El «repudio» de la disidente Iliana Hernández, otro desacuerdo entre la oficialidad y las feministas


1,854 Vistas
Acto de repudio grabado por Iliana Hernández (Collage publicado en Twitter)

La disidente Iliana Hernández fue «repudiada» por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), pero también defendida por el grupo feminista YoSíTeCreo en Cuba, una plataforma de activismo independiente que apoya a mujeres afectadas por la violencia de género en Cuba.

Hernández es una comunicadora que se sumó a la huelga de hambre del Movimiento de San Isidro. Ha reportado vigilancia y acoso policial desde que los huelguistas fueron desalojados por las autoridades el 26 de noviembre. Este jueves cumple dos semanas de prisión domiciliaria.

«Las federadas desde los 14 años de edad y cotizantes de la Federación de Mujeres Cubanas de esta plataforma rechazamos la participación de la organización y el uso de su estandarte en un acto de repudio contra cualquier persona, pero especialmente contra una mujer», comunicó YoSíTeCreo en Cuba en su página de Facebook.

Las feministas se refieren al «acto de repudio» que decenas de personas efectuaron este martes frente a la casa de la Hernández en Cojímar, al este de La Habana, con banderas cubanas y de la FMC.

En un video que grabó la propia comunicadora y transmitió CiberCuba, aparece la vivienda sitiada por manifestantes que lanzan consignas a favor de la Revolución Cubana.

Los «actos de repudio» han sido una práctica habitual del gobierno cubano para reaccionar ante la disidencia y abundaron en los días del exilio masivo por el puerto de Mariel, en 1980.

«Nosotras somos feministas, promovemos el activismo pacífico y decimos NO A LA VIOLENCIA en todas sus manifestaciones», concluyeron las feministas su breve nota.

Activistas LGBTI+ lamentaron el incidente y el ciberacoso que sufrió YoSíTeCreo en Cuba tras su declaración en defensa de Iliana Hernández.

«Mi respeto y mi cariño para las federadas que conocí en ‘Madres contra la homofobia’, en Placetas. Para las de los actos de repudio, las que van a trolear a YoSíTeCreo en Cuba: a ver si se enteran de lo que necesitan las mujeres en este país, que dan vergüenza ustedes», dijo en Facebook la activista Susana Hernández Martín, editora de la revista Q de Cuir y una de las fundadoras de Abriendo Brechas de Colores, un grupo de cristianos LGBTI+.

La escritora y activista trans Mel Herrera, también editora de Q de Cuir, denunció que la FMC estaba haciendo «un acto de repudio virtual» a YoSíTeCreo en Cuba.

Herrera y Hernández se refieren a decenas de comentarios de respaldo a la FMC que dejaron varias usuarias de Facebook bajo la declaración de la plataforma feminista.

La académica Ailynn Torres Santana dijo en su perfil de Facebook que «los ‘actos de repudio’ son un eufemismo que nombra lo que son, en realidad, políticas de odio y discursos de odio» y añadió que deberían ser «penalizados».

«Las feministas no aprobamos estos métodos», dijo la psicóloga Carolina de la Torre en la misma red social. «Yo no sabía ni quién era I(liana) Hernández.  Pero sí sé que nunca se ha resuelto nada que no sea descrédito, grosería y odio con los actos de repudio.»

La marcha sobre la casa de Hernández ocurrió después de la publicación varios videos por la Televisión Cubana. En uno de ellos, la comunicadora aparece bailando en plena calle junto a miembros del Movimiento San Isidro y en otro comparece ante sus seguidores promoviendo la candidatura de Donald Trump para la presidencia de Estados Unidos. Hernández ha sido una defensora de la política de sanciones al gobierno cubano que impulsó la actual administración estadounidense.  

Con ese argumento expuesto ante la opinión pública, la Televisión Cubana calificó a la comunicadora de «mercenaria».

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (2)

Haz un comentario