¿Por qué discutir sobre el Derecho animal en Cuba?


5 motivos para darle Derecho a los animales

En las redes sociales mucha gente está proponiendo incluir en la nueva Constitución de Cuba un marco para la  protección animal. 

El 21 de julio, el Parlamento cubano aprobó el anteproyecto de reforma constitucional que se someterá a referéndum desde el 13 de agosto -fecha en que nació Fidel Castro- hasta noviembre.

Aunque el documento no ha sido difundido públicamente en su totalidad, resaltan algunos elementos como la supresión del concepto heteronormativo de que el matrimonio es entre hombre y mujer; el reconocimiento a la propiedad privada; y la creación de nuevas figuras políticas como gobernadores y primer ministro. Sin embargo, durante las discusiones entre diputados, nunca se hizo alusión a una ley que proteja a los animales. ¿Por qué se hace tan necesario en el país la existencia de un instrumento así?

1- Hay muchos casos de envenenamiento sin sanción

Foto: Facebook Violeta Rodríguez Chaviano

La activista Violeta Rodríguez Chaviano denunció hace una semana en Facebook que 21 gatos fueron envenenados en los alrededores del Hospital Hermanos Ameijeiras, de La Habana.

“A ver si la “nueva” Constitución de la República va a incluir cláusulas que castiguen el maltrato a los animales!!! Cuanta bestialidad!!!”, escribió.

Por otro lado, el medio Cibercuba también informó sobre envenenamiento de animales en Holguín hace menos de un mes.

El sitio Guardabosques en Cuba recogió testimonios de vecinos que denunciaron una oleada de envenenamiento a perros y gatos por parte de las autoridades.

2- Los derechos de los animales son reconocidos en el mundo

Foto: www.guardabosques.org

El 15 de octubre de 1978 se proclama en París la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, para crear conciencia en la sociedad acerca del cuidado y el respeto hacia los animales. Esto no parece interesar a los legisladores de la isla.

El artículo 12 resalta que “Todos los actos humanos que supongan la muerte de muchos ejemplares se considerará un genocidio, un crimen en contra de la especie. Incluyendo la destrucción del hábitat natural o la contaminación”.

En principio, todos aquellos países que se consideran estados miembros de la UNESCO y de la ONU deberían cumplir con la Declaración Universal de los Derechos de los Animales.

3- La cría de animales se ha vuelto negocio

 

Una investigación del medio Cibercuba reveló que en Revolico -un sitio cubano de compra y venta- también se ofertan mascotas.

Destacan entre las más caras, el Pastor de Brie (1000 dólares); el Bulldog inglés (800 dólares); el San Bernardo (600 dólares); y el Pastor alemán (500 dólares).

Tremenda Nota también registró venta de mascotas en otra página web llamada bachecubano.com . En este sitio venden mayormente cachorros de pitbull, chihuahua y boxer.

4- Las lidias o peleas de gallos y perros

Foto: Yariel Valdés.

La lidia o pelea de gallos es una realidad en Cuba. Además, es legal y las apuestas del juego están reguladas por Flora y Fauna: una entidad que, paradójicamente, fue creada para la protección de los animales. Algo similar sucede con las peleas de galgos. En Tremenda Nota ya hablamos de eso: aquí.

5- Hay organizaciones piden que esta ley se incluya en la reforma constitucional

Foto: Facebook CEDA

El movimiento Cubanos en Defensa de los Animales (CEDA) inició una campaña desde el pasado 24 de julio junto a Protección de Animales de la Ciudad (PAC) y CubavsMaltrato.

“Has sentir tu voz de Agosto a Noviembre demandando que la nueva Constitución incluya explícitamente un artículo reconociendo que “el Estado Cubano protege los animales y garantiza si trato ético y humano”. Este es el camino para una lograr una Ley de Protección Animal”, reza el comunicado en Facebook.

Tags:

Karla Perez

Karla Perez

Se tuvo que ir de Cuba sin querer en 2017. Vive ahora en Costa Rica y es periodista de un diario digital llamado El Mundo. Le obsesiona Hannibal Lecter cuando pide 'quid pro quo' a Clarice. Lleva las redes de TN y a veces, escribe cosas serias.

Haz un comentario