba tan bien como puede quedarle a una persona que, imagino, nunca ha dejado de tomar cervezas.

De repente, una turba encabezada por el cervecero se abalanzó sobre los «puntos». ¡Con lo flaquitos que están Mauricio y Julito! Vuelvo a sentir confusión, vuelvo a no entender nada.

Vi gente cayéndole encima a Mauricio, al Chino, dos mujeres para sujetar a Celia, dos para Camila (dios mío, que muchachas más fuertes), a Mijail siendo inmovilizado.

Pero yo no me fajo, nunca me he fajado. Eso es malo para el cutis. Creo que el ministro sí tenía ganas de fajarse. Y que los oficiales y los «civiles» revolucionarios tenían ganas de fajarse. Espero que se hayan quitado todas las ganas. Pero si no, a mí me gustaría que mejor quedemos a las 4 y 20 la próxima vez. Para que sea justo.

Sindy Rivery

Sindy Rivery

Coordinadora de la Muestra Joven del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic)

Comments (5)

  • Avatar

    José Román

    |

    Muchos de los que fueron el 27 E no iban a fajarse. Pero si iban a provocar. Y ganarse sus USD. No sé si tu fuiste por cuenta propia. Tu problema. Pero algunos de los que te rodean, fueron mandados. Y lo sabes.

    Reply

  • Avatar

    Aida Chaviano

    |

    Súper, me encantó

    Reply

  • Avatar

    Raul

    |

    Como anecdota, cuando estabamos en segundo año de la carrera el ( Alpidio Alonso) y yo si nos citamos despues de las clases y nos dimos una buena mano de trompadas, eso en el ya lejano 1983

    Reply

  • Avatar

    Aliocha

    |

    Excelente me encanto .

    Reply

  • Avatar

    Tito Pakin

    |

    Cómo hablas con alguien que no tiene nada que decir, que no tiene ningún poder real.
    Cómo se llega a puerto cuando no hay con quien navegar.
    Haces bien. Hace mal para el cutis , pero lo más lindo es como espinen su incapacidad real.
    Viva cuba libre siempe

    Reply

Haz un comentario