«Cuba requiere un cambio»: El grupo 27N publicó un manifiesto que resume su agenda política


1,918 Vistas
Miembros del 27N reunidos en La Habana (Foto: Facebook de Carolina Barrero)

El grupo 27N, una comunidad de artistas e intelectuales organizada después de la manifestación del 27 de noviembre de 2020 en La Habana, publicó este lunes un documento donde exponen sus objetivos de trabajo y las principales demandas que hacen al gobierno cubano.

En el texto, titulado «Manifiesto del 27N», el grupo declara su aspiración de «un país inclusivo, democrático, soberano, próspero, equitativo y transnacional».

La libertad de expresión ha sido uno de los puntos centrales en la agenda del 27N: «Deseamos una nación donde expresarse libremente no constituya un acto de valentía, sino que sea una consecuencia natural del pensamiento autónomo».

Con respecto a la experiencia histórica de la Revolución Cubana, los artistas observaron que «necesitamos sanar como país los daños que ha dejado el adoctrinamiento; sustituir las mentiras y malos hábitos aprendidos».

«Cuba requiere un cambio, y para ello necesita construir una ciudadanía más participativa y con mayor grado de conciencia de que el futuro político y económico de este país depende de nosotros mismos», dice el manifiesto.

El documento, después de una extensa introducción, enumera los objetivos del 27N: «Promover la participación ciudadana para la reivindicación de derechos», «Crear, fortalecer y promover condiciones para la creación de consensos» y «Promover la legalización del posicionamiento independiente».

Más adelante, el manifiesto plantea las demandas del grupo. Solicitan, en primer lugar, la libertad de los presos políticos, el respeto de las autoridades a la legalidad vigente y el final de la represión contra «los ciudadanos que piensan diferente».

En materia económica, el grupo defiende «el rol de la iniciativa privada» y el «ejercicio de libertades económicas».

Otra de las demandas es la legalización de los medios no estatales. «Ateniéndose a las leyes cubanas, estos medios podrían contar con normas jurídicas que los protejan, cesaría el hostigamiento a sus periodistas, y podrían rendir cuentas de modo transparente ante la sociedad, cumpliendo con sus responsabilidades éticas, técnicas y tributarias», dice el documento.

Por último, demandan el derecho de asociación y el respeto de «la libertad sindical».

El grupo 27N ha sido acusado en los medios oficiales de depender de la agenda política del gobierno de Estados Unidos y de organizar actos de provocación. Estos señalamientos fueron habituales en la televisión nacional después de la manifestación del 27 de noviembre y alcanzaron nuevo auge a raíz de los incidentes del 27 de enero de 2021, cuando varios artistas, periodistas y activistas fueron detenidos violentamente frente al Ministerio de Cultura.

Sobre estas acusaciones, el manifiesto aseguró que «no existen fines de lucro ni influencia de intereses extranjeros u organizaciones políticas» en el trabajo que hacen.

«Nuestro accionar es cívico, pacífico, solidario, dialogante, comprometido con los sufrimientos de la sociedad cubana actual y con sus aspiraciones de un futuro de democracia y bienestar», dice el documento.

Otro pasaje del manifiesto solicitó «que se detenga la campaña mediática de descrédito a los creadores independientes, a los activistas políticos, culturales y cívicos».

«Instamos a todos los cubanos, dentro y fuera de Cuba, a la unión y a la paz, al entendimiento y a la comunicación, a la búsqueda de la verdad, expresando lo que pensamos y sentimos, defendiendo solidariamente a quienes son reprimidos y difamados por expresarse libremente», dicen al final del texto.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (5)

Haz un comentario