Cuba es mujer


5 Vistas

Cuba es un país con forma de caimán, pero con aliento femenino: Yariel Valdés retrata a las mujeres cubanas de a pie.

Cuba, desde su nombre, tuvo origen de mujer. Los españoles la habían bautizado “Juana” y, terminó siendo Cuba, como la llamaban los pocos aborígenes que la poblaron. A lo largo de su historia, muchas mujeres la colmaron de glorias, e hicieron que su país fuera pionero o renombrado en disímiles contextos. En Cuba, hay más mujeres que hombres. No es un dato frío, significa que esa pasión, ese coraje con el que protagonizan cada gesto, es mayoría, colma el espacio de una isla, a la cual no le sobra ninguno de esos valores. Las mujeres cubanas son mayúsculas, luchadoras del diario y conquistadoras de su propio éxito en un contexto machista. Va mi homenaje a las mujeres cubanas a través de estos retratos.

Yariel Valdés.

Las mujeres cubanas siguen aportando el principal sustento en más de la mitad de los hogares cubanos (Yariel Valdes González)
El nombre terminó siendo Cuba, como la llamaban los pocos aborígenes que la poblaron. Una palabra de género femenino. (Yariel Valdes Gonzalez)
Las mujeres cubanas tienen una licencia seis meses por maternidad con goce de sueldo (Yariel Valdes Gonzalez)
Cuba tuvo origen de mujer. Los españoles habían bautizado “Juana”  a la isla  (Foto: Yariel Valdes Gonzalez)
A algunas mujeres que se salen de lo heteronormativo las discriminan, como a Liuba. (Foto: Yariel Valdes González)
En Cuba, hay más mujeres que hombres. Difícil entender los contextos machistas entonces. (Yariel Valdes Gonzalez)
Las mujeres cubanas son mayúsculas, luchadoras del diario y conquistadoras de su propio destino. (Yariel Valdes Gonzalez)
A lo largo de su historia, muchas mujeres cubanas se colmaron de gloria, e hicieron que su país fuera pionero o renombrado en disímiles contextos, en el arte muchísimo (Foto: Yariel Valdes)

Tags:

Yariel Valdés

Yariel Valdés

Nació en 1990, cuando un largo período de escasez se apoderaba de Cuba. La fotografía lo descubrió cuando se hacía periodista, unos años atrás. A cada instante hace fotos con su mente, como una Nikon humana. "Congelar" ese segundo que no volverá, es una de sus pasiones. Eso lo ha llevado a conocer historias increíbles. Fanático de Adele y del vino blanco, sueña algún día viajar por el mundo con su cámara al hombro.

Haz un comentario