¿Cómo llegó Costa Rica al matrimonio LGBTI+?


1,475 Vistas
Natasha Jiménez Mata
Natasha Jiménez Mata

Costa Rica se convirtió el 26 de mayo de 2020 en el primer país de Centroamérica que permite el matrimonio LGBTI+. ¿Cómo lo consiguió, teniendo un Estado que asume el catolicismo como religión oficial?

Natasha Jiménez Mata es una activista trans e intersexual costarricense que lleva tres décadas impulsando los derechos LGBTI+ y accedió a conversar con Tremenda Nota sobre el singular camino que emprendió su país hacia el matrimonio igualitario. 

Jiménez Mata ha sido cosecretaria de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para América Latina y el Caribe (Ilgalac), una federación regional que agrupa a unas 300 organizaciones defensoras de derechos humanos. 

La costarricense también ha ocupado la Secretaría Intersex de Ilga Mundo, la federación mundial de asociaciones LGBTI+, y actualmente trabaja a tiempo completo como coordinadora general de Mulabi, una organización con sede en Costa Rica que promueve derechos sexuales en otros países de América Latina. 

«Originalmente se presentaron en Costa Rica al menos 4 proyectos de ley para garantizar los derechos de las parejas del mismo sexo», empieza contando Jiménez Mata por Messenger a Tremenda Nota

Aquellos proyectos no se planteaban el matrimonio en todos los casos. Como ocurrió en los debates de otros países, parecía más probable que los grupos conservadores estuvieran dispuestas a admitir otras opciones de unión. Por eso, además del matrimonio, algunos grupos y legisladores apostaron por conceptos como uniones de hecho o sociedades de convivencia. 

Una forma de unión civil era posible desde 2015, a raíz de la interpretación que se hizo de una ley previa, pero no estaban reguladas de forma puntual por la legislación costarricense. 

Se anunciaba una prolongada discusión, hasta que en 2016 el gobierno decidió someter el caso, en un gesto salomónico, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH). 

«La Corte acoge las consultas y luego de un tiempo emite un fallo y una respuesta al respecto diciendo que el Estado costarricense debe legislar y cambiar reglamentaciones para que las parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio», recuerda Jiménez. 

El fallo, hecho público en 2018, recomendaba eliminar varios artículos de la Constitución y del Código de Familia para que el derecho al matrimonio fuera posible para todos los costarricenses. 

Te puede interesar: ¿Cómo justifica el Parlamento que el matrimonio igualitario tenga su propio referéndum?

«La Sala Constitucional dice que se deben esperar 18 meses y si pasado ese lapso de tiempo, no se ha generado algo en contra, que por defecto se instaura automáticamente el matrimonio entre personas del mismo sexo», explica la activista. 

«Esa fecha fue el primer minuto de este martes 26 de mayo y en esa madrugada se casó la primera pareja de chicas», cuenta. 

Daritza Araya Arguedas y Alexandra Quirós Castillo fueron la primera pareja del mismo género que se casó legalmente en Costa Rica este 26 de mayo y, por consiguiente, en Centroamérica. 

«Con la entrada en vigencia de la ley, ojalá que quienes siguen luchando en la región centroamericana, e inclusive a nivel mundial, tomen la inspiración y el ejemplo no de nuestro matrimonio, sino de Costa Rica, que ha dado ese paso importante», dijo Daritza Araya en una entrevista con BBC News Mundo. 

Sin embargo, Costa Rica no ha resuelto completamente las demandas de la comunidad trans, que también fueron respaldadas por el histórico fallo de la Corte IDH. 

El Registro Civil sigue sin resolver la aspiración de las personas trans, intersexuales y no binarias en general, a obtener documentos legales que se ajusten a sus identidades. 

La llegada del matrimonio igualitario a Costa Rica no ocurrió sin resistencias. 

«Los diputados conservadores firmaron un documento la semana pasada para que se detuviera este proceso, pero ya era tarde», comentó la Jiménez a Tremenda Nota

La Corte IDH había declarado rotundamente que los Estados «deben reconocer y garantizar todos los derechos que se deriven del vínculo familiar entre personas del mismo sexo». 

«Este fallo puede considerarse vinculante para otros países que son parte del Sistema Interamericano, por eso los países vecinos ven esto con ilusión», concluyó la activista. 

Solo Costa Rica ha implementado el matrimonio igualitario, aunque la recomendación de la Corte IDH es válida para una docena de países firmantes de la Convención Americana de Derechos Humanos que todavía no reconocen ninguna legalidad al vínculo de las parejas LGBTI+. 

 

Tags:

Tremenda Nota

Tremenda Nota

La nueva revolución periodística

Haz un comentario