«Cristo ama mis colores», una campaña de los cristianos LGBTI+ contra el fundamentalismo religioso en Cuba


1,789 Vistas
Cartel de la campaña “Cristo ama mis colores”

El Proyecto Abriendo Brechas de Colores (ABC) estrenó recientemente la campaña «Cristo ama mis colores».  Este colectivo de activistas fundado en la ciudad de Matanzas para impulsar los derechos de las personas transgénero y homosexuales, propone esta vez una campaña contra la violencia espiritual y el fundamentalismo.

Esta iniciativa promovida por la Iglesia de la Comunidad Metropolitana en Cuba (ICM) y ABC se propone recordar a los cristianos que la sexualidad puede integrarse armónicamente con la fe. La campaña es una alternativa para el discurso anti LGBTI+ de varias iglesias fundamentalistas que están presionando al gobierno cubano hace más de una década para no reconozca el derecho al matrimonio entre personas del mismo género.

«Cristo ama mis colores les habla a las personas que están viviendo en esa opresión, les brinda referentes de cristianes LGBTIQ+ viviendo su sexualidad, identidad de género, espiritualidad en plenitud; muestra contenidos bíblicos teológicos liberadores y radicalmente inclusivos. Pero, sobre todo, quiere hablar del amor de Cristo, del cual nadie puede separarnos», afirmó la pastora Elaine Saralegui a SEMlac.

Saralegui está al frente de ICM, una denominación cristiana fundada en Estados Unidos al calor de las luchas por los derechos LGBTI+. Esta iglesia llegó a Cuba en 2015 y desde entonces ha funcionado también como es espacio para el activismo en alianza con el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), una institución del Ministerio de Salud Pública que dirige Mariela Castro.

Cuando se aproxima discusión del Código de Familia, donde el gobierno debe resolver el derecho al matrimonio que demanda la comunidad LGBT+, «Cristo ama mis colores» difundirá carteles, videos de lideresas cristianas, mensajes positivos de la Biblia, una canción y hasta un podcast con el testimonio de personas de diferentes partes de Cuba que quisieron compartir sus experiencias de fe, dijeron los organizadores de la campaña en  al blog feminista CONEFE.

«Como cristiana me siento querida y amada por Dios y nunca he sentido su rechazo, porque desde el vientre de mi madre fui acogida con su bendición. Tengamos la seguridad de que, donde existe amor, no hay temor. Dios nos ama a todxs sin distinciones», es una frase de la pastora Yivi Cruz que aparece en el cartel que dio inicio a la campaña el pasado 9 de noviembre.

ABC es un  proyecto que «propone construir alianzas entre el mundo secular y el religioso, así como unir a activistas independientes y redes que cuentan con apoyo institucional para fortalecer las acciones a favor de la diversidad sexual», según la Agencia de noticias IPS.

Cartel de la campaña “Cristo ama mis colores”

La primera campaña lanzada por ABC ocurrió en 2018, en el marco de la lucha por la inclusión del matrimonio igualitario y otras reivindicaciones de género en la Constitución cubana que fue aprobada en 2019 sin que el matrimonio igualitario fuera legalizado en el país. Con el lema «Todos los derechos para todas las personas», pusieron a circular materiales que mostraban la diversidad familiar y apoyaban el matrimonio igualitario.

Al respecto, la activista de ABC Ángela Lamsky comentó a Rebelión: «Constatamos una vez más el impacto de la violencia en nuestros colectivos, que el clóset tenía más fuerza de la que pensábamos, que estábamos siendo demasiado optimistas respecto al tiempo y los recursos que la comunidad ha tenido para sanar las violencias que ha sobrevivido».

ABC organiza desde 2016 la  jornada teatral «Teatro Rosa», que abarca diversas manifestaciones artísticas con el fin de sensibilizar a los públicos sobre la homofobia y la transfobia.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (2)

Haz un comentario