En Portada

Una marcha habanera para extraviar un nombre

1,652 Vistas
Persona detenida el 11 de mayo de 2019 en Cuba, marcha independiente LGBT+
Una persona es detenida en la marcha independiente LGBT+ del 11 de mayo de 2019 en La Habana, Cuba.

No sé su nombre. Lo refieren en los documentos como «nuestro cliente». No sé su nombre, pero sí su historia. «¿Qué habita en un nombre?» solía preguntarse Shakespeare.

Leer más

En Portada

Mariela Castro declara que el trabajo forzado para homosexuales en Cuba ha sido «sobredimensionado»

2,268 Vistas
Homosexuales en Cuba. Edmundo García y Mariela Castro
A la izquierda Edmundo García, a la derecha Mariela Castro. Imagen de You Tube.

La diputada Mariela Castro Espín, conocida por su activismo en favor de la comunidad LGBTI de Cuba desde su cargo de directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), realizó polémicas declaraciones en una entrevista publicada en el canal de YouTube del influencer cubano Edmundo García.

Castro Espín, que también es sobrina de Fidel Castro, restó importancia a las políticas homofóbicas implementadas por la revolución cubana que alcanzaron su nivel máximo en la década de 1960, cuando miles de personas LGBTI fueron internadas en las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (Umap), que han sido descritas por los sobrevivientes como campos de trabajo forzado. 

«Yo vi [que] en el proceso evolutivo de Fidel como líder, cada vez que hablaba de este tema, su manera de abordarlo ya iba evolucionando y es lo que yo aprecio», comentó la diputada. 

En declaraciones al periódico mexicano La Jornada realizadas en 2010, el máximo líder de la revolución cubana reconoció su responsabilidad en la fundación y gestión de las Umap.

Te puede interesar: «A la UMAP nunca sobrevives del todo»

Mariela Castro dijo ahora que esos campos de trabajo son un asunto «muy sobredimensionado y muy distorsionado» y los comparó con las «escuelas al campo», una de las políticas educacionales más duraderas y polémicas de la revolución cubana que obligaba a todos los estudiantes del país a trabajar en la agricultura cada año a tiempo completo alrededor de un mes. 

«Nosotros íbamos a la escuela al campo, ¿tú no ibas a la escuela al campo? ¿Ir a la escuela al campo era un campo de concentración?», preguntó Castro Espín al entrevistador. 

La diputada atribuyó al Ministerio del Interior (Minint) una responsabilidad mayor que la del ejército en las violencias reportadas por quienes fueron internados en las Umap. 

«Yo creo que la manera de recoger a las personas fue terrible, eso fue un trabajo que se hacía desde el Ministerio del Interior, realmente no era compatible con lo que había decidido las Fuerzas Armadas», dijo. 

El ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Far) en esa época era Raúl Castro Ruz, padre de la diputada y sucesor de Fidel como líder de la revolución cubana hasta la fecha. 

«En las Umap había directivos, directores de las Umap, que no eran homofóbicos y que trataron bien a su gente y que fueron comprensivos, y otros que eran unos animalones», admitió Mariela Castro.

La funcionaria reconoció haber realizado investigaciones personales sobre los abusos denunciados en la Umap que nunca ha hecho públicas, aunque en 2011 había prometido una indagación formal sobre las violaciones de derechos humanos denunciadas por algunas de las víctimas. 

Castro Espín dijo que su posición sobre el tema ha sido «no estar escudriñando en la basura con malas intenciones». 

«Si nos ponemos a buscar información con buenas intenciones es para decir justamente: ‘esto ha pasado y esto no debe volver a pasar’», puntualizó. 

No obstante, la diputada justificó el internamiento forzoso. 

«Tú no querías ir, pero había que ir, era necesario apoyar, había mucha gente que estaba totalmente distanciada de los problemas del país y no quería poner su granito de arena y eran momentos muy difíciles, que se estaba jugando, de vida o muerte, la revolución y la supervivencia de la soberanía de nuestra nación», dijo. 

«Ah, que no me gusta que se haya hecho, no me gusta, me hubiese gustado que se hicieran de otra manera las cosas, pero fueron así», enfatizó. 

Esta es la segunda polémica que provoca Mariela Castro Espín esta semana. En la inauguración en línea de la XIII Jornada contra la Homofobia y la Transfobia calificó de «garrapatillas» y «baratijas» al activismo independiente, que vinculó  con posturas políticas afines al gobierno estadounidense. 

En mayo de 2019 Cenesex canceló, a petición del gobierno, un desfile LGBTI que la propia Castro Espín había promovido durante una década. En respuesta, la comunidad realizó una marcha independiente que reunió a cientos de personas y fue objeto de violencia policial. La diputada descalificó entonces esa iniciativa con argumentos semejantes. 

En la entrevista de este viernes con Edmundo García, la funcionaria también se refirió al debate que tuvo lugar en 2018 cuando el proyecto de Constitución consultado con la ciudadanía establecía el matrimonio igualitario en un artículo que finalmente fue suprimido

Mariela comentó que la recogida de información en los debates públicos no dejó ver «la realidad de lo que está pasando», porque no registró estadísticas sobre las personas que «sí estaban de acuerdo» con el matrimonio igualitario. 

«Yo veía que la gran mayoría de la gente estaba de acuerdo con el artículo 68», dijo.

En cifras: la (des)igualdad de género en Cuba

Leer más 4 Comentarios

Tarekos

Covid-19 en Cuba: cronología detallada de una pandemia que arribó de Italia

2,158 Vistas

En esta línea de tiempo se relata cómo ha evolucionado el virus en la isla desde el 11 de marzo, cuando se dio a conocer el primer caso, hasta hoy. Lo presentamos como un recurso en construcción que todavía no ha alcanzado su versión definitiva pues será actualizado diariamente mientras continúe el contagio de Covid-19 en Cuba. 

Leer más 1 Comentario