«El violador eres tú», dice un canto feminista que fue coreado en varios países


271 Vistas
Marcha feminista. Fotografía: Celeste Korol Some rights reserved

El canto «Un violador en tu camino» nació de las protestas femeninas en Chile, pero su mensaje se ha viralizado y alcanza a varios países.

Una multitud de mujeres salió con los ojos vendados a Plaza Italia, el mismo sitio de la capital chilena donde se han producido las protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera.

La pieza fue compuesta por el grupo Lastesis se titula «Un violador en tu camino» e incluye frases como «la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía».

«El violador eres tú» en México.

Este viernes de noviembre, bajo convocatoria de las chilenas, millones de mujeres en todo el mundo, corearon el estribillo. La idea era que el tema de Lastesis se adaptara a las circunstancias de cada país, y así se hizo en toda Europa.

Desde París, feministas francesas se colocaron frente a la icónica Torre Eiffel para corear «Le violeur c´est toi», mientras en Reino Unido, tanto en Bristol como en Londres, se hizo una intervención similar.

En España se repitieron las estrofas de la canción feminista tanto en Barcelona como en la plaza del Museo Reina Sofía, en el corazón de Madrid. En Berlín, Alemania, sucedió lo mismo.

Marcha Feminista 25 N

“Acción del Eje Feminista del RES” by Brocco Lee is licensed under CC BY-SA 2.0

Latinoamérica es probablemente la región donde el movimiento se vive con más ímpetu: se vivieron marchas multitudinarias en Bogotá, Colombia, y la capital mexicana, con el Zócalo lleno y un grito contra los feminicidios que afectan al país.

Fue este 25 de noviembre, Día Mundial contra la Violencia de Género, cuando el performance de las chilenas se volvió viral a través de las diferentes plataformas digitales.

La campaña alude no solo a la violencia física o sexual, sino a la psicológica que pueden ejercer las fuerzas policiales o los gobiernos cuando se desentienden de este problema.

Tags:

Tremenda Nota

Tremenda Nota

La nueva revolución periodística

Haz un comentario