Bautistas conservadores se involucran en la última polémica del activismo LGBTIQ+ con la Televisión Cubana


1,075 Vistas
Una iglesia bautista en Cuba (Foto: Convención Bautista de Cuba Occidental)

La última polémica entre el activismo LGBTIQ+ y la Televisión Cubana quedó resuelta este 22 de febrero, cuando se transmitió la historia de una pareja de cristianos gays que había sido censurada primeramente en un reportaje de la periodista Esther Lilian González.

La Televisión Cubana no hizo ninguna declaración formal, y se limitó a transmitir la historia completa, que forma parte de la campaña «Hasta que el amor sea ley», producida por la plataforma «Voces Ecuménicas Cubanas» con el objetivo de apoyar el proyecto de Código de las Familias.

Se trataba del testimonio del pastor bautista Adiel González Maimó y de Lázaro González González, un cristiano espiscopal.

La exclusión de la historia de Adiel y Lázaro fue denunciada el 21 de febrero en una declaración de varias organizaciones y publicaciones LGBTIQ+.

«El material exhibido en la televisión excluyó deliberadamente esta historia y se prefirió no mostrarla como un modelo de familia igualmente legítimo. Esto constituye un acto de discriminación que consideramos grave, tomando en cuenta que la mayor oposición al nuevo Código proviene de los espacios religiosos conservadores», dijeron los firmantes de la declaración.

«La Televisión Cubana tiene un lamentable y conocido historial de censura homofóbica que ha generado indignación dentro de la comunidad LGBTIQ+ cubana, y ha provocado acciones pidiendo se tomen medidas claras al respecto», advirtió también la declaración.

Al final del documento, los activistas solicitaron «un comunicado público» que nunca llegó. Sin embargo, celebraron la rectificación de publicar el material sin censura al día siguiente.

El propio Adiel González Maimó aplaudió la decisión.

«Esta noche se demostró que, ante una injusticia, si nos unimos y reclamamos para que se rectifique, se logran resultados buenos!! Las alianzas, la presión, lxs amigxs, los oídos receptivos, todo confluyó para que se proyectara nuestra historia censurada», dijo en Twitter y Facebook.

Donde parecía que todas las demandas quedarían satisfechas y grupos LGBTIQ+ como la plataforma 11M festejaron la respuesta de la Televisión Cubana, surgieron otros inconformes. En este caso, varias iglesias cristianas.

Adiel González Maimó conversó con Tremenda Nota sobre el fundamentalismo cristiano anti LGBTIQ+ (Video: Nelson Julio Álvarez Mairata)

No deben llamarse «bautistas» si están a favor de los derechos LGBTIQ+

Las convenciones bautistas de Cuba oriental y occidental, además de la Libre de Cuba, publicaron este 24 de febrero una «Declaración Conjunta al pueblo de Cuba» en la que plantean su «profunda indignación» por la transmisión en la TV cubana del testimonio de Adiel y Lázaro, sin mencionar explícitamente a ambos activistas.

En particular, estas iglesias rechazaron «el uso de nuestro nombre (Bautista) para promover las relaciones homoeróticas».

En la entrevista publicada, González Maimó se identifica como «pastor bautista» y, en efecto, lo es. Solo que de la Fraternidad de Iglesias Bautistas (Fibac), un grupo que se separó del resto de los bautistas hace pocas décadas y cuenta con decenas de templos en varias provincias del país.

De paso, las iglesias bautistas tradicionalistas aprovecharon para hacer otras declaraciones relacionadas con el Código de las Familias y los medios de difusión estatales.

«Los llamados cristianos que apoyan las inmoralidades promovidas en el nuevo Código de Familia representan un porcentaje extremadamente pequeño con relación a los que auténticamente profesamos la fe de Cristo. Ninguno de ellos pertenece a nuestras iglesias», afirmaron.

También señalaron «la actitud parcializada y discriminatoria» de los medios cubanos que «condenan al ostracismo a nuestras iglesias históricas, negándonos toda posibilidad de compartir masivamente lo que creemos».

Insinuaron, en esta misma línea, que la Fibac es parte de «exiguas minorías que mancillan el prestigio que hemos ganado».

«No esperamos una disculpa pública de los medios», dijeron al final de la declaración.

Estas iglesias han sostenido una amplia campaña contra los derechos LGBTIQ+. En particular reaccionaron contra el programa integral de educación sexual que el gobierno debió implementar el año pasado y quedó postergado, al parecer tras la presión que hicieron grupos cristianos con los bautistas conservadores a la cabeza.

Tremenda Nota

Tremenda Nota

Una revista marginal

Comments (1)

Haz un comentario