Cuba: La violencia sobre las personas seropositivas en cifras


1,133 Vistas
(Foto: Archivo de Tremenda Nota)

La mitad de los seropositivos al VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana, causante del sida) son víctimas de violencia doméstica en Cuba, según precisa la Encuesta a personas con VIH/sida en su edición de 2020, que realizó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONEI). No se trata solo de violencia física, sino también verbal, sexual y económica.

El índice de violencia en las parejas fue de 49,1% en una muestra de 11 mil 412 personas. El estudio, realizado durante los meses de julio y agosto de 2018, utilizó una muestra con un rango etario que partió de los 12 años de edad. El 73,4% de las personas entrevistadas fueron hombres y 26,6% mujeres. Por otro lado, solo el 5,9% de las personas víctimas de violencia por parte de su pareja se percibió como tal.

El informe aclara que en Cuba no existen diferencias estadísticamente significativas en las proporciones de mujeres y hombres con VIH víctimas de violencia en sus relaciones de pareja (49.6% versus 49%). Por ende, tanto las mujeres como los hombres ejercen en similares proporciones, roles de víctimas y victimarios.

Las mujeres trans constituyen la población más vulnerable entre las personas con VIH/sida, sin embargo, los datos de violencia aportados por el informe solo hacen referencia al sexo de la víctima y no definen quién ejerce el maltrato: si es un hombre o mujer con una pareja del mismo género, o una mujer u hombre en una pareja heterosexual.

«Entre otras condicionantes de género, en el caso específico de esta encuesta se obvia que 73,4% de las personas entrevistadas son hombres y, que de ellas, según la tendencia nacional y los últimos datos del Ministerio de Salud Pública, más del 80% deben ser hombres que tienen sexo con otros hombres. O sea, la pareja de la que están recibiendo violencia podría no ser una mujer», explica IPS.

Según las estadísticas, la violencia psicológica, económica y sexual es mucho más frecuentes que la física.

En el caso de la violencia sexual, los incidentes más frecuentes se refieren a personas forzadas a tener relaciones sexuales desprotegidas o sin desearlas. Los hombres encuestados declararon sufrir más violencia económica que las mujeres y ellas dijeron estar más afectadas por violencia física, sexual y psicológica.

El estudio explica que este tipo de violencia sitúa a las mujeres en una posición más vulnerable, «limita su autonomía física, su capacidad de decidir sobre las relaciones sexuales en general, y de negociar, en específico, el uso del condón como medio para evitar reinfectarse con el VIH o infectarse con otras infecciones de transmisión sexual». La violencia de género explica que la encuesta reporta un aumento del diagnóstico del VIH entre mujeres en relación con períodos anteriores.

La encuesta arroja que las parejas de 15 a 29 años (52,9%) tienden a ser más afectadas por la violencia y que suele disminuir con el aumento de la edad. Las manifestaciones de violencia fueron mayores en las personas negras.

El estudio fue diseñado por un grupo de especialistas e investigadores del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE) de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), en el marco del proyecto Sostenibilidad de la respuesta al VIH en la República de Cuba, desarrollado por el gobierno cubano en colaboración con el Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria.

Esta iniciativa se encuentra insertada en el Plan Estratégico Nacional 2014-2018, vigente hasta el 2023, que tiene entre sus metas controlar la epidemia de VIH como problema de salud y la discriminación en todas sus formas.

Cuba fue certificada por la Organización Mundial de la Salud en 2015, como el primer país del mundo que eliminó la transmisión materno-infantil del VIH y la sífilis congénita, condición recertificada en 2017 y recientemente en 2019.

Según Prensa Latina, desde 1986, cuando se detectaran los primeros casos de VIH en Cuba y hasta el mes de octubre de 2020 se han diagnosticado 35 mil personas con la enfermedad, de las cuales permanecen con vida 28 mil 756.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Haz un comentario