Crisis de Bolivia y comunidad LGBTI: fue un golpe de Estado, dice Ilgalac


759 Vistas
Ilga-lac

Evo Morales fue polémico por sus declaraciones homofóbicas, pero el discurso religioso de una parte de la oposición pronostica un escenario peor para la comunidad LGBTI.

La Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex de América Latina y el Caribe (Ilgalac), integrada por más de 300 organizaciones LGBTI de la mayoría de los países de la región, criticó este lunes el desenlace de la crisis política en Bolivia que provocó la renuncia del presidente Evo Morales y su posterior asilo en México.
De «golpe de Estado» calificó Ilgalac la salida de Morales en una comunicación publicada en su página de Facebook.
«Vemos con suma preocupación la intervención de las Fuerzas Armadas de ese país ‘sugiriendo’ a un Presidente constitucional su renuncia y observamos con estupor las acciones supremacistas, racistas y fundamentalistas religiosas de sectores ligados al golpe que entre otras acciones han propiciado un clima de persecución política en diferentes ciudades», dice la nota.
El comunicado de Ilgalac se refirió al discurso fundamentalista del líder opositor Luis Fernando Camacho y llamó la atención sobre el auge de posiciones conservadoras, de inspiración religiosa, en la política boliviana.
Camacho es católico y ha afirmado que pretende «devolver a Dios al Palacio de Gobierno». Procedente de una familia de empresarios de Santa Cruz, el cuartel general de la oposición al gobierno de Morales, el líder ha sido calificado por algunos analistas como «el Bolsonaro boliviano».
«Emitimos una alerta ante el avance los sectores fundamentalistas religiosos antiderechos y las élites económicas que quieren tomar el poder por la fuerza en ese hermano país», dijo también el comunicado.
Evo Morales, en cuya defensa se pronuncia Ilgalac, durante su larga gestión al frente del gobierno hizo declaraciones que fueron calificadas de homofóbicas por los colectivos LGBTI.
En 2010, durante la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el cambio climático y la Madre Tierra, celebrada cerca de Cochabamba, comentó que «el pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos tienen desviaciones en su ser como hombres».
Algunos años después, en 2015, el depuesto presidente se excusó por un comentario lesbofóbico que hizo a Ariana Campero, ministra de Salud de Bolivia. «No quiero pensar que usted es lesbiana», dijo el presidente, al parecer porque Campero no estaba escuchando el discurso de Morales durante un acto de entrega de ambulancias.
Tras la repercusión en redes sociales, el Ministerio de Comunicación publicó una nota con una disculpa.
«Yo y el Gobierno no tenemos nada en contra de las opciones sexuales de nadie… Me disculpo humilde y sinceramente. No fue mi intención ofender a nadie», declaró Morales.
La homosexualidad es legal en Bolivia y la discriminación por orientación sexual e identidad de género está prohibida. No se permiten matrimonios ni uniones civiles, tampoco es posible la adopción conjunta por parte de una pareja LGBTI.

Tags:

Tremenda Nota

Tremenda Nota

La nueva revolución periodística

Haz un comentario