Lejos de la capital

En este número, Tremenda Nota se aleja de La Habana y del resto de las urbes cubanas. Se sube a una carreta, se pone un sombrero que protege de los rayos inclementes del sol, se viste con un traje campesino y atraviesa las guardarrayas.

Leer más