Emigrar es irse a una tierra inventada. Qué sienten los nacidos en Cuba cuando se marchan —un tiempo, una vida— a otra parte.

 

1. ¡Quiero ver a mis amigos!

1. ¡Quiero ver a mis amigos!

Todavía sigo con ganas —y ya va un año— de llamar por teléfono a mis amigos de La Habana. Los extraño.
Yasmín Silvia Portales, Eugene, Oregon, Estados Unidos
2. El shock capitalista

2. El shock capitalista

Cuando entré a Walmart lo primero que pensé fue en mi madre, en todo lo que se llevaría si pudiera estar donde mismo yo.
Alejandro Corney, Chihuahua, México
3. Ok, hay que empezar de nuevo

3. Ok, hay que empezar de nuevo

Le di mucho valor a eso de “comenzar una vida nueva”. Luego, con el paso del tiempo comencé a normalizar esa “nueva vida”.
Lennier López, Miami, Estados Unidos
4. Shock de abundancia

4. Shock de abundancia

Creí que me moría al ver tanta comida junta. De hecho sigo sin poder entrar a supermercados. Me mareo y vomito. He ido al psicólogo y me ha dicho que es fobia a la abundancia. Un trauma del período especial. Hice amigos pronto, pero no me reunía con cubanos. No quería saber nada de Cuba. Me ha costado años reconciliarme con mi identidad.
T. C., Murcia, España

Todo fue tan abrumador que pensé que había vivido siempre en una especie de Liliput, en un modo bonsái. “Llueve demasiado”, repetí tanto esta frase que perdió su sentido. Ese era mi sentimiento: estar empapada.
Clara Astiasarán, San José, Costa Rica

5. Ya no hay hogar

5. Ya no hay hogar

La verdad, no creo que haya terminado de llegar a algún lugar; sí acabé de irme, pero no de llegar.
J. E., Montevideo, Uruguay

Aún conservo la llave de mi casa en la Calle 6, entre 25 y 27, Vedado. Cuando te vas definitivo no estás en sitio alguno. No quieres quedarte pero no puedes regresar porque tampoco allá tienes sitio.
Ania Puig Chang, Roma y Berlín (Italia y Alemania).

6. El silencio

6. El silencio

Me ha marcado el silencio de mis vecinos y la obligación de ser silencioso. En Cuba yo era super musical y ruidoso. Ni los 31 de diciembre, ni los 24, aquí se siente ninguna bulla.
Alejandro García Martínez, Barcelona, España.
7. Nuevos universos

7. Nuevos universos

Sentí que entraba a un mundo paralelo, como a otra dimensión, en una película de los hermanos Wachowski. Todo era mucha luz y olores.
Oscar Andrés, Toronto, Canadá
8. Cambio de identidad

8. Cambio de identidad

Ajeno, todo me parecía irreal. Sentía que no era yo, sino un reflejo que me inventaba. Estaba acostumbrado a estar becado y lejos de casa y, en cierto punto, ser nómada me agrada.
Ernesto Miguel Cañellas, Torrejón de Ardoz, España.
9. Desamparo

9. Desamparo

Sentí mucho desamparo de mí mismo. Cuba es una carga pesada, no creo poder desprenderme de ella, tampoco quiero.
T.E, Las Vegas, Estados Unidos
10. Frío

10. Frío

Uno no sabe lo que es el invierno hasta que sale de Cuba. ¿Tips? Hacer el amor antes de dormir, y siempre que se tenga un chance. Comprar abrigo en los mercadillos chinos y Primark o en cualquier sitio barato.
Milena Hidalgo, Madrid, España.

Comments (1)

  • psicologos en torrejon de ardoz

    |

    Has dado en el clavo con este post , realmente creo que este blog tiene mucho que decir en estos temas . Volveré pronto a vuestra web para leer mucho más , gracias por esta información .

    Reply

Haz un comentario