“Falta de presupuesto” para la mejor gimnasta cubana


535 Vistas

La gimnasta Marcia Videaux, multimedallista en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla 2018, no asistirá al Mundial de su disciplina, en Doha, Qatar, porque las autoridades deportivas de la Isla no la incluyeron en el presupuesto destinado al evento. Las principales figuras masculinas de la disciplina, sin embargo, “serán enviadas” a la competencia.

Foto: Facebook de la gimnasta

La gimnasta artística Marcia Videaux se coronó como máxima acumuladora en Barranquilla 2018, y no conforme, consiguió otro metal dorado en la categoría de Manos libres. En total, la joven nacida en Manzanillo, Granma, terminaría la justa con cinco medallas (tres títulos y dos platas). Desde la cita deportiva de Ponce 1993, en Puerto Rico, ninguna gimnasta cubana conseguía el título centroamericano que obtuvo Marcia en la categoría all around.

A pesar del éxito rotundo de Videaux, hace pocos días la periodista Yisel Filiú Téllez alertó en varios espacios informativos de la TV cubana sobre la exclusión de la joven atleta del XLVIII Campeonato Mundial de Gimnasia Artística, en Doha, por “los recortes de presupuesto que sufre el máximo organismo deportivo cubano”.

A raíz de la repercusión de la noticia, la Comisión de Gimnasia Artística dio a conocer una nota de prensa donde expresó su “pesar” e “indignación” por “las valoraciones periodísticas y otras aparecidas en las redes sociales y foros de comentarios” acerca de la exclusión de Videaux del Mundial de Doha, a causa de “un supuesto recorte presupuestario”.

Aclara la Comisión que la gimnasta no representará a Cuba en el Mundial de Qatar porque su participación nunca estuvo prevista. La nota también informa que las principales figuras masculinas de la gimnasia artística del país, Manrique Larduet y Randy Lerú, sí estarán en Doha

“Esa decisión tiene como objetivo (…) evaluar los programas de competencia de ambos atletas al más alto nivel, con el fin de seguir construyendo la tan ansiada medalla olímpica que esperamos lograr en Tokio”, especifica la Comisión.

Marcia Videaux supera al santiaguero Randy Lerú en rendimiento deportivo. En Barranquilla 2018 la joven alcanzó cinco medallas y se coronó como máxima acumuladora, mientras que Lerú se mantuvo a la zaga de otro gimnasta cubano, Manrique Larduet.  

En realidad, la Comisión Nacional de Gimnasia nunca consideró la participación de Marcia Videaux en el Mundial de Doha, fuera cual fuera su papel en Barranquilla 2018. Pero no es la primera vez que la joven gimnasta se queda fuera. En 2014 tampoco asistió a los Juegos Olímpicos de la Juventud por razones ajenas a su voluntad.

“Tenía la ilusión de ir a los juegos. Era agosto y todavía estábamos entrenando, no tuvimos vacaciones, y al final dejamos de asistir al clasificatorio y perdimos la posibilidad de competir”, dijo entonces la granmense.

La falta de presupuesto del Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (Inder) para cubrir eventos deportivos o sesiones de fogueos a nivel mundial  ―aunque ese organismo estatal ingresa anualmente más de 85 millones de dólares (USD) a sus arcas―, ha sido noticia otras veces.

La exclusión de Marcia Videaux recuerda el caso de la ciclista Marlies Mejías, ausente del Campeonato Mundial de Ruta Bergen 2017 “por razones de presupuesto”, según Cubadebate.

Mejías habría conseguido medalla en esa alta competencia, si se tiene en cuenta su actuación en Barranquilla 2018. El periodista Raúl Rodríguez recuerda que fue excluida a última hora del Mundial: “La muchacha incluso fue hasta el aeropuerto, porque todo estaba planificado”.

Presupuesto vs. Competencia

En 2016, el vicepresidente económico del Inder, Arnaldo Batista, dijo al semanario estatal Trabajadores que durante el año anterior los ingresos se habían mantenido por encima de los 80 millones de dólares (USD). Las ganancias provenían, sobre todo, de la exportación de servicios a más de 60 países, en especial a Venezuela.

Sin embargo, la cifra que se destina para la preparación y asistencia a eventos internacionales resulta baja, según las propias declaraciones de Batista. Hace tres años el Inder reservó para ese fin 3,6 millones de pesos  (CUC) mientras que el béisbol recibió 1,6 millones solo para gastos de transportación y hospedaje en la Serie Nacional.

“Quisiéramos asistir a todos los eventos, con todos nuestros mejores gimnastas, pero económicamente es imposible”, aclara la Comisión Nacional de Gimnasia. Además, en la misma nota reconoce el “esfuerzo supremo” de “esta pequeña y bloqueada Isla, su pueblo y gobierno” para “para mantener en alto los resultados del deporte”.

Una de las primeras en comentar el caso en Facebook fue la villaclareña Arazay Jova Pérez, titular panamericana en la categoría de Caballo de Salto, en Winnipeg 1999.

“Para nada es nuevo esto… Yo lo viví en carne propia después de tanto esfuerzo… Conclusiones, no fui al Mundial… por recortes en el presupuesto y después vi cómo llevaron 100 invitados a los Juegos Olímpicos”, escribió la antigua integrante del Equipo Nacional de Gimnasia entre 1989 y 2000.

Muchos especialistas en deporte o simples opinadores han asegurado que se trata de “una mala noticia para el deporte cubano” o, al menos, “una contradicción”. Uno de los más osados fue el periodista del canal deportivo ESPN, Jorge Morejón, quien le sugirió a la joven seguir el camino de la gimnasta cubana Annia Portuondo.

Portuondo, una de las más brillantes gimnastas de su época, abandonó la Isla después de ser excluida de los Olímpicos de Atlanta 1996 y regresó a la escena deportiva representando a los Estados Unidos. La joven deportista de 26 años consiguió dos medallas de plata en las olimpiadas de 2004 en Atenas.

“No se fue justo con ella; tampoco se es justo ahora con Marcia”, denunció la popular comentarista deportiva Julita Osendi en su cuenta de Facebook.

La Escuela Cubana de Gimnasia lleva años reforzando el entrenamiento para recuperar su papel en la arena regional. La vida activa de los atletas termina muy temprano en esta disciplina, salvo contadas excepciones. Además, las deserciones de deportistas o entrenadores afectan el desarrollo de cualquier especialidad deportiva.

“Hemos perdido muy buenos preparadores que se han ido a otros países. Las condiciones de la Escuela de Gimnasia, pese a los cacareados esfuerzos de los que siempre habla el Instituto Nacional de Deporte y Recreación (Inder) sigue contando con los mismos aparatos de la década del 90”, reconoció Manrique Larduet, la principal estrella masculina de la gimnasia, en una entrevista publicada por la revista deportiva Play Off, en octubre de 2017.

La gimnasta antes del salto en Barranquilla 2018 (Foto: captura de la transmisión oficial)

La gimnasia, como sabe cualquier conocedor de esta disciplina, es un deporte que depende de la apreciación. Por eso los atletas necesitan foguearse y “dejarse ver” a nivel internacional.

Así lo asume Larduet en la entrevista: “competir afuera, contra los mejores del mundo y ante los jueces que normalmente son convocados a los grandes eventos, te da aval. Además, está el tema de la familiarización con los aparatos que se usan en esos certámenes, que no son los mismos que tenemos en la Escuela Nacional de Gimnasia”.

A causa de la frustrada participación en competiciones extranjeras, el santiaguero de 22 años quiso dejar la disciplina que le había permitido, hasta entonces, establecerse como finalista en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“No es nada gratificante, porque un deportista se prepara para eso [para competir]. Y si tanto sacrificio no tiene al menos la recompensa de participar en una competencia, uno llega a preguntarse si realmente vale la pena”.

Gracias a la distribución del presupuesto del Inder, Manrique Larduet y Randy Lerú, uno y dos en el ranking nacional de la gimnasia artística masculina, competirán en Qatar este año. Marcia Videaux, la mejor gimnasta femenina de Cuba y Centroamérica en la actualidad, se quedará en casa.

Tags:

Mayli Estevez

Mayli Estevez

Nació en 1986, el año en que Maradona levantaba en el Estadio Azteca la Copa Mundial de Fútbol para Argentina y cuando por última vez se avistaba en la órbita de la Tierra el cometa Halley. No sé si me suceda como a Mark Twain, pero el 2061es un buen año para morir,  solo por imitarlo. Periodista titulada, deportista frustrada. La opción que me quedó fue hacer el coctel de periodista deportiva.

Comments (1)

Haz un comentario